Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

Familias de Tudela sin plaza en Jesuitas insisten en pedir una nueva línea

Dicen que la resolución del Defensor del Pueblo confirma que la petición está reconocida por la ley y la jurisprudencia

Familias que piden una línea más en Jesuitas, en una concentración ante el Ayuntamiento
Familias que piden una línea más en Jesuitas, en una concentración ante el AyuntamientoBlanca Aldanondo
  • Diario de Navarra
Publicado el 14/09/2021 a las 08:41
El colectivo de padres y madres de alumnos que se han quedado sin plaza en 1º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en el Colegio San Francisco Javier (Jesuitas) de Tudela solicita a Educación que, antes del próximo 20 de septiembre, aumente la ratio de las unidades educativas en el citado centro “para las familias que así lo deseen (el colectivo agrupa a 27 familias), y así evitar un posible procedimiento judicial”. Como se recordará, Educación denegó la petición de abrir una nueva línea en el centro concertado de Jesuitas y optó por hacerlo en los dos institutos de Educación Secundaria públicos existentes en la ciudad (IES Benjamín e IES Valle del Ebro).
Este grupo de afectados basa esta nueva petición de habilitación de plazas en Jesuitas Tudela tras la reciente resolución del Defensor del Pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz que, según estos padres, confirma que su petición está reconocida por la ley y la jurisprudencia.
En la citada resolución se apunta que Educación debe justificar el motivo por el cual no ha abierto la línea solicitada “mediante razones concretas, explícitas y suficientemente motivadas y acreditadas, sin que baste acudir a denegarlo a fórmulas estereotipadas o juicios de valor carentes de todo sustento”.
Además, el Defensor señala que, en caso de que el propio colegio hubiera solicitado la ampliación de unidades -algo que hizo-, “analice la solicitud y resuelva expresa y motivadamente” el tema, y si no existiese motivo jurídico válido para denegarla “proceda a la admisión del alumnado que lo haya solicitado en la nueva línea que se abra, conforme al baremo establecido”.
Como recuerdan las propias familias afectadas por esta situación, las resoluciones del Defensor del Pueblo no son de obligado cumplimiento, “pero nos confirma que nuestra petición está reconocida por la legislación y la jurisprudencia”.
Lo que dice el Defensor
En su resolución, el Defensor del Pueblo apunta que la libertad de elección de centro “no es ilimitada”, ya que puede verse condicionada por razones pedagógicas, educativas, de ratios por aula, etc. Pero, al mismo tiempo, citando una sentencia del Tribunal Supremo, indica que el sistema educativo se basa en dos pilares: los centros públicos y los concertados sin otorgar a los segundos “un carácter secundario o accesorio respecto a los públicos para llegar únicamente donde no lleguen estos últimos, es decir, para suplir las carencias de la enseñanza pública”.
El Defensor señala que esta misma sentencia añade que la solución contraria podría hacer que la Administración educativa incrementara las plazas en los centros públicos “y, correlativamente, suprimiera unidades en los privados-concertados, a pesar de que la demanda de los mismos se mantenga o incremente, y se cumpla la ratio profesor/alumno haciendo desaparecer esa necesidad de escolarización y, por dicha vía, derogar el sistema de conciertos previsto en la ley”. Algo que, como explica el Supremo, “distorsiona y vulnera el sistema que traza la Ley Orgánica de Educación”.
De hecho, el Supremo añade que estas decisiones no corresponden a la Administración educativa, sino al legislador mediante la modificación de la ley.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones