Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sucesos

Detenido en Tudela 46 días después de abandonar un cadáver en Valladolid

46 días después de abandonar un cadáver en una pensión de Valladolid, la Policía Nacional arrestó al sospechoso y a su cómplice en Tudela

Pensión de la calle Montero Calvo, en Valladolid, donde fue hallado el cuerpo de la víctima.
Pensión de la calle Montero Calvo, en Valladolid, donde fue hallado el cuerpo de la víctima.
El Norte de Castilla
Actualizada 09/05/2021 a las 06:00

46 días antes de su arresto en la trasera de la plaza del Padre Lasa de Tudela, J.A.S., de 45 años, huyó de una pensión en Valladolid, dejando muerta sobre la cama, apenas cubierta con un edredón, a una mujer de 41 años con la que mantenía una relación sentimental. Aunque inicialmente se barajó la posibilidad en los medios vallisoletanos de una muerte por causa natural, y así se publicó en varios de ellos, los investigadores sostienen que la hipótesis principal que les guió desde el hallazgo del cadáver fue el de una muerte violenta. La ausencia repentina del sospechoso, las excusas que proporcionó a la responsable del establecimiento (señaló que su pareja estaba con fiebre, en la cama, y por eso siempre lo veía a él solo) y los indicios de muerte por asfixia que reveló la autopsia motivaron la organización de un dispositivo liderado por la Policía Nacional de Valladolid que condujo finalmente al seguimiento del sospechoso y la mujer que lo acompañaba, su nueva pareja, a su paso por Vitoria, Pamplona o Tudela, donde finalmente se llevó a cabo su detención. La mujer, que se encuentra embarazada, fue arrestada también, acusada de encubrimiento por la policía.

SIN 'ANIMO DE OCULTARSE

En concreto, en la capital ribera la pareja pasó 6 días, entre el 16 y el 22 de abril, en un periodo en el que fuentes policiales indican que llevaron una vida “normal” para este tipo de perfiles errantes, que viven en muchos periodos vitales de los distintos recursos sociales que les ofrecen alojamiento o manutención. “No proporcionaron identidades falsas ni tampoco se les detectaron medidas de seguridad o vigilancia. Tampoco ocasionaron el menor problema de seguridad ciudadana en su estancia en Navarra”, señalan en la Policía Nacional.

Al inicio de la investigación, tras abandonar Valladolid, el hombre sí se deshizo de su teléfono móvil, pero posteriormente, a ojos de los agentes que lo tenían vigilados, no llevó a cabo ningún movimiento extraño. La Policía Nacional de la Comunidad foral se enganchó a su seguimiento cuando la pareja llegó a Pamplona. “La investigación se ha llevado en Valladolid, el objetivo aquí era tenerlos vigilados”. Inicialmente parece que la intención del hombre y de la mujer era la de haber permanecido algún día más en la capital navarra, pero el covid también se interpuso en este camino y entidades sociales de Pamplona les gestionan trasladarse hasta Tudela, donde pasaron algunas noches en el albergue para transeúntes de la capital ribera y básicamente viven de la caridad y de los recursos y comedores sociales que funcionan para personas sin ingresos.

En Tudela pasaron 6 días, y aunque durante su estancia hicieron un amago de continuar periplo con destino a Madrid, finalmente permanecieron en Navarra. Su etapa de paso por la Comunidad foral iba a concluir cuando se llevó a cabo la detención. “Estaban haciendo tiempo para los papeleos de un billete que iban a darles hacia Logroño”.

VIOLENCIA MACHISTA

La muerte violenta se está investigando como un crimen machista. El Juzgado de Instrucción 5 de Valladolid, se hizo inicialmente cargo de las actuaciones y decretó el secreto de las mismas. Sin embargo, posteriormente, se inhibió en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Valladolid que mantuvo el secreto sobre la causa, una vez confirmada la relación sentimental entre la fallecida y el investigado.

La pareja se registró en la pensión el 28 de enero. El hombre huyó el 4 de febrero y la responsable del establecimiento declaró que, tras llamar varias veces a la puerta y no obtener respuesta, entró a la habitación y descubrió el cuerpo el 21. La muerta llevaba 17 días allí, bajo una manta. El arrestado ya ha ingresado en prisión.

Te puede interesar

Te puede interesar

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE