x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
TRADICIONES

Cabanillas: un Judas sin ajusticiar

La crisis del coronavirus también ha motivado la suspensión de los eventos de Semana Santa promovidos por la asociación El Paso en Cabanillas, incluido el que más público del municipio y foráneo atrae, como es el del ajusticiamiento de Judas

LA HUIDA DE JUDAS Un momento del acto de la captura y ajusticiamiento de Judas celebrado el domingo de Resurrección de 2019.

LA HUIDA DE JUDAS Un momento del acto de la captura y ajusticiamiento de Judas celebrado el domingo de Resurrección de 2019.

ARCHIVO
05/04/2020 a las 06:00
A+ A-

Otra de las localidades de la Ribera en la que también el 12 de abril, domingo de Resurrección, será completamente distinto este año es Cabanillas. Su popular Judas no se introducirá en las casas de la plaza del Ayuntamiento ni saltará de sus balcones para intentar, sin éxito, huir y no ser capturado por los romanos. La crisis del coronavirus también ha motivado la suspensión de los eventos de Semana Santa promovidos por la asociación El Paso, incluido el que más público del municipio y foráneo atrae, como es el del ajusticiamiento de Judas, con el que culminan estos actos que tienen su origen en el siglo XIX y que, como indican sus promotores, solo se dejaron de celebrar de 1974 a 1976.

“Estaba ya todo preparado y encargado, y se estaban realizando los últimos ensayos”, señala Marco Lorente, uno de los organizadores. “Da mucha tristeza, pero esto es así debido a las circunstancias en las que estamos”, señala.

PARÓN TRAS DOS AÑOS

Tras dos años consecutivos representando el papel de Judas, el joven cabanillero Pablo Alonso Paz, de 22 años, ha visto ahora cómo un virus le va a impedir protagonizar por tercera vez en 2020 “esta tradición muy antigua”. Se muestra resignado por ello. “No poder hacer el acto supone, por una parte, decepción, porque tienes ilusión y llevas unos meses de trabajo y ensayos, y al final todo se va al traste. Pero, por otra parte, una crisis como esta del coronavirus, en la que está muriendo tanta gente, no la habíamos vivido nunca y hay que acatar las medidas de suspender eventos de masificación y quedarse en casa. No se puede hacer otra cosa, es lo que toca”, reconoce.

Pablo Alonso, que además del papel de Judas también interpreta al de corneta de la guardia de los romanos, no duda al afirmar que el acto de la captura y ajusticiamiento de Judas “es el más emblemático de la Semana Santa de Cabanillas, y el que más se conoce de la localidad desde fuera”.

Reconoce que, desde pequeño, tenía ganas de hacer este papel porque le llamaba la atención “y es una tradición de tantos años que esperemos que no se pierda, ya que cada vez se hace más difícil encontrar gente joven que quiera entrar al grupo de romanos”.

BUSCAR OTRA FECHA

Por lo que se refiere a si está dispuesto a volver a hacer de Judas en 2021, responde con rotundidad: “sí, sin ningún problema, encantado. No tengo la intención de dejarlo”. No obstante, reconoce que entre los jóvenes que representan a los romanos han hablado porque les gustaría “hacerlo este año una vez que se pase el confinamiento”. En este sentido dice que su intención es hablar con la asociación El Paso “de cara a proponer al Ayuntamiento que se contemple el aplazamiento en vez de la suspensión, y cuando se normalice toda esta situación ver qué fechas se podrían disponer para poder hacerlo”. Y es que, considera que “al final, este acto es la gracia de la Semana Santa en el pueblo”.

Por lo que se refiere al papel de Judas, dice que interpretarlo requiere “ser un poco ágil para poder saltar de un balcón a otro de la plaza”. “Para mantener la forma física de cara a protagonizar el acto, en los tres meses que ensayamos me voy a correr dos o tres veces a la semana unos 4 o 5 kilómetros. No soy de ir a un gimnasio porque con el trabajo físico que hago en el campo no me hace falta”, afirma Pablo Alonso, que trabaja en una empresa de injertos “y luego con mi padre en el campo y en la granja”.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra