Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Todos los Santos

Visitas al cementerio de Estella escalonadas y sin aglomeraciones

La afluencia se repartió desde el viernes, pero fue ayer y el domingo cuando hubo mayor flujo

El cementerio de Estella recibió visitas durante todo el puente festivo
El cementerio de Estella recibió visitas durante todo el puente festivoSusana Esparza
Publicado el 02/11/2021 a las 06:00
Las visitas al cementerio de Estella se incrementaron durante todo el fin de semana. Desde el viernes pasado, 29 de octubre, el camino al camposanto ha sido un continuo ir y venir de personas que se han desplazado hasta allí para visitar a sus seres queridos o para llevar a cabo las tareas de limpieza y depositar centros y ramos de flores. Al caer la fiesta de Todos los Santos en lunes, la afluencia de vecinos se repartió a lo largo del puente, pero fue entre el domingo y ayer cuando se concentró el mayor número de visitantes, según informaron desde Policía Municipal.
La ampliación del horario de apertura del recinto a nueve horas desde el viernes, en concreto, de nueve de la mañana a seis de la tarde, propició que la afluencia al cementerio de la cabeza de Merindad fuera escalonada y sin apenas aglomeraciones durante las tres jornadas. También la ausencia de ceremonias religiosas, que atraían a un buen número de fieles hasta el cementerio durante su celebración.
El tiempo acompañó en la festividad de Todos los Santos en Estella con el termómetro rozando los quince grados entorno al mediodía. Lució incluso el sol, que dio tregua a un fin de semana de lluvia en toda la comarca e iluminó una panorámica del camposanto, ayer, lleno de color.
MARGARITAS Y CRISANTEMOS
Pocas eran las sepulturas sin flores, solo las abandonadas. La mayor parte, con centros de margaritas y crisantemos. También tenían sus ramos florales los panteones de carácter más público, como el de los fallecidos en la Guerra Civil, el mausoleo de los carlistas y la capilla de personajes ilustres de Estella.
Los servicios funerarios han incrementado su actividad en los últimos días. Ayer, empleados de los grupos Izarra e Irache realizaban distintas labores en el camposanto de Estella. “Además del tanatorio y de los velatorios nos encargamos de otros trabajos de mantenimiento, no solo durante estos días, también durante el resto del año”, explicó Nahia Zudaire Arbeloa, de Tanatorio Izarra. “Hemos dejados flores en cada una de las lápidas de las personas que hemos despedido este año, como muestra de nuestro afecto a las familias”.
El año pasado, en plena pandemia del coronavirus, las visitas a los cementerios fueron restringidas. “Ahora se empieza a notar ya una vuelta a la normalidad”, indicó Zudaire. El cementerio de Estella abrirá y cerrará sus puertas hasta el domingo 7 de noviembre a la misma hora que lo hizo ayer (de 9 a 18 horas).

Tráfico fluido y controlado por Policía Municipal

La afluencia de personas al cementerio de Estella se tradujo también en un mayor tráfico de vehículos en la carretera de la antigua N-111 para acceder al aparcamiento habilitado en el barrio de La Merced durante el fin de semana. Por turnos, agentes de Policía Municipal regularon la circulación en la zona durante las horas de mayor flujo de visitas, especialmente entre las 11.30 y 14 horas, y controlaron el acceso al aparcamiento habilitado en el solar donde se ubicaba la fábrica de Agni. Para este propósito, el sábado y el domingo, contaron con el apoyo del personal que participa en el programa de Empleo Social Protegido, al igual que ocurrió el año pasado.
Las cerca de 200 plazas del aparcamiento provisional no se llenaron ayer. El acceso en vehículo hasta el cementerio, encaramado en un pequeño altozano, estuvo permitido exclusivamente para aquellas personas con movilidad reducida y dificultades para llegar a pie. “La gente ya sabe que el tramo hasta el cementerio está cortado estos días para el tráfico rodado y muchos deciden venir andando desde el centro de la ciudad”, indicaron los agentes.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones