Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cruz Roja

Jorge Sola: “¿Por qué me haces esto volcán, si yo no te he hecho nada?”

Durante siete días, el lodosano Jorge Sola Martín ha colaborado, como voluntario de Cruz Roja, en el acuartelamiento de El Fuerte en tareas de apoyo humanitario a la población

Ampliar Jorge Sola en el puesto de mando de La Palma. Al fondo a la izquierda, el volcán
Jorge Sola en el puesto de mando de La Palma. Al fondo a la izquierda, el volcánGENER
Publicado el 31/10/2021 a las 06:00
El lodosano Javier Sola Martín ha estado una semana-entre el 15 y el 23 de este mes- en La Palma, donde se ha incorporado al dispositivo de emergencia desatado por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. Desde 2009, Sola es voluntario de la asamblea de Cruz Roja en Lodosa, donde ha desempeñado diferentes cargos. En la actualidad, es el jefe de equipo del grupo de ERIE (equipos de respuesta inmediata en emergencias), en calidad del cual se ha trasladado a La Palma. Esta misma semana, otros dos voluntarios navarros, Pablo San Julián Rodríguez y Diego Calavia Gil, han viajado hasta la “isla bonita” para apoyar a la población damnificada.
¿Que le motivó para acudir a La Palma?
Cruz Roja lanzó, a nivel nacional, la solicitud de acudir en apoyo a los equipos que están al pie del volcán. No lo dudé. Tenía 12 días de vacaciones y decidí incorporarme, tras advertir del viaje en el trabajo. El mayor número de voluntarios son de la propia Palma y del resto de las islas. Nuestra misión es dar apoyo a esos voluntarios y colaborar con ellos. Pero, en ningún momento, se trata de sustituirles. Hay un continuo ir y venir de voluntarios del resto de las islas y de diferentes puntos de España.
¿Dónde estuvo destinado?
En el acuartelamiento de El Fuerte, un antiguo cuartel militar con capacidad hasta para 1.000 personas que, durante los días de inicio de la erupción, se convirtió en el primer lugar donde llevar a los evacuados de Cumbre Vieja. Cuando estuve allí, ya no había ningún palmero alojado en las instalaciones. A pesar de que se han desplazado a más de 7.000 personas por el volcán, la mayoría están viviendo en casas de amigos, de algún familiar o de personas que, simplemente, les han acogido en sus hogares. Es una gente muy solidaria, muy cercana. No sé si, en cualquier otro punto de España, la solidaridad de la gente hubiese sido la misma. Las personas que se han quedado sin nada y no tienen a nadie o no han encontrado otra solución están alojadas en el hotel Princess de Fuencaliente
¿En qué consistió su trabajo?
Como jefe de equipo , mi tarea era la de convertir el acuartelamiento en albergue provisional en el caso de que se produjese una evacuación masiva o que las plazas de hotel no fuesen suficiente. También nos encargamos de la logística. Se trata de un área muy amplia y complicada porque hay carreteras cortadas por la lava que han dificultado mucho las comunicaciones con desplazamiento muy largos. Nos encargábamos de acompañar a voluntarios al ferry o al avión, recogiéndoles o llevándoles a su destino. Además, acompañamos a los desplazados a hacerse PCR y afiliarlas otra vez. Se trata de un operativo que tiene miras en intervenciones a corto, medio y largo plazo para apoyar y asistir a las personas damnificadas.
¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de estos días?
Como miembro de Cruz Roja, el compañerismo que existe entre todos nosotros. Llegas allí sin conocer a nadie y te sientes acogido, como si los conocieses de toda la vida. Mi equipo se componía de cinco personas: un responsable, que era de Tenerife, dos compañeros de Extremadura, otro de Málaga y yo. Creo que los lazos de amistad serán para siempre.
¿Y la gente, los palmeros?
Lo que más me impactó fueron sus historias. En general te las cuentan ellos mismos y lo más duro son los mayores. Personas que han perdido sus pertenencias y también toda su vida. Una compañera de psicosocial me contó que, una de las personas con las que intentó entablar conversación para ver cómo se sentía o qué necesitaba, no pudo hablar con ella. Estaba como en trance y solo hablaba con el volcán. Le preguntaba por qué le estaba haciendo esto, si él nunca le había hecho nada. Que le había quitado todo y que parase. En general, lo que más les preocupa es que nos olvidemos de ellos.
¿En algún momento ha pasado miedo?
No, porque existe mucha seguridad. y la isla es preciosa, muy verde. El ruido del volcán si es constante, como una tormenta que no para. Pero, dentro de la situación tan difícil no deja de ser un espectáculo. Los palmeros están dolidos, pero hay que entender que los turistas lo quieran ver en primera persona.

DNI

​Nombre: Jorge Sola Martín.

Edad: 35 años.

Localidad natal: Lodosa.

Trabajo: Es operario en la papelera de Allo.

Cruz Roja: empezó como voluntario en 2009. Desde entonces, ha desempeñado varios cargos en la asamblea lodosana. En la actualidad, es el jefe de equipo del grupo de ERIE (equipos de respuesta inmediata en emergencias)

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE