Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Teatro

El aula de teatro Miguel Munárriz cierra su primer verano en Estella

La Nave Producciones reúne en su iniciativa a trece alumnos, dos de ellos como oyentes

Los participantes en el aula de teatro, durante un descanso en el patio de la casa de cultura. Se quitaron la mascarilla para la foto
Los participantes en el aula de teatro, durante un descanso en el patio de la casa de cultura. Se quitaron la mascarilla para la fotoMONTXO A.G.
Actualizado el 31/07/2021 a las 21:35
La propuesta que La Nave Producciones daba a conocer casi dos meses atrás, con sus promotores ilusionados en la casa de cultura de Estella, se despidió ayer en el mismo lugar donde ese día de principios de junio se presentó la idea. Raúl Urriza y Marta Juániz contaban entonces su proyecto. El primer aula de teatro Miguel Munárriz. Una formación para actores profesionales inspirada en la figura del actor y director fallecido en 2019 que el Ayuntamiento acogió con el mismo entusiasmo para incorporarla a la oferta cultural del verano en la ciudad.
En este escenario privilegiado que permite un café en la misma ruta jacobea cuando llega el momento del descanso en sesiones que abarcan toda la mañana, trece alumnos -de los que dos asisten como oyentes porque no son profesionales- han participado durante la última semana de julio en un taller sobre Shakespeare impartido por el actor Israel Elejalde con el título El amor como un campo de batalla. El aula comenzó el lunes 26 con un segundo contenido, una ponencia en la misma casa de cultura Fray Diego que reunió por la tarde a referentes en el teatro navarro con el cometido de radiografiarlo.
Desde La Nave, Marta Juániz y Raúl Urriza compartían en las últimas horas del taller la satisfacción por la respuesta obtenida y por haber contado con ese padrino de excepción que es Israel Elejalde. “La verdad es que estamos muy contentos.Por la presencia de alumnos que han venido de sitios diferentes, desde Logroño, Madrid, Cantabria, Pamplona y la propia Estella. También por el nivel del profesor, una institución dentro del teatro clásico. Lo hemos hecho con la intención de crear algo nuevo y ahora hay que tirar para adelante. Trabajar duro para seguir en este lugar fantástico y privilegiado”, subrayaban los impulsores de la idea.
De la intención de hacer del aula una presencia permanente en la ciudad ya hablaron en el momento en que la presentaron. Una continuidad compartida entonces por el concejal de Cultura, Regino Etxabe, que por el momento acaba de despedirse de su primer verano.
PROFESIONALES Y OYENTES
Esa convivencia entre profesionales y oyentes dejaba el viernes, penúltima mañana en la casa de cultura, distintos testimonios. Uno de ellos, el de Daniel Amatriain Miranda, músico riojano afincado en Pamplona.“La verdad es que sigo de cerca el panorama teatral navarro y he visto actuar en muchos montajes a Miguel Munárriz y Marta Juániz. A los dos les he seguido durante años, también a Israel Elejalde. Así que, aunque yo soy músico y hago teatro de manera amateur, me animé a venir”, relataba
Como compañera en ese reducido grupo de oyentes, ha estado también la estellesa Lupe Elizaga Otamendi. “Estoy haciendo el primer curso en la Escuela Navarra de Teatro, algo que me gusta mucho y en lo que quiero seguir formándome. Cuando vi que salía este curso, en Estella y con un nivel muy alto, me inscribí porque fue una ocasión de continuar con algo que me apasiona y en lo que ahora me estoy introduciendo. Mientras tenga la posibilidad, mi idea es seguir formándome y ocupar mi tiempo en algo que me encanta”, apuntó Lupe Elizaga, con un deseo compartido con sus compañeros. Que esta nueva experiencia sea la primera de muchas más.
Otro estellés, Xabier López Askasibar, ha tomado parte también en la primera edición del aula. En su caso, como alumno porque el sí tiene en la escena su profesión. Docente en una escuela de teatro de Bilbao, trabaja sobre todo la escritura aunque ha sido igualmente actor durante años. El viernes, en ese mismo paréntesis del mediodía, se refería a su relación con Miguel Munárriz y Marta Juániz. “Conocí su iniciativa, me unía amistad con ellos y el hecho de que se hiciera algo en homenaje a Miguel fue importante para mí. También contar con alguien de tanto nivel como Israel Elejalde. Se hacía, además, en Estella, así que decidí apuntarme pese al cansancio del curso”.
Ayer, con el último día de julio, el taller de Shakespeare se despidió de Estella y de una casa de cultura que cierra ahora sus puertas hasta el 16 de agosto. Atrás queda una semana de trabajo en torno a tres textos del autor -Ricardo III, Medida por medida y Hamlet- con un aprendizaje por parejas o mediante monólogos de las tres obras elegidas.
volver arriba

Activar Notificaciones