Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Covid

Preocupación por los contagios en un día de contrastes en Estella

Un viernes sin fiestas en el que pasó de largo el momento del cohete pero sí se vio en las calles el blanco y rojo

Actualizado el 30/07/2021 a las 22:43
Segundo año sin Viernes de Gigantes, con una hora del cohete que pasó de largo y el contraste de cuadrillas de jóvenes que optaron por vestirse de blanco y rojo en las calles de una Estella sin fiestas patronales. Hubo ambiente en las terrazas y reservas para comer en la que hubiera sido la primera jornada de esa semana suspendida. Por encima, planeó la preocupación por el aumento de los contagios, con 20 casos diagnosticados de covid la víspera. Por eso, se sucedieron los llamamientos a la cautela como ya había ocurrido en las jornadas anteriores.
Desde el Ayuntamiento hasta el centro de salud o los propios colectivos ligados a estas fechas se insistió en el mismo mensaje mediante comunicados o a través de las redes sociales. “Precaución y recordad que este año no hay fiestas”, pidió la comparsa. A la misma prudencia llamó también el Izarra, como lo hicieron los grupos políticos o los propios establecimientos de hostelería en una localidad que vivirá hasta el 9 de agosto un “apagón de actos”, sin programación de ningún tipo.
El día anterior por la tarde, el centro de salud de Estella había trasladado a la ciudad un comunicado con las reflexiones de sus trabajadores. Advertían que nunca hasta ahora la pandemia había golpeado tan fuerte a Estella. “Estamos teniendo en las últimas semanas una transmisión comunitaria del virus muy elevada. Hemos superado los 1.500 casos de incidencia a las dos semanas y los 1.000 a la semana y tenemos en estos momentos más de 150 personas con infección activa y seis personas ingresadas en hospital”, indicaban, para recordar que el año pasado en las mismas fechas se partió de una incidencia muy baja y se notó el golpe a mediados de agosto.
Aunque sin ánimo de ser alarmistas, los profesionales de Atención Primaria sí se muestran muy preocupados y advierten que se puede llegar a “situaciones de extrema gravedad” en las próximas semanas si no se es prudente y se respetan las medidas de protección ante el virus. Recuerdan, además, que son momentos con “el personal sanitario reducido por las vacaciones y con muchas dificultades para encontrar sustituciones”.
UNAS FOTOS Y NADA MÁS
Con este contexto, se pidió que este 30 de julio fuera un día más. Una mañana más para empezar. Y así transcurrió la de ayer en Estella, más tranquila que una víspera en la que el jueves de mercado había llenado el centro, generado colas en los accesos y convertido en misión imposible encontrar un estacionamiento en las horas centrales del día, como constataba Policía Municipal. El viernes fue otra cosa. Se pudo aparcar incluso en la ZEL, la Zona de Estacionamiento Limitado que sigue activa los próximos días, tanto por la mañana como a media tarde.
A mediodía, eran personas que hacían sus compras las que transitaban por la calle con las terrazas aún a medio gas. Muy pocos, un puñado de adultos empujados por la nostalgia, se acercaron a las puertas de la casa consistorial a las 12 del mediodía para mirar hacia el reloj, lanzar algún viva espontáneo a los patrones, San Andrés y la Virgen del Puy, e inmortalizar el momento con sus móviles.
Las terrazas se animaron a la hora de comer para dar paso a una tarde que desplazó a los jóvenes al Casco Viejo y discurrió sin incidentes destacados. Tampoco se registraron en la noche de la víspera, ya con el toque de queda activado en Estella. Y en esos mismos contrastes de lo que hubiera sido un Viernes de Gigantes jugó también un papel el comercio. Desde la Asociación de Comerciantes se explicaba que no habrá estos días una pauta establecida porque depende de las circunstancias personales de cada establecimiento y de los sectores. También entre quienes sí abran variarán los horarios respecto a otros momentos del verano. En la web de la asociación, se facilita el listado de parte de los que sí permanecerán abiertos. Un recorrido por la tarde ya lo reflejó así. Funcionamiento como cualquier otro día en algunos y cerradas las puertas en otros porque la semana festiva ha sido tradicionalmente para los comerciantes locales un tiempo para el descanso vacacional.

Cerradas las oficinas y otros servicios municipales

A lo largo de los próximos días, las oficinas municipales y otros servicios públicos permanecerán cerrados. El Ayuntamiento trabajó la primera parte de la mañana de este viernes, pero cesó la actividad de sus oficinas desde las 12 del mediodía y hasta el 8 de agosto. El mismo parón se vivirá en otros escenarios de la vida local. La casa de cultura Fray Diego despedirá este sábado el aula de teatro que lleva el nombre de Miguel Munárriz y que se desarrolla en sus dependencias para cerrar sus puertas hasta el 16 de agosto. 
En el caso del Museo Gustavo de Maeztu, ha anunciado también que para unos días aunque en este caso retomará antes su actividad, el 5 de agosto. En otro museo de la ciudad, el del carlismo, el calendario cambia porque su titularidad no es municipal sino del Gobierno de Navarra. Cierra hoy sábado, pero regresa desde mañana domingo en el horario habitual.
volver arriba

Activar Notificaciones