Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Zudaire

Gorri, la perra que aún permanecía perdida, ya está en su casa de Zudaire

Los Olazarán-Juániz recogieron este lunes, sana y salva, a la hembra de la protectora de Hondarribia

Ampliar Gorri, la perra que aún permanecía perdida, ya está en su casa de Zudaire
Gorri, la perra que aún permanecía perdida, ya está en su casa de Zudaire
  • DN
Publicado el 08/12/2020 a las 19:25
La aparición ayer lunes de Gorri, una hembra de la raza pastor vasco del tipo Gorbea, en la protectora de Hondarribia puso un final feliz a la desaparición de la perrita y de su compañero Miru, un border collie, que fueron robado el pasado lunes 30. Al ver que los animales no estaban, su propietaria, la joven quesera Nerea Olazarán y su familia, lanzaron una petición de ayuda a través de las redes sociales para recuperar a los dos perros pastores que desaparecieron de su chabola de la sierra de Urbasa, próxima al Balcón de Pilatos, donde cuidaban su rebaño.
Cuando la familia bajó a su casa de Zudaire a la hora de comer no se llevaron a los perros, algo que sí acostumbras a hacer cada noche. Como otros días, se quedaron allí, atados y esperando el regreso. Ya de vuelta un par de horas después, a las cinco de la tarde, encontraron las correas tiradas sin rastro de sus perros .
Tras una intensa búsqueda por los alrededores, el macho, Miru, fue localizado el miércoles pasado por un ganadero de Gorriti, un concejo perteneciente al municipio de Larráun a más de una hora por carretera del lugar de Urbasa del que se los llevaron. El ganadero pudo ver como bajaban dos perros de una furgoneta que, después, abandonó el lugar sin los canes. Pudo recoger al macho, Miru, que estaba en buen estado, pero no al otro animal, que salió corriendo.
La historia, primero del robo y luego de la búsqueda de ambos animales, se compartió a través de las redes y la familia recibió continuos mensajes de apoyo. La localización de los dos perros logró el respaldo ciudadano, tanto de gente de la zona como de otros lugares. Ayer, los Olazarán Juániz se trasladaron a Hondarribia a recoger a Gorri, la pastor vasco.
Como ya hicieron cuando apareció Hiru, la familia compartía, también a través de las redes sociales, la alegría y el agradecimiento por el apoyo, el interés, la difusión de la noticia y de las fotos y el cariño que han recibido desde la desaparición de los animales. Mostraba su agradecimiento. “Habéis creado una red milagrosa porque han aparecido los dos, en una semana. Entre todos los hemos encontrado. Muchas gracias de parte de la familia”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones