Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Incidentes

El centro de menores de Marcilla refuerza sus medidas de seguridad

"Tras realizar un estudio pormenorizado del inmueble se ha contratado a dos personas de seguridad de lunes a domingo", afirma la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu

Ampliar Centro de Menores de Marcilla
Centro de Menores de MarcillaGaldona
  • Europa Press. Pamplona
Publicado el 29/06/2022 a las 13:23
La consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu, ha informado este miércoles de que el centro de observación y acogida de menores de Marcilla ha reforzado recientemente tanto la intervención educativa y cultural, como las medidas de seguridad.
Así, según ha explicado Maeztu en una comparecencia en el Parlamento foral a petición de Navarra Suma, "tras realizar un estudio pormenorizado del inmueble se ha contratado a dos personas de seguridad de lunes a domingo, se ha reorientado la organización del centro, trabajando por fases (acogida, adaptación y autonomía) y creando unidades de convivencia, potenciando la formación especializada de los y las profesionales (aspectos interculturales, autoprotección), todo ello con el fin de poder acompañar mejor a los menores que llegan a nuestra comunidad y minimizar los conflictos que puedan producirse, a la par que favorecer la inclusión social de estos".
Además, la consejera ha señalado que "en los últimos meses hemos informado y mantenido reuniones con la Fiscalía de Menores para realizar un seguimiento coordinado de los casos de los menores que presentan mayores dificultades".
Maeztu ha querido señalar que, "en la medida en que muchas veces las críticas a estos servicios vienen acompañadas de prejuicios racistas o xenófobos, la inmensa mayoría de estos chavales llegan a Europa con la mira puesta en estudiar, trabajar y tener un futuro para ellos y sus familias de origen". "Y a eso se dedican la inmensa mayoría de chavales que están en el sistema de protección. Evidentemente, siempre hay un pequeño porcentaje de casos, como lo hay en nuestra sociedad por otra parte, de menores más dañados con conductas disruptivas, que es preciso atender y abordar con un trabajo integral más intenso", ha apuntado.
La consejera ha explicado que recientemente se ha adjudicado la gestión del COA de Marcilla a una nueva entidad, tras el proceso de licitación. La capacidad del centro es de 40 plazas y en él trabajan 40 profesionales de diversas disciplinas profesionales, adaptadas a las necesidades de los menores. "Es un centro de acogida, y, por tanto, con una estancia limitada a la duración del proceso de valoración, pasando luego los menores al recurso más idóneo en función de su edad y su situación individual. En estos momentos el centro acoge a 24 menores", ha señalado.
Maeztu ha añadido que, "al igual que ocurre en otros recursos del sistema de protección (como también en otros servicios) se producen situaciones de conflicto entre los menores, y también alteraciones del comportamiento fruto del daño acumulado por las experiencias vividas". "El control de estas situaciones forma parte de la intervención psicoeducativa, siendo necesario en ocasiones recurrir a los cuerpos policiales, no solo en éste sino en todos los recursos del sistema de protección, como ocurre también en otros ámbitos en que se trabaja con personas que atraviesan por adversidades. Quizás sea esta una realidad poco conocida, una realidad, por cierto, no de ahora, si no de siempre, esté el Gobierno que esté", ha asegurado.
Además, la consejera ha destacado que, "desde que se abrió el recurso, se constituyó una comisión de seguimiento en la localidad, acogida por el ayuntamiento de Marcilla y en la que participan activamente miembros de la propia corporación municipal incluido el alcalde, responsables de la gestión del centro, personal del centro de salud, servicios sociales y educativos, agentes sociales, representantes de los cuerpos de seguridad del territorio, asociaciones de la localidad, vecinas a título privado y responsables de los Departamentos de Derechos Sociales y de Políticas Migratorias y Justicia".
Igualmente, Maeztu ha explicado que "se ha potenciado la labor formativa y preventiva con acciones formativas sobre autoprotección dirigidas al personal técnico de Marcilla e impartidas en la Escuela de Seguridad por policía foral". "También se ha realizado varias charlas sobre prevención en materia de drogas y sustancias, y otra sobre las fiestas que se celebran en las localidades de Navarra cercanas, con temas como los espectáculos taurinos, consumo de alcohol, etc., es decir, cuestiones que entrañen peligros diversos", ha señalado.
En definitiva, la consejera ha afirmado que "se está realizando un seguimiento estrecho de la evolución del centro, con visitas semanales al recurso desde la Subdirección de Familia y menores además de una estrecha coordinación con la dirección del centro y el equipo técnico, con el fin de apoyar en cuantas acciones se considere necesario y solventar las dificultades que puedan ir surgiendo". NAVARRA SUMA
La portavoz de Navarra Suma, Marta Álvarez, ha afirmado que "algo hemos avanzado" con la introducción de mejoras en el centro. "A raíz de las denuncias del alcalde de Marcilla y de los sindicatos, y de preguntas parlamentarias, la situación ha mejorado", ha valorado Álvarez, quien sin embargo ha lamentado que el Gobierno foral debería haber actuado "antes". Además, ha considerado que el Ejecutivo "tiene que actuar de verdad, no poner parches, y centrarse en solucionar los problemas de este centro" y ha planteado propuestas como reducir el número de menores en el COA para una mejor atención.
La portavoz del PSN, Nuria Medina, ha valorado la "altura de miras de los vecinos y asociaciones de Marcilla, que han mostrado su disposición a trabajar por la convivencia", y ha destacado que "el Gobierno de Navarra gestiona con responsabilidad, que es lo que se nos debe pedir a los políticos, estemos en el Gobierno o en la oposición, y es fundamental que se dé esa respuesta a la formación de los trabajadores y a la formación para el empleo de los menores". "Nos consta que el Gobierno está haciendo todos los esfuerzos para que la convivencia sea una realidad", ha asegurado.
Por parte de Geroa Bai, Isabel Aramburu ha explicado que su grupo ya preguntó al Gobierno foral por esta cuestión y la respuesta de la consejera le "satisfizo", considerando que el trabajo en el centro se está desarrollando "correctamente". "No compartimos esa insistencia e incluso esa obsesión de Navarra Suma por hablar una y otra vez del asunto. Si pretenden desgastar al Gobierno, lo que pueden conseguir es lo contrario, volver a poner el foco en los chicos que dicen querer proteger, finalmente perjudicándolos", ha lamentado.
La portavoz de EH Bildu, Patricia Perales, ha pedido evitar discursos "xenófobos y racistas" y ha explicado que las personas que llegan a Navarra "son jóvenes que han huido de su país, donde han dejado a sus familias y unos problemas muy duros". "Si hiciéramos todos y todas un esfuerzo en trasladar esas realidades, la reacción de todas las personas sería distinta, y esta es la labor que nos corresponde a las administraciones y a los partidos políticos", ha asegurado. Perales ha reconocido que a su grupo "le ha preocupado" la gestión del centro de Marcilla, pero ha valorado las últimas actuaciones que está desarrollando el Gobierno foral y ha pedido que "no se escatime en recursos".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE