Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Unzué dispondrá de una depuradora para dar servicio a sus 154 habitantes

El coste aproximado del proyecto es de 270.000 euros

Proyecto de la futura depuradora de Unzué
Proyecto de la futura depuradora de UnzuéCEDIDA
  • Europa Press. Pamplona
Publicado el 23/09/2021 a las 11:23
Unzué dispondrá de una depuradora para dar servicio a los 154 habitantes de la localidad. El departamento de Cohesión Territorial, a través de la sociedad pública NILSA, encargada del saneamiento y la depuración de aguas, ha presentado al Ayuntamiento y a la Mancomunidad de Mairaga el proyecto de construcción de esta nueva infraestructura, cuyo coste aproximado es de 270.000 euros.
  El gerente de NILSA, Fernando Mendoza, y el director de Proyectos y Obras, Gregorio Berrozpe, han mantenido una reunión con el alcalde de Unzué, Juan María de la Fuente, y el presidente y el director técnico de la mancomunidad, Jorge Bacaicoa y Luis Santesteban, respectivamente, para dar a conocer la propuesta.
  La nueva estación permitirá dotar de una depuración biológica completa a la localidad y aumentará su capacidad de tratamiento. Una vez que las entidades locales manifiesten su conformidad, se prevé completar la tramitación administrativa y acometer las obras en 2022, con el propósito de poner en marcha la planta para 2023, ha informado el Gobierno.
  En la actualidad, Unzué dispone de una fosa séptica para el tratamiento de sus aguas residuales. La nueva depuradora garantizará un tratamiento exhaustivo del agua residual y preservará cualquier posible filtración a importantes acuíferos de la zona, como el arroyo de Artusia, afluente del Azpuru, que desemboca en el río Cidacos, uno de los cauces más sensibles medioambientalmente de Navarra.
  La fosa actual dispone de una capacidad de almacenamiento de 25 metros cúbicos. Está previsto que la nueva depuradora trate un caudal medio diario de 0,60 litros por segundo, lo que equivale a depurar 52 metros cúbicos al día. Asimismo, la instalación tendrá capacidad de admitir importantes aumentos de caudal, tanto por el crecimiento de la población o por episodios de tormenta o lluvias torrenciales. El máximo admisible será de 4,17 litros por segundo, 7 veces más que el caudal habitual según los datos medios de los últimos años recogidos en la localidad. 
UBICADO EN LA RIBERA IZQUIERDA DEL ARROYO ARTUSIA
  La fosa actual está ubicada en la ribera izquierda del arroyo Artusia. Se mantendrá esta ubicación para el nuevo proyecto, ya que el desnivel del terreno hace óptimo el emplazamiento para impulsar por gravedad el agua. Hasta este punto llegan las aguas residuales a través de dos emisarios, que se mantendrán en funcionamiento.
  Se modificará ligeramente la entrada de los colectores para instalar un tanque Imhoff y un sistema de distribución de caudal tipo balancín que distribuirá el agua en un lecho pétreo. Este lecho actúa como elemento limpiador y tiene como ventaja que no requiere energía eléctrica, "por lo que el mantenimiento resulta mucho más económico".
  Finalmente, el agua pasará por un humedal artificial que tendrá una superficie de 129 metros cuadrados y 80 centímetros de profundidad. También dispondrá de un elemento que permitirá variar el nivel dentro del mismo, a voluntad del personal que gestione la instalación y en función de las necesidades que vayan surgiendo. El punto de vertido, en el que se devuelve el agua limpia al medio natural, seguirá siendo el mismo, que va a parar al arroyo Artusia.
  El coste del proyecto se enmarca en el Plan Director del Ciclo Integral de Agua de Uso Urbano 2019-2030, en el que todas las entidades locales tuvieron ocasión de tomar parte a través del proceso de participación pública llevado a cabo en 2017 y 2018. El trabajo conjunto entre NILSA, como ente instrumental del Gobierno de Navarra, y concejos, ayuntamientos y mancomunidades resulta fundamental para la correcta gestión del agua como recurso básico y para una gestión sostenible del territorio que permita contribuir a fijar población en el medio rural.
volver arriba

Activar Notificaciones