Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Policía Foral

Triplica la tasa de alcohol un conductor que viajaba con su nieta de 3 años en Mendigorría

El imputado ha alegado a la Policía Foral haber estado en una cata la noche anterior

Ampliar Un conductor que viajaba con su nieta de 3 años triplica la tasa de alcohol permitida
Un conductor que viajaba con su nieta de 3 años triplica la tasa de alcohol permitida
  • Diario de Navarra
Actualizado el 07/06/2021 a las 17:31
La Policía Foral ha detenido en Mendigorría a un hombre que conducía bajo los efectos del alcohol un vehículo en el que también viajaba su nieta de 3 años. El detenido ha alegado haber estado en una cata el día anterior. La prueba de alcoholemia, hecha pública por la Policía Foral en Twitter, muestra que superaba no solo la tasa mínima, sino la tasa de 0.60 mg/L, lo que supone un delito penal.
Si bien no sucedió ningún accidente, el caso incrementa el numero de conductores detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol en los últimos siete días a 5. Los datos de incidentes de este tipo han generado preocupación en la Policía.

PRUEBA DE ALCOHOLEMIA

La Dirección General de Tráfico (DGT) establece una tasa mínima aceptada de 0.25 mg/L en aire espirado y 0.50 mg/L en sangre. Las sanciones por conducir superando estas tasas varían dependiendo del resultado de la prueba. Si la tasa dada supera el mínimo pero no los 0.50 mg/L en aire espirado, la sanción es de 4 puntos que se descuentan del permiso de conducir, además de una multa de 500 euros. Si la tasa dada supera los 0.50 mg/L en aire espirado, la sanción se eleva hasta los 6 puntos, más una multa de mil euros. Finalmente, en caso de que se supere la tasa de 0.60 mg/L se vuelve un delito penal.

Según estudios difundidos por la DGT, dos botellas pequeñas de cerveza o dos copas de vino serían suficiente para subir el porcentaje de alcohol en la sangre por encima de los valores mínimos permitidos.
 
 
 
volver arriba

Activar Notificaciones