Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fiestas de Tafalla

La cogida del callejón del tercer encierro de fiestas de Tafalla, en cinco pasos

El tafallés tuvo que ser operado en Pamplona, donde quedó ingresado. Las heridas no dañaron tejidos relevantes

Todas las fotos de la cogida del callejón del tercer encierro de fiestas de Tafalla, en Diario de Navarra
El resto de corredores socorre al tafallés Jon García Armendáriz
Fotos de la cogida del callejón del tercer encierro de fiestas de Tafalla 5 Fotos
Fotos de la cogida del callejón del tercer encierro de fiestas de Tafalla
Jon García corre en el último tramo del encierro. Ayuda a conducir a los animales y trata de llevar a los últimos dos morlacos hasta el coso. El animal le acorrala tras la bajada, junto a un árbol y arremete contra él en varias ocasiones. El resto de corredores socorre al tafallés
Alberto Galdona / Cedida
Actualizada 18/08/2019 a las 06:00

Jon García Armendáriz se llevó este sábado un susto con mayúsculas. Conocido corredor en la localidad y aficionado a los recortes, el mozo de 28 años fue corneado hasta en tres ocasiones por uno de los astados de la ganadería El Saltillo. Tras haber conducido a los toros durante el tramo final del recorrido, no pudo evitar que el cuarto animal le acorralara en la bajada del callejón. En una zona complicada, con bajada, arena, bancos y árboles, el tafallés quedó a merced del morlaco junto a la pared de entrada a la plaza, tras el portón y cerca de un árbol. El toro lo embistió, dejando sus astas en el abdomen, en la zona del epigastrio izquierdo, además de en ambos muslos. Con ayuda de más corredores, Jon pudo abandonar la zona y ser asistido por sanitarios de Cruz Roja, quienes, tras estabilizarlo, lo trasladaron de urgencia al Complejo Hospitalario de Navarra. Una vez allí tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Finalmente, y pese a que las heridas no revistieron gravedad ni afectaron a tejidos relevantes, el mozo quedó ingresado.

Varios de sus amigos de cuadrilla, quienes presenciaron toda la escena 'in situ', no pudieron contener las lágrimas tras la escena vivida. “Hasta que no lo ves, tienes miedo y temes cualquier cosa”, valoraba uno de sus allegados minutos después de que la ambulancia partiera hacia Pamplona.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE