Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Esquí

La nieve llega a Larra-Belagua

Decenas de familias se juntaron este fin de semana en el centro de esquí nórdico Larra-Belagua, situado en el valle de Roncal, para practicar, otra temporada más, esquí de fondo, tirarse en trineo o pasear con las raquetas de nieve

Ampliar Fotos de la nieve en Larra Belagua.
Fotos de la nieve en Larra Belagua.J. A. Goñi
  • Nagore Larrañaga
Actualizado el 12/12/2022 a las 13:24
Raquetas de nieve, esquís de fondo y trineos. Las pistas del centro de esquí nórdico Larra-Belagua, situado en pleno Valle de Roncal, se tiñeron de blanco y se llenaron de gente este fin de semana aunque su apertura inicial fuera el pasado sábado, tres de diciembre, arrancando así la temporada del deporte de invierno.
“Había muchísimas ganas de que empezara la nieve”, coincidían Amaya Zoroquiain Garin y Marta Otermin Ayesa. “La nieve aquí está garantizada”, aseguraba Zoroquiain. Al estar situado a mayor altura que otras estaciones de fondo, Larra-Belagua tiene más cantidad de nieve que el resto. Esta estación es una de las dos que hay en Navarra, aunque es la única abierta de momento ya que en el centro de esquí nórdico Irati-Abodi aún no hay suficiente nieve. “Solemos alternar entre Larra-Belagua y otras del Pirineo y siempre vamos en busca de la nieve”, mencionaba Otermin.
Julen Garjon Alastuey, director del centro, expresaba con ilusión el devenir de la temporada. “Hemos tenido nieve prácticamente desde el primer día y estamos contentos de que se haya mantenido”, admitía. Al ser de los pocos lugares de esquí de fondo en España con nieve, Garjon aseguraba que en el puente había habido más gente que otros años. “Al ser un puente más largo, tuvimos mucho movimiento de gente haciendo fondo y raquetas, sobre todo el lunes, martes, miércoles y sábado”, manifestaba el roncalés. Según contaba, mucha gente, sobre todo navarra y vasca se había pasado por Larra-Belagua estas semanas, aunque esquiadores de otros lugares también se animaron a visitar las pistas. “Aunque las primeras semanas son algo complicadas porque cuesta poner todo en marcha, luego todo va rodado”, aseguraba el director de Larra-Belagua. Asimismo, también mencionaba que había notado una gran subida de demanda tras los años de pandemia en comparación con otras temporadas.
CON GANAS DE ESTRENAR PISTA
Cuando empiezan a caer los primeros copos de nieve en el valle de Roncal, los más deportistas empiezan a prepararse para lanzarse a las pistas. “Los esquiadores llegan con gran excitación después de la primera nevada”, contaba Garjon. Como otras estaciones como Somport o Candanchú están aún cerradas, muchos vascos y navarros que suelen esquiar por allá se pasaron por el Valle de Roncal. “Como les cuidamos bien muchos empiezan a coger la costumbre de venir aquí”, aseguraba el roncalés. Entre ellos, el donostiarra Aitor Urretabizkaia Astigarraga que pisó la nieve por primera vez el fin de semana pasado y como le gustó el lugar decidió volver. “Aunque la semana pasada había mucha más nieve y hoy hay zonas con menos nieve, para disfrutar un rato está bien”, contaba Urretabizkaia. El donostiarra comenzó con este deporte el año pasado y como le gustó tanto ha continuado practicándolo.
Jaione Lasa Aramburu, en cambio, es aún una novel en el esquí de fondo. “Es mi primer día haciendo fondo y he decidido probar con un monitor”, contaba la vecina de Idiazabal. Ángel Luis de Miguel Baratze es su mano derecha. “Dobla más las rodillas, Jaione”, le explicaba mientras le mostraba cómo debe ser su postura al caminar. Lasa imitaba sus movimientos. “Siempre había querido probar a hacer esquí de fondo y como nadie quería venir conmigo me he atrevido y he venido a probar yo sola”, contaba. Larra-Belagua es la estación que más cerca de su casa está y, según cuenta, “de momento me está gustando mucho la experiencia”.
Josu Erkizia Aranburu y Haitz San Migel Santesteban tampoco se pierden un día en la nieve. Los amigos venían desde Elizondo a Larra-Belagua a entrenar un par de horas por la mañana, comer y esquiar un poco más a la tarde. “La nieve está muy bien aunque cambia mucho. El fin de semana pasado, por ejemplo, estaba en muy buenas condiciones, llovió y empeoró un poco”, contaba Erkizia, deportista federado en la modalidad de esquí de fondo.
María Napal Fraile añadía: “Pensábamos que la nieve iba a estar mucho peor pero se encuentra bastante bien la verdad. Aunque haya caído poco espesor, es de buena calidad”. La esquiadora de Tierra Estella lleva tres inviernos viniendo a esta estación y contaba lo mucho que le gustaba el esquí de fondo: “No está tan abarrotado como el esquí alpino. Esto es mucho más tranquilo y te da la posibilidad de llegar donde quieras”, expresaba. Napal contaba que al ser el centro que más cerca tiene de casa y tener un tamaño muy adecuado, “me resulta muy cómodo venir aquí a pasar la mañana”, declaraba.
Jon Ander Pinedo Aldama y su familia también suelen subir mucho a las pistas, aunque en su caso sea para jugar con los trineos. “Venimos todos los años desde Vitoria para que los pequeños puedan andar con los trineos”, expresaba Pinedo. La familia notaba mucha más nieve en comparación a otros años y comentaban lo mucho que les gustaba venir. “Aunque normalmente solemos hacer esquí alpino, los niños disfrutan mucho con los trineos”, aseguraba el vitoriano.
Otros como Mikel Embil Chueca ya estaban haciendo planes para volver. “Suelo venir todos los fines de semana y cuando tenemos fiesta entre semana también. Siempre que podemos venir nos escapamos”, admitía este vecino de Aoiz. Según contaba, esperaba expectante el inicio de temporada y ya tenía incluso planes para este fin de semana: “Espero que la nieve aguante un poco hasta el diecisiete de diciembre y podamos volver en familia los cuatro; mi mujer, los dos ‘txikis’ y yo”, deseaba Embil.
Los apasionados por el esquí de fondo como Embil podrán disfrutar de las instalaciones hasta después de Semana Santa, fecha en la que cerrará Larra-Belagua. El director Garjon explicaba que mucha gente se acerca a la zona por la hostelería de la zona y para pisar algún que otro copo de nieve. Sin embargo, admitía: “Como esquiador he notado que cuando llega la nieve hay un nervio y una excitación por lanzarse a las pistas que se va desvaneciendo cuando llega marzo y la nieve no está en las mejores condiciones, hace mucho calor y ya consideras que es hora de guardar los esquís”. Aún así, aún quedan muchas semanas para poder disfrutar de la nieve en las pistas de Larra-Belagua haciendo esquí de fondo como el más experto, aprender desde cero con la ayuda de un monitor o pasar un gran día en familia tirándose en trineo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora