Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Embalses

Yesa sale a flote

Las recientes lluvias y nevadas registradas en el Pirineo están ayudando a recuperarse al embalse navarro que más ha acusado la sequía veraniega y cuyas reservas han estado 5 meses en caída libre

Ampliar Visitantes a orillas de un embalse de Yesa escaso de reservas tras el seco verano de 2022
Visitantes a orillas de un embalse de Yesa escaso de reservas tras el seco verano de 2022EDUARDO BUXENS
Actualizado el 09/11/2022 a las 22:28
Ha estado en boca de todos. En el punto de mira. Impresiona todavía hoy recorrer el entorno del denominado como Mar del Pirineo y encontrar más barro que agua. El embalse de Yesa ha sido, de entre todos los navarros, el que más ha acusado la sequía de este verano. Día a día, semana a semana, mes a mes, sus reservas mermaban sin solución, llegando incluso a rozarse los mínimos históricos. Pero las últimas lluvias y nieves registradas en el Pirineo, aunque no hayan sido tan copiosas como sería deseable, permiten hoy vislumbrar un horizonte más esperanzador. Tras 5 meses en caída libre, la cantidad de agua retenida en este embalse ubicado a caballo entre Navarra y Aragón comienza a incrementarse. Yesa sale a flote.
Cada lunes, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) publica un parte semanal de embalses de la cuenca. El del 9 de mayo de 2022, mediada la primavera, era el último en el que Yesa había registrado un incremento de volumen de agua embalsada. Entonces, sus reservas ascendían a 407,6 hectómetros cúbicos (sobre los 447 totales) y se encontraba al 91,2% de su capacidad.
Pero cesaron las lluvias y se adelantó el deshielo, y las aportaciones que llegaron a partir de entonces al embalse desde el río Aragón no superaban las necesidades de agua para riego o abastecimiento. Progresivamente las reservas se fueron desplomando en un caluroso y seco verano. El 6 de junio había un volumen de agua embalsada de 341,2 hm3; el 4 de julio, de 260,6; el 1 de agosto, de 179,9; el 5 de septiembre, de 87,1; y el 3 de octubre, de 55,3.
En el parte del 17 de octubre se encuentra el volumen más bajo, de apenas 50,4 hm3, el quinto registro más reducido de su historia, sin haber llegado a superarse los 49,03 del 29 de septiembre de 2001.
A partir de ahí, con el riego de cultivos ya inactivo y las primeras precipitaciones otoñales, el 24 de octubre se registró ya un primer incremento (a 52,6 hm3), y este lunes, 7 de noviembre, otro más (a 52,7 hm3). El embalse se encuentra hoy al 11,8% de su capacidad.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora