Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Celebraciones

Un Aezkoako Eguna con mucha historia

Además de ser la edición en la que se retomó la fiesta tras dos años de parón, se conmemoraron los 40 años de la recuperación del Monte Aezkoa

Ampliar Kalejira con gigantes y trajes aezkoanos por las calles de Garralda
Kalejira con gigantes y trajes aezkoanos por las calles de GarraldaJOSE ETXEGOIEN
Publicado el 21/09/2022 a las 06:00
El buen ambiente que se respiraba en las calles lo decía todo. No cabía un alma en Garralda. Música, gigantes, artesanía, danzas, exposiciones, talos... El 43º Aezkoako Eguna, el Día del valle de Aezkoa, regresó con fuerza el domingo tras dos años sin poder celebrarse por la pandemia de covid. Una jornada festiva que resultó además especial por echar la mirada atrás a una histórica reivindicación que culminaba con éxito hace ahora cuarenta años: la recuperación del Monte Aezkoa, el comunal del valle.
“Las negociaciones fueron duras. Al otro lado de la mesa teníamos al Estado español”, recordaba Mikel del Río Inda, vecino de Garaioa de 69 años que participó en aquellas primeras acciones tras las que se logró recuperar el monte después de 200 años. El propio Del Río ofreció una charla recordando los hechos junto a Patxi Zabaleta, del equipo jurídico que la apoyó, el viernes.
En el año 1784, “aprovechando el desconocimiento del castellano y engatusando a la población”, el Estado puso en marcha en Aezkoa una fábrica de municiones y consiguió “de forma fraudulenta” la cesión del comunal del valle. Distintas reclamaciones posteriores no llegaron a buen puerto mientras se seguía explotando la masa forestal.
Así, en 1976 nacía la Asociación Cultural Aezkoa, que entre sus objetivos estratégicos fijaba recuperar los montes para el disfrute de los aezkoanos. “Aezkoa se empoderó. Se creó una comisión mixta con dos miembros de cada pueblo del valle elegidos en batzarre, y miembros de la asociación, y se contó con asesoramiento legal en la reclamación. Después, tras las elecciones democráticas de 1979, lideró el tema la Junta del valle. Tuvimos mucho apoyo externo de ayuntamientos y el Parlamento”, repasó Del Río.
La devolución del Título de Propiedad no se consiguió (“eso hubiera supuesto tener que indemnizarnos”), sí la cesión del monte por las Cortes Españolas, aprobada entre 1981 y 1982. “Aún queda pendiente esa reivindicación de la propiedad, pero el éxito fue incontestable”, sentenció.
550 COMENSALES
Con motivo de la efeméride, el acto central de la jornada dominical que organiza la Asociación Cultural Aezkoa se volcó en este hecho, firmando en el libro de honor diferentes personas vinculadas a la gestión y trabajo en el monte.
Previamente, abrieron un mercado con una docena de artesanos y la exposición ‘Ibaia’, de Fernando Esparza, con 27 fotos del río Irati de Irabia a Lumbier. Se realizó una demostración de fabricación artesanal de tablillas para cubrir tejados, y hubo animación con gigantes de Espinal y Aoiz, que también participaron en una kalejira con vecinos y autoridades vistiendo el traje tradicional aezkoano. En la plaza, bailó el grupo de danzas Pipirripi, reactivado este verano, y para comer se juntaron 550 personas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE