Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Guardia Civil

Rescatada una perra atrapada en una pared de la Foz de Lumbier

La perra, de raza podenco, llevaba desaparecida dos días

Rescate de una perra atrapada en una pared de la Foz de Lumbier
Rescate de una perra atrapada en una pared de la Foz de Lumbier
La perra, de raza podenco, llevaba desaparecida dos días
Cedido
Imagen de un agente de la Guardia Civil junto a la perra rescatada.
Imagen de un agente de la Guardia Civil junto a la perra rescatada.
CEDIDA
Actualizada 05/05/2021 a las 08:18

Sufre uno con estas cosas, la tengo con todo el cariño del mundo, y no saber nada de ella te angustia...”, reconocía Fernando Sánchez Murillo, de 76 años, dueño de Canela. 48 horas sin noticias de su podenca de un año, buscándola con el coche y preguntando a la gente si la habían visto en las inmediaciones de la foz de Lumbier y de la finca que este hombre, natural de Liédena y actualmente vecino de Sangüesa, cultiva a diario en un paraje de su propiedad. Viudo, con un hijo que reside en Pamplona, en la finca cuida de unos almendros, olivos y guarda también a sus perros de caza. Pero el viernes, sobre las 11 de la mañana, salió de la cabaña y descubrió la última trastada de Canela, “muy joven, todo nervio, que no quiere más que correr de aquí para allá”.

“La había dejado atada pero cuando salí, no sé si con los dientes o tirando, había roto la correa y ya no estaba”. Sospechaba Fernando que quizá siguió el rastro de algún animal y eso la llevó hasta la foz, a unos dos kilómetros de la finca, aunque eso lo supo después, porque inicialmente también buscó en dirección opuesta, hacia los túneles de la autovía.

LA PISTA, LOS LADRIDOS

Al ver que no la encontraba, puso denuncia en la Guardia Civil. La pista de dónde se hallaba el animal la dieron unos senderistas, que escucharon sus ladridos. “Estaba en un hueco pequeño de la pared, muy pretica, y como llevaba dos días sin comer ni beber, empezó a ladrar de hambre y sed”.

Fernando Sánchez avisó a la Guardia Civil inmediatamente y relata que él mismo los subió en su todoterreno hasta la zona superior de la pared. “Muy bien lo hicieron los guardias. Yo les señalé dónde estaba y ellos midieron que la pared era de unos 100 metros y la perrica estaba en un saliente. Era todo liso, y tuvieron que descolgarse hasta ella”.

Al tratarse de una zona agreste con acantilados y escarpes no fue posible acceder a ella sin medios técnicos de escalada, por lo que se activó al GREIM, señaló la Guardia Civil, que señaló que el animal se encontraba en buen estado después de haber estado 48 horas en esa pequeña repisa. “Cuando me la dieron de vuelta se puso loca de contenta”. Él tampoco ocultaba su satisfacción. “Fue un mal rato, la finca con mis animales es ahora mi mayor afición, y ya se ha pasado, menos mal”.

Eso sí, por si a Canela le da por volver a intentar aventuras en solitario, Sánchez la mantiene mejor amarrada en una caseta de su finca, junto a sus otros perros, más veteranos. “Hasta que llegue la temporada de caza no vuelvo a dejarla por ahí”.

Te puede interesar

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE