Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cooperación

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa

Un grupo de voluntarios de la ONG, entre ellos tres vecinos de Barañáin, ha pasado un mes en Tsunza

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa
Voluntarios y niños, en la Makuti Children's Home
Cedida
  • T.B.
Actualizada 06/10/2018 a las 20:00

Hace ya tres años que Barañáin estableció una relación muy especial con Tsunza, un pueblo de Kenia situado en uno de los cinco distritos más pobres del país y en el que más de un 75% de sus habitantes vive bajo el umbral de la pobreza. Iniciativas impulsadas por voluntarios de la ONG Children of Africa Barañáin permiten que la solidaridad del municipio viaje miles de kilómetros y permita hacer realidad distintos proyectos.

La carrera Barañáin-Tsunza celebrada el pasado mes de mayo recaudó 9.000 euros y ya ha dado sus frutos. Este verano, los berinianenses Javier Izuriaga, Itziar Pérez de Heredia y Sara Ruiz de Zuazu pasaron un mes en Tsunza junto a otros ocho voluntarios de Children of Africa. Allí pudieron comprobar cómo el dinero llega a su destino.

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa

 

Una parte se ha dedicado a construir un sistema de canalización para llevar agua a la escuela de Mbandi, un pueblo cercano a Tsunza. De este modo, el alumnado ha dejado de caminar cada día 10 kilómetros para ir al río y coger agua con la que pasar su jornada escolar.

Otra parte de lo recaudado se ha destinado a realizar mejoras en la casa de acogida Kibera Pride, situada en los suburbios de Nairobi. El recinto estaba rodeado de una valla de uralita en pésimas condiciones y, en su lugar, se ha podido construir un muro de piedra.

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa

 

“Ha sido una experiencia maravillosa. El grupo de voluntarios ha estado muy cohesionado y el recibimiento que nos dispensaron fue genial. Por nuestra parte, tratamos de involucrarnos en su cultura e incluso dimos clase de suahili para intentar comunicarnos con quienes no hablaban inglés”, relata Sara Ruiz de Zuazu.

Sara se encargó de organizar este año el spinning solidario en Lagunak, que en ediciones anteriores había impulsado Pablo Idoate, y los 865 euros recaudados han permitido habilitar un aula de estudio en la casa de acogida Makuti Children’s Home, que fue construida con lo obtenido en la primera edición de la carrera Barañáin-Tsunza.

“En ocasiones, la gente tiene cierto recelo de que el dinero llegue a su destino, pero desde Children of Africa siempre nos hemos encargado de mostrar que llega. En el caso de los voluntarios que hemos ido este año, para todos era la primera vez y, si es posible, ya estamos pensando en repetir el próximo mes de agosto”, asegura.

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa

 

Trabajadora social y educadora infantil, Sara está muy involucrada en temas de discapacidad y le gustaría trabajar también en este ámbito en Kenia. “El dinero que obtengamos en el spinning de Navidad lo invertiremos en comprar zapatos ortopédicos para un niño que los necesita y ojalá que, poco a poco, podamos ayudar a más personas. Allí no saben ponerle nombre a la discapacidad y sobrevive el más fuerte, así que toda ayuda es poca”, señala.

Esta joven berinianense destaca que una experiencia de estas características “la debería vivir todo el mundo”. “Cuando vuelves a casa, valoras todo mucho más. Ellos te dan todo lo que tienen y siempre recibes mucho más de lo que tú puedes dar”, destaca.

La educación, la sanidad y el empoderamiento de la mujer son los tres pilares de acción fundamentales de Children of Africa. “Las mujeres, por ejemplo, realizan creaciones artesanales que luego los voluntarios nos traemos para vender”, comenta Sara Ruiz de Zuazu. “En los días que estuvimos allí, visitamos distintos colegios para conocer sus necesidades, colaboramos en la construcción de viviendas, echamos una mano en el dispensario, ayudamos a redactar cartas de los niños a sus padrinos y, sobre todo, estuvimos con los más pequeños todo el tiempo que pudimos”, relata.

La solidaridad de Barañáin sigue llegando a Tsunza (Kenia) con Children of Africa

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE