Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Un 6 de julio sin Sanfermines

Las Vísperas abren la liturgia de San Fermín

Como el año pasado, acudió el alcalde Enrique Maya, acompañado por Javier Goya, jefe de la Policía Municipal

Ampliar El arzobispo Francisco Pérez presidió la ceremonia, ayer noche en la capilla del santo
El arzobispo Francisco Pérez presidió la ceremonia, ayer noche en la capilla del santoJesús  Garzaron
Publicado el 07/07/2021 a las 06:00
Las Vísperas de Mariano García protagonizaron el inicio de la liturgia festiva de San Fermín, este martes en la iglesia de San Lorenzo. Reparó el párroco, Javier Leoz, en que sin la Capilla de Música de la catedral de Pamplona, la Orquesta Sinfónica de Navarra y las voces del Orfeón que cantarán hoy, “no hubiera sido posible otorgar altura musical y solemnidad a las celebraciones”. “Ni hoy, ni mañana, ni el 14 en la Octava”, recalcó y agradeció el sacerdote.
El arzobispo Francisco Pérez presidió la ceremonia y en su reflexión ante los fieles que ocuparon los asientos disponibles en la capilla de San Fermín, subrayó que “las Vísperas nos recuerdan lo que significa la oración, también de manera especial en este momento que nos toca vivir”. Tuvo una mención para el papa Francisco, convaleciente de una reciente operación.
Por todas las personas fallecidas en el último año pidió el párroco Javier Leoz, y mencionó a María Zandio y Francisco Javier Perales, matrimonio pamplonés fallecido este lunes en accidente en Almería. Rezó por ellos y por sus dos hijos, heridos en el siniestro.
“Como cristianos no dejamos de celebrar la fiesta litúrgica con la solemnidad que merece”, indicó el musicólogo Alberto Magán, que ejerció de maestro de ceremonias, presentó y puso en contexto el programa musical, preparado y dirigido por Aurelio Sagaseta, maestro de la Capilla de Música. Contó el director con quince voces de la capilla, y nueve instrumentistas de orquesta de cámara de cuerda y madera. El año pasado con un aforo más restringido, entre otras medidas, solo pudo llevar cuerdas. Al órgano, Julián Ayesa.
Interpretaron las Vísperas de Mariano García de 1855, aunque incluyeron otras obras, entre ellas el himno Deus tuorun militum de Miguel Navarro (1563-1627); Laudate Dominum y Lectio brevis y Responsorio en gregoriano, además de Gure Aita , popular en euskera. Para terminar y en el contexto del Año Jacobeo, interpretaron Pelegria Naizela, melodía popular datada entre los siglos XVI y XVII, con la armonización de Aurelio Sagaseta. Explicó Alberto Magán que “pude ser al canto Jacobeo más antiguo de los conservados en euskera”. “La música procede de la Navarra de Ultrapuertos, donde convergen cerca de Ostabat, Lacarre y Orreaga-Roncesvalles, dos de los caminos franceses más importantes”, apuntó. Dice el texto: “Soy peregrino y cumpliendo el voto que he hecho al cielo, primero haré las paces con mis hermanos y acudiré a Santiago a besar los pies del santo”.
Explicaba Aurelio Sagaseta en el coro alto, antes de comenzar la celebración, que durante unos años las Vísperas de Mariano García “estaban prohibidas por ser demasiado alegres” y que en 1952 el Ayuntamiento de Pamplona encargó al tudelano Fernando Remacha unas Vísperas de San Fermín.
El alcalde Enrique Maya acudió a la ceremonia religiosa y le acompañó, en un banco de la primera fila, Javier Goya, jefe de la Policía Municipal de Pamplona. Fue el único corporativo en las Vísperas.
El aforo de la iglesia de San Lorenzo es de 400 personas, según la normativa actual. Quedaron varios espacios libres en la nave de San Lorenzo.
volver arriba

Activar Notificaciones