Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona en blanco y negro

Año 1974: El Gordo deja millones en Pamplona

Hace 46 años, Pamplona recogía por tercera vez en su historia una ‘lluvia de millones’ (de pesetas) del ‘Gordo’. Un carpintero de la Txantrea fue el mayor agraciado

Año 1974: El Gordo deja millones en la capital navarra
Año 1974: El Gordo deja millones en la capital navarra
  • R. M.
Actualizado el 23/12/2020 a las 06:00
Más de un siglo llevaba siendo esquiva la suerte con Navarra. Los anales dejaban dos ‘gordos’ de la lotería extraordinaria de Navidad con destino en la capital navarra, uno en 1829 y otro en 1853. Hasta 1974, un año peculiar con sorteo el 21 porque el 22 caía en domingo, y que dejó unas Navidades felices en Pamplona. Dos series del Gordo -el número 12.176- dejaron 150 millones, a los que se sumaron aproximaciones y otros premios. En total, 200 millones.
Diario de Navarra (que entonces costaba 10 pesetas, unos seis céntimos de euro) abría su portada del domingo 22 de diciembre, con el titular “Dos series del Gordo en Pamplona”, y el subtítulo principal dedicado a un agraciado vecino de la ciudad: “Un carpintero de la Chantrea compró 5.000 pesetas del 12.176 y se quedó con 1.300 (9 millones de pesetas”. Dos administraciones del centro pamplonés, la 3 en la Plaza del Castillo, y la 4 en la calle San Nicolás, vendieron 130 de los 200 millones que el Gordo dejó en Pamplona.
Fue la de la calle San Nicolás, regentada por María Teresa García Goizueta, la que más millones repartió, 100 nada menos. Aunque contenta, la lotera se quejaba del exceso de trabajo. “¡Qué horror! Nos están llamando mucho por teléfono. Nos están mareando. ¡Cuánta gente!”, exclamaba. Como se ve en la imagen, el gesto no es de excesiva felicidad.
Pero el protagonista indiscutible fue Juan José Arbilla, el carpintero de la Txantrea que ya en 1971 había ganado 3 millones de pesetas en la lotería del Niño. En 1974, este trabajador de Huarte y Cía, ganó 9,2 millones de pesetas (algo más de 55.000 euros actuales). Entrevistado por Diario de Navarra, Arbilla explicaba cómo había ocurrido todo. “Yo compré 5.000 pesetas del número premiado. 2.000 se las mandé a unos amigos de Bilbao, 1.300 me quedé yo, y el resto lo repartí en participaciones de 100 pesetas y se las regalé a mis hermanos, mi cuñado, mi suegra, varios amigos...”.
volver arriba

Activar Notificaciones