Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pamplona / Iruña

La carga y descarga, el problema más repetido en el foro del Casco Antiguo

El alcalde repitió la idea de NA+ de crear un punto de recogida fuera del barrio y repartir con coches eléctricos

Foto de algunos de los asistentes este martes al foro de barrio del Casco Antiguo que acogió el salón de actos del Palacio del Condestable.
Algunos de los asistentes este martes al foro de barrio del Casco Antiguo que acogió el salón de actos del Palacio del Condestable.
CALLEJA
Actualizada 04/03/2020 a las 06:00

En todos los foros de barrio del Casco Antiguo sale la problemática de la convivencia entre vecinos y hostelería. Y el de este martes no fue una excepción. Aunque si en anteriores citas se había subrayado sobre todo el tema de ruidos, esta vez las quejas se centraron más en la carga y descarga. Según indicaron algunos de los asistentes a ese encuentro entre residentes y autoridades -este martes el concejal del barrio Fernando Sesma junto, como es ya habitual en los foros, el alcalde Enrique Maya- está suponiendo un grave problema de invasión de espacio.

“No respetan el espacio peatonal”, “se deberían prohibir en calles de menos de ocho metros”, se escuchó decir, lo que dio pie al primer edil a recordar una propuesta de su grupo, de Navarra Suma. “Estamos estudiando crear un punto de recogida de mercancías fuera del barrio para después repartirlas en coches eléctricos”, afirmó Maya.

Pero no sólo molestan los vehículos, también la gente que, según criticó uno de los residentes de la zona, se dedican a beber en la calle o sentarse en los portales. “Me pasa en mi calle Navarrería, donde no puedo ni pasar. A parte, hay cuatro niños pequeños en mi casa y no me apetece que sean testigos del consumo de una droga”. Además de criticar el abuso del espacio público. “Todo pasa por aquí, desde despedidas de soltero hasta procesiones”, criticó. “Estamos haciendo por sacar actividades del centro, pero eso también lo critican otros”, dijo el alcalde.

“CUESTA SUBIR LA PERSIANA”

Pero desde el público a estas quejas también se dio la réplica, la del gerente de los comerciantes y hosteleros del barrio, Carlos Albillo. “Igualmente vemos la necesidad de poner coto a aquellas actividades que se ponen en la calle sólo para consumir. O somos partidarios de una hostelería que se disfruta en los bares. Pero un poco de empatía de otros sectores no estaría mal. Hay gente a la que le cuesta subir la persiana y no nos parece de recibo que se diga ahora eliminar la carga y descarga cuando hemos renunciado a que se abran los tres circuitos de tráfico que nos ofreció el actual Ayuntamiento para dejarlo como está precisamente por los vecinos”.

Y también el alcalde pidió un poco de comprensión a los residentes de la zona. “Vivir en el centro tiene grandes ventajas. De hecho, se han hecho inversiones millonarias respecto a otros barrios. Por eso pienso que se debe tener amplitud de miras y asumir ciertas molestias siempre y cuando no supongan una grave limitación”.

Txutxin Almingol, de Az Ekmiena (que aglutina a varios colectivos), así como otro representante de asociaciones del barrio, criticó que Plazara en Redín y Cruzat vaya a ceder espacio para el servicio de atención a asociaciones de Pamplona. “Estamos 54 colectivos a los que no se nos ha preguntado nuestra opinión sobre privarnos de unas salas con actividades”. El edil Fernando Sesma, dijo que sí se había notificado a varias personas presentes en una reciente visita municipal y que, además, consideraba que ese era el lugar idóneo por cobijar en un mismo espacio el movimiento asociativo.

También se habló de la urbanización de Santa Ana y se pidió que fuera participativa ya que diversos colectivos organizan actos en la zona. “Pero que entren igualmente los residentes junto a la plaza, los eternos excluidos”, añadió uno de los trabajadores sociales de la Unidad de Barrio. “Es allí donde está el índice de pobreza más grande del Casco Antiguo”.

‘¡Dejadme trabajar!’, pidió una hostelera


“¿Puedo, por favor, hablar desde el escenario mirando al frente a los vecinos?”. Puy López Ochoa se subió a la tarima del salón de actos del Condestable, cogió el micrófono y comenzó un relato entre cortado por las lágrimas. Esta hostelera propietaria de una cafetería entre la plaza San Francisco y calle Eslava dijo haber sido víctima de un “acoso brutal” durante cuatro años por parte de algunos vecinos. “Os pido respeto, ¡dejadme trabajar!”, imploró la mujer. “Yo no puedo más”. Ya fuera del foro, indicó que las quejas son hasta de las fiestas de cumpleaños. “Tengo que soportar que la Policía Municipal entre en mi local a ver a unos niños comerse unos bocadillos mientras que en otros sitios se está trapicheando”.

Sí en público puso como ejemplo de esta persecución el hecho de que se llame a los agentes locales cuando se sale al patio de su local y no cuando se hace desde el edificio de enfrente. Y añadió que, además, el plan de amabilización le supuso un grave menoscabo económico. “Nos estamos cargando lo viejo y es mucha gente la que está como yo”, añadió esta hostelera.

“Es un tema personal que no tengo fuerzas de hablar tras escucharte. Pediría que esta cuestión no se saque a colación y que lo hablemos de una forma más sosegada y en un foro más reducido”, acertó a decir el alcalde, Enrique Maya.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE