Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Navidad en Pamplona

Portal de Francia: un izado que simboliza magia

Listo. Pamplona ya ha comprobado que el sistema de engranajes del puente levadizo está más que preparado para la llegada Sus Majestades de Oriente el próximo 5 de enero

Actualizado el 19/12/2022 a las 15:28
Sucede así, de repente. Basta un instante, normalmente inesperado, para que un sonido o una imagen consigan devolver al presente recuerdos aletargados en la memoria. Y no importa cuánto tiempo haya pasado, sino su intensidad. Fue, sin duda, la sensación que este lunes pudo palparse en las inmediaciones del portal de Francia de Pamplona.
La llamada ‘Puerta del Abrevador’, la misma que sigue siendo capaz de transportarnos a la Edad Media, volvió a convertirse en epicentro de miradas. Todo para comprobar que el mecanismo de poleas mantiene en perfectas condiciones el sistema de elevación del puente levadizo, un proceso que debe quedar impecable para dar la bienvenida a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente el próximo 5 de enero.
A través de la ya tradicional ‘Maniobra de Derché’, denominada así por su inventor (1875), personal técnico de Conservación Urbana del Ayuntamiento de Pamplona y trabajadores de la metalistería Talleres Ismael Liras lograron, en poco más de 20 minutos, desbloquear el mecanismo, engrasar sus elementos y certificar su puesta a punto un año más.
Merece la pena recordar que los engranajes, realizados en la fundición de Salvador Pinaqui (Molino de Caparroso), estuvieron en uso hasta el año 1915, alzando el puente levadizo cada anochecer. Con el tiempo, se desmantelaron y guardaron en un almacén municipal. “Constituían una modalidad de los llamados ‘puentes de cadena’ que se instalaron en sustitución de las antiguas palancas basculantes de madera o ‘flechas’, de origen medieval”, explicaron los técnicos durante la mañana de este lunes.
Fue desde el propio consistorio desde donde recuperaron los elementos de la ‘Maniobra de Derché’ en 2007 y, desde enero de 2008, los engranajes volvieron a formar parte de la puerta. Con éste, son 15 años de uso, ya que en 2020 las normas de seguridad sanitarias impidieron que el recibimiento a Mechor, Gaspar y Baltasar se hiciera de forma pública.

EL PORTAL DE FRANCIA, UNA REMODELACIÓN DE DOS SIGLOS

​Fue durante el reinado de Carlos V cuando se acometieron obras en las murallas de Pamplona, una intervención que se extendió durante dos siglos. Fue en la primera fase cuando se inició la construcción del baluarte del Redín, en el llamado ‘Frente de Francia’. Se construyó la primera puerta, el más próximo a la calle del Carmen (encima del arco está el escudo de Carlos V y al pie figura la fecha de construcción: 1553).

La segunda puerta, bajando la cuesta, data de dos siglos más tarde. En 1720, Felipe V creó el Real Cuerpo de Ingenieros del Ejército, a imitación del que existía en Francia. Aquellos militares elaboraron un plan general para mejorar la defensa las fortificaciones.En 1753 se construyó el portal exterior, que conserva el puente levadizo y el escudo simplificado de España, composición similar a la puerta de Socorro de la Ciudadela.

Como en toda prueba que se precie, los imprevistos forman parte del proceso. También durante los preparativos previos a probar el buen funcionamiento del puente levadizo en el Portal de Francia. Uno de los múltiples anclajes que sostienen la plataforma en posición horizontal durante el año resultó imposible de soltar de manera natural como el resto. 
Tal fue la dificultad que los operarios pidieron a un vecino de Pamplona, funcionario de Gobierno de Navarra, que circulaba por el coche en dirección a la calle del Carmen, que colocara su vehículo sobre los tablones para que el peso del automóvil ayudara a desanclar la sujeción. Radial y martillo completaron la tarea. Una anécdota que, por curiosa, dibujó una sonrisa entre todos los presentes.

Esta doble puerta es una de las seis que permitían el acceso a Pamplona cuando estaba rodeada de murallas y es la única que conserva su emplazamiento y aspecto original.

La puerta con tablero (la más exterior) data de 1753. Los mecanismos que alberga (rueda, espiral, polea, cadena y contrapesos) están a la vista bajo una bóveda-tejadillo de ladrillo de arco rebajado.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora