Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Copa del Rey

De chófer de Moncayola a rival de Osasuna

Alberto Eguizábal, técnico del Arnedo, mantiene una relación especial con el navarro, a quien dirigió en Tajonar y recogía en Tafalla en una furgoneta para ir a entrenar. Conoce bien la vida de la cantera rojilla

Ampliar El riojano Alberto Eguizábal, junto a Jon Moncayola la temporada pasada en Tajonar. El arnedano estuvo cuatro años como técnico en las instalaciones y desde 2020 hasta hace unos meses en el centro de tecnificación.
Alberto Eguizábal, junto a Moncayola y unas promesas la temporada pasada en Tajonar. El arnedano estuvo cuatro años como técnico y desde 2020 hasta hace unos meses en el centro de tecnificaciónINSTAGRAM
Actualizado el 19/12/2022 a las 10:21
Arnedo se paralizó la tarde del 16 de noviembre. La localidad vecina sentía las emociones a flor de piel con el sorteo de Copa, sabiendo que un mes después llegaría un Primera al campo de Sendero. Osasuna era el preferido para la mayoría. Salió la bola para alegría general. La llama de la ilusión está encendida en la ciudad del calzado. El miércoles es el gran día. Nueve navarros juegan allí y su entrenador tiene un marcado pasado osasunista.
Alberto Eguizábal trabajó en la base formando el talento de 2012 a 2016. Desde 2020, ha estado dos años en el centro de tecnificación que encabeza Patxi Puñal. Conoce por tanto las entrañas de Tajonar. En algunas ocasiones, emplea en primera persona para hablar de Osasuna. Le sale natural. Señal de su sentimiento. “Somos muchos los que en un momento o en otro hemos pasado por allí. Te hace ilusión poder jugar contra ellos. Cuando pasas por Tajonar, los ves algún día entrenar. Porque en Tajonar estamos allí todos juntos. Y, al final, acabas yendo a El Sadar a verlos. Ahora, los vas a tener enfrente. A muchos de nosotros, nos hace mucha ilusión”, expresa el riojano.
Su puerta de entrada a Osasuna fue en San Adrián con los entrenamientos de tecnificación, núcleo de encuentro de los mejores jugadores jóvenes de la zona que controla el club por si en un momento dado pasan a la cantera. Luis Virto le dio la oportunidad para integrarse en las instalaciones del Valle de Aranguren. Compañero con Javier López Vallejo, pasó por el alevín, infantil y cadete de diferentes categorías.
Una misión se añadió a su labor formadora. Siendo de Arnedo, el club le prestó una furgoneta para que recogiera a los chavales que tuvieran que desplazarse para los entrenamientos y que coincidieran en su ruta. Pasaba por Cintruénigo. Una de las paradas era obligatoria. En Tafalla se montaba Jon Moncayola, aquel niño de Garínoain al que ya se le veían cosas.
“Con Moncayola pasaba mucho tiempo. Es una persona abierta nos llevábamos bastante bien, compartiendo muchos momentos en la carretera”, recuerda el entrenador del Arnedo, feliz de los éxitos del jugador navarro. “Hemos estado estos días hablando por teléfono sobre el partido. Ya le he dicho que si nos mete un gol, yo también lo celebraré”.

“A Monca se le veía muy bien técnicamente”, retrata sobre cómo le veía entonces. “Tenía y sigue teniendo unas piernas muy largas. Acaparaba mucho campo. Era muy bueno robando balones. Tenía buen golpeo a balón parado y dominaba las largas distancias. Se le veía que podía ir muy bien y llegar alto”.
SUFRIENDO CON SABADELL
Con Javi Martínez, otro canterano rojillo, coincidió no solo en Tajonar sino también en la tecnificación. “A Osasuna lo veo muy estable, bastante más que en la época que me tocó vivir a mí. Me tocó vivir aquellos follones de la anterior junta directiva. Veo al club mucho más firme. Siguen saliendo jugadores importantes de Tajonar. El primer equipo va bien en la clasificación y ya no tiene estos apuros. En mi penúltima temporada, casi descendemos en Sabadell a Segunda B. Ahora, al equipo se le ve con más opciones incluso de entrar a Europa que de volver a pasar aquellas situaciones”.
Preguntado por cuál es su debilidad en Osasuna, su respuesta es tajante: Moncayola. En sus conversaciones, el de Garínoain le ha contado qué objetivos se plantean. “Me ha dicho que se van a tomar la Copa este año muy en serio y que quieren entrar en Europa. Nos ha tocado a nosotros interponernos en su camino, esperemos por lo menos ponérselo un poco difícil”.
Alberto Eguizábal siente un enorme respeto por Osasuna. “A los que hemos estado allá nos da igual quién juegue o no, porque para nosotros es el club, es el escudo, es la camiseta. Igual hay gente que prefiere que jueguen los habituales porque son los que conocen, pero para nosotros la ilusión por jugar y poder enfrentarnos a ellos es lo más”.
No será un partido más en la preparación. “En principio, vamos a seguir la misma dinámica, pero no es lo mismo analizar a Osasuna. Cuando a los jugadores les digamos el nombre de los rivales y qué va a hacer cada uno, diremos: ¿cómo vamos a parar a estos? Son de Primera. Vamos a tener más ilusión que nunca viendo esos nombres que salgan en la mesa para afrontar el partido”.
CONTRA JAGOBA DE NUEVO
No va a ser la primera que Alberto Eguizábal se mida a Jagoba Arrasate en el banquillo rival. Cuando dirigía al juvenil de División de Honor del Logroñés, hace una década, se enfrentó a la Real que entrenaba el de Berriatua. “Tiene las cosas claras. Tiene al grupo unido porque ha ido creciendo cada año más. Se ve que hace una gran gestión de vestuario”.
El Arnedo es convenido de Osasuna y, como tal, cuenta con dos pases para ver los partidos de El Sadar. “El trato es muy bueno. La ilusión es grande, al ser Osasuna es un equipo cercano. Digamos que somos de la ribera, aquí hay mucha gente que es de Osasuna. Hay muchas ganas porque el club llama la atención. Hay muchos chicos de aquí alrededor o incluso de Arnedo que han ido a tecnificar a Osasuna. Llama mucho la atención verles jugar aquí. Nunca había venido un club de Primera a jugar un partido oficial a Arnedo”.

DE SAN ADRIÁN, AZAGRA, MILAGRO, PERALTA...

Alberto Eguizábal se dedica al fútbol a nivel profesional. Aparte de ser el entrenador del Arnedo, es la máxima figura deportiva del club. Después de trabajar en Tajonar hasta 2016, su carrera pasó por China, Corea y México. Volvió a tener contacto con Osasuna con el centro del alto rendimiento y ahora suma dos años de experiencia en un escalón más alto, el sénior. “El primer año ganamos la Liga por primera vez y ahora jugar en Segunda RFEF y jugar contra Osasuna es tremendo. Si me dicen que me iba a pasar esto, no me lo hubiera creído”.

El Arnedo no está en un buen momento deportivo. Es penúltimo. “No estamos muy bien desde que nos clasificamos para este partido de Copa tan importante para el club. No hemos vuelto a ganar. Estamos contentos porque el juego que hacemos y la idea sí la tenemos. Las lesiones y las recuperaciones nos han lastrado”.
A Eguizábal le han pedido entradas de San Adrián, Milagro, Azagra, Peralta... “El club nos da dos por persona. El resto las compramos. Entre jugadores y técnicos hemos vendido más de mil”.
Sendero presentará un aspecto impecable. Se han colocado gradas supletorias y no habrá ningún fondo o banda descubierto. “El césped tiene una manta térmica y se está protegiendo de las heladas. Es algo que nos ha perjudicado en Liga al no poder entrenar y jugar ahí. Estará bonito. Va a ser un día grande”, dice el técnico del Arnedo, club que además tiene equipos en preferente, juvenil nacional y juvenil territorial.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora