Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Energías renovables

Un proyecto de placas solares en el Aquavox podría flexibilizar la norma en el centro de Pamplona

El Ayuntamiento planea instalar un sistema fotovoltaico en la cubierta del centro deportivo y estudia las opciones del mercado de Santo Domingo

Ampliar Tejados del Casco Viejo de Pamplona con la catedral al fondo
Tejados del Casco Viejo de Pamplona con la catedral al fondoJOSÉ CARLOS CORDOVILLA
Publicado el 19/11/2022 a las 06:00
El Ayuntamiento de Pamplona tiene ahora un proyecto sobre la mesa que podría flexibilizar la instalación de placas fotovoltaicas en el Casco Viejo para el autoconsumo doméstico, dispositivos ahora sujetos a la normativa del PEPRI. Según confirmaba Fermín Alonso, concejal de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, existe una iniciativa, en proceso de redacción, para dotar al Aquavox de la calle San Agustín, de una instalación de placas solares con las que reducir el alto coste eléctrico de las piscinas y gimnasio.
Su compañero de corporación y concejal de Urbanismo, Juan José Echeverría, corrobora la necesidad de revisar el PEPRI. “Estamos valorando la posibilidad de reinterpretar la norma y permitir las placas. Porque pronto se va a ver el conflicto con el Aquavox. Además, se está valorando la posibilidad de poner placas en el mercado de Santo Domingo”, asegura.
Dos proyectos municipales, por tanto, que podrían cambiar el escenario y que abrirían la posibilidad de las placas de autoconsumo. Hasta el momento, el Casco Viejo pamplonés es un espacio especialmente protegido, sobre todo por Príncipe de Viana, que tendría que aceptar un nuevo marco normativo en el caso de que se permitiesen las instalaciones domésticas.
EXIMIR AL CASCO VIEJO
Históricamente, la institución ha sido reacia a este tipo de sistemas. Ya en 2007, la entonces directora de Cultura del Gobierno de Navarra, Camino Paredes, resolvió excluir al Casco Viejo del Código Técnico de la Edificación a los conjuntos históricos de Navarra declarados Bien de Interés Cultural. Este código establecía la contribución solar mínima de agua caliente en los edificios de nueva construcción y en rehabilitación de edificios existentes, y la contribución fotovoltaica mínima de energía eléctrica en determinados usos.
En todo caso, la nueva norma que pudiese aprobarse para la instalación de placas en el Casco Viejo deberá adaptarse necesariamente a las peculiaridades urbanísticas de esta parte de la ciudad, constreñida -físicamente- por su parcelación gótica. Esta distribución medieval dejó inmuebles muy estrechos y con poca superficie en las cubiertas. “Yo creo que deberíamos autorizarlo, pero no es lo mismo hacerlo en una casa con 4 metros de anchura que en otra, de 22, como hay en el paseo de Sarasate”, concluye el concejal Juan José Echeverría.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora