Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Urbanismo

El edificio Iwer Matesa de la Rochapea alojará una residencia con 130 plazas

El grupo español Healthcare Activos ya ha solicitado la licencia de obras para rehabilitar la antigua fábrica de la Rochapea

Ampliar * A: J.A. GOÑI 
* F: 29-06-2011
* P:  
* L: PAMPLONA
* T: FOTO MISTERIOSA.aNTIGUA MATESA
Edificio principal del antiguo complejo industrial de Matesa, que se convertirá en una residencia de mayores, respetando la estética del edificioJ.A. Goñi
Publicado el 13/11/2022 a las 06:00
El edificio Iwer Matesa de la Rochapea se convertirá en una residencia de mayores para 130 personas distribuidas en 109 habitaciones. Este proyecto está promovido por Healthcare Activos, una plataforma española que posee medio centenar de hospitales, clínicas y residencias en toda España. Aunque ya está solicitada la licencia de obras, no hay fecha para el inicio de la rehabilitación de la icónica nave, que goza de un grado de protección III.
La construcción de la residencia de mayores será uno de los pilares de la transformación de la denominada UO-1, la parcela de 60.000 m2 en la que se encuentra la antigua fábrica de telares cerrada a principios de los ochenta. El plan parcial prevé el derribo de las naves que tienen su entrada por la calle Cruz de Barkazio para ganar espacio al peatón con una plaza de 6.500 m2 de uso público. El consistorio prevé ejecutar los derribos el próximo año. La actual explanada que da hacia la plaza Julio Caro Baroja será un gran patio de uso privado parcialmente cubierto por una pérgola.
El edificio de Iwer Matesa tiene 29.565 metros cuadrados construidos, en planta baja y dos alturas. La residencia de mayores tendrá 130 plazas, que es el máximo permitido por la normativa foral aprobada por el Gobierno de Navarra a raíz de la pandemia. Tendrá 109 habitaciones, el 80% de ellas individuales. Se organizará en 9 unidades de convivencia de entre 14 y 15 plazas, que contarán con sala de estar y comedor independiente. Heathcare Activos añade que el edificio contará con “espacios abiertos y zonas ajardinadas para el disfrute de los usuarios y sus familias”. Esta empresa señala que la residencia generará más de 70 puestos de trabajo “estables y de calidad”.
Para la gestión del centro, Healthcare Activos ha firmado un contrato de alquiler a largo plazo con el grupo de origen francés Colisée, que es uno de los principales operadores europeos de geriatría. En España gestiona medio centenar de residencias de mayores.
El fundador y presidente de Healthcare Activos, Jorge Guarner, considera el proyecto de Iwer Matesa de gran interés. “Permite desarrollar todo nuestro potencial con un proyecto de rehabilitación integral de un edificio existente para diseñar un centro de acuerdo con nuestro propio modelo, en el que priman los criterios de sostenibilidad y calidad asistencial a largo plazo”, señala Guarner.
Healthcare Activos es propietaria de la residencia de mayores de Mutilva, cuya gestión está cedida al grupo Amavir.
Además de la residencia de mayores, la parcela albergará otros edificios de oficinas y uso comercial. En concreto, se rehabilitará las dos naves de 10.000 y 3.500 m2 que dan a la calle Artica. Además, se construirá una nave en planta baja de 11.000 m2 entre las dos alas del edificio principal, hacia la calle Marcelo Celayeta. La actual zona de aparcamientos a lo largo de la calle Artica se convertirá en un boulevar peatonal. En la calle Cruz de Barcazio, la parte del edificio que invade la acera quedará como un espacio libre de uso público.

Con una instalación fotovoltaica capaz de abastecer a la Rochapea

La futura residencia de mayores de Iwer Matesa no sólo será de emisiones neutras sino que las placas fotovoltaicas de su cubierta permitirán abastecer de energía a buena parte del barrio de la Rochapea. Todo ello gracias al proyecto Open Lab, en el que participan el Ayuntamiento de Pamplona, el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), expertos de la Universidad del País Vasco (UPV), con la colaboración de HH Asociados y Obenasa.
Todos estos agentes llevan ya un año trabajando en el diseño de una comunidad energética que suministre electricidad a los edificios de Matesa y a las viviendas del grupo San Pedro. A la comunidad podrán sumarse particulares y comerciantes, aunque todavía no se ha perfilado cómo se llevará a cabo, explica el director de la Oficina Estratégica del Ayuntamiento de Pamplona, José Costero. El proyecto cuenta con ayudas europeas de 5 millones de euros. El consistorio aportar 1,2 millones.
El corazón del proyecto será la instalación fotovoltaica que se instalará en toda la cubierta de los edificios y en una pérgola. El arquitecto Rufino Hernández, de HH ASociados, explica que se están estudiando ubicaciones y orientaciones para aprovechar al máximo la luz. Tendrá una capacidad de 900 kWp, suficiente para cubrir la demanda de gran parte del barrio. El proyecto Open Lab también abarca medidas de eficiencia energética en los edificios de Iwer Matesa y del grupo San Pedro. En lugar de fachadas ventiladas -en Matesa, al estar progetido no es posible- se están estudiando aislamientos interiores. “Actualmente hay sistemas de 1,5-2 centímetros de grosor que aislan hasta 25 veces más que los convencionales”, señala Hernández. También está en estudio la instalación de dispositivos de acumulación de energía y sistemas tecnológicos para monitorizar y optimizar el gasto.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora