Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos en Navarra

La pelea entre aficionados de Osasuna y Valladolid fue fruto de un encuentro casual

Según la Policía, los aficionados se encontraron por la calle, sin que mediara quedada alguna

Ampliar Un momento de la pelea del domingo en la calle Tajonar
Un momento de la pelea del domingo en la calle TajonarDN
  • Fernando R. Gorena
Actualizado el 31/10/2022 a las 22:33
Los domingos por la mañana, la calle calle Tajonar disfruta de sus horas más tranquilas de la semana. No hay estudiantes de la UPNA subiendo y bajando la cuesta y de la fiebre del sábado noche solo quedan convalecientes en la cama.
Este domingo, Osasuna jugaba a las 14.00 horas y ya a mediodía empezaban a bajar los primeros aficionados a El Sadar para disfrutar del partido ante el Valladolid y del vermú previo. Pero los ultras quieren otra cosa. Alrededor de las 12:00, un grupo de radicales del club castellano, herederos de los ‘Ultras Violetas’, empezó a subir la cuesta por la acera izquierda, en dirección opuesta al estadio. Vestidos con ropa ‘casual’, gorras y sudaderas negras sin distintivos y con bastones de caminar con los colores pucelanos, se toparon con varios aficionados radicales de Osasuna y la chispa prendió la mecha.
Empezaron veinte segundos para la vergüenza en la que ambos grupos se enzarzaron en una pelea tumultuosa con palos de por medio. La Policía Nacional había desplegado una ‘bolsa de separación’ entre ambas aficiones para evitar incidentes pero los ultras lograron eludirla y se inició la trifulca en la que se emplearon bastones, piedras y cualquier objeto contundente al alcance de los ‘aficionados’.
La Unidad de Intervención Policial (UIP), que se encontraba muy cerca, en el pabellón de Arrosadía, intervino con contundencia y acabó con los incidentes. El balance final dejó un herido leve y un agente de la Policía Nacional con erosiones. Fuentes de este cuerpo no atribuyen el incidente a una ‘quedada’ entre radicales para pegarse, sino que se encontraron de forma casual camino de El Sadar.
Un momento de los enfrentamientos en la calle Tajonar
PUÑO AMERICANO
En las intervenciones posteriores a los incidentes realizadas por los agentes, éstos abrieron tres actas por tenencia de estupefacientes y otra por posesión de un arma, un puñal con un puño americano en la parte del mango. Las cuatro fueron fruto de los registros realizados a los aficionados locales involucrados en la gresca. Durante el partido no se registraron incidentes entre los aficionados de ambas equipos ni tampoco a la salida.

APUNTE
Hinchas de sí mismos

No defienden los colores de equipo alguno quienes van por la vida, tristes vidas en sus casos, colgándose como deshonrosas medallas los puñetazos, patadas, palazos e incluso agresiones más extremas infligidas a otras personas en los momentos previos o posteriores a un partido de cualquier competición. Ultras como los de Osasuna y Valladolid que este domingo se engancharon con la misteriosa valentía que al parecer proporcionan las capuchas, no hacen sino emponzoñar los colores a los que dicen seguir. Ningún escudo puede sentirse representado por grupos a los que, en el fondo, el aplauso a los jugadores, el olor a hierba y linimento, el latido del encuentro en la cumbre o la angustia del duelo asomándose al pozo, los ingredientes del fútbol al fin y al cabo, les resbalan.
Marcos Sánchez
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora