Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Conductas incívicas

Cincuenta botellas en un descampado de Arrosadía

El vecindario de la avenida de Zaragoza lamenta que las “conductas incívicas” han convertido en un vertedero los solares vacíos de Arrosadía

Ampliar La media luna quedama en un solar de la avenida de Zaragoza donde aparecieron 50 envases
La media luna quedama en un solar de la avenida de Zaragoza donde aparecieron 50 envasesCedida
Publicado el 15/10/2022 a las 06:00
Una mañana, dos amigas que viven cerca de la avenida de Zaragoza de Pamplona descubrieron que en una de las parcelas sin edificar de Arrosadía había una “media luna chamuscada”. Sin vegetación, contaron hasta 50 envases de bebidas, entre latas y botellas, que quedaron a la vista. “No nos extraña porque desde la parada de la villavesa del número 72 hasta la calle Sadar no hay ninguna papelera en la acera”, comentan María José y Maricruz, que están jubiladas y que suelen dar un paseo matutino desde el río Sadar hasta Merindades.
No obstante, admiten que el problema no son las papeleras sino las conductas incívicas. “Porque también nos encontramos desperdicios a medio metro de las papeleras”. Y cuentan un hecho que les pasó: “Una vez vimos a una cuadrilla comiendo pipas en un banco. Habían formado una alfombra de cáscaras y se lo comentamos. ‘Que lo limpien los barrenderos’, nos contestaron”. En sus paseos, María José y Maricruz van documentando con sus móviles la suciedad que encuentran en las parcelas sin edificar de Arrosadía. Un coche de bebés abandonado, envases de comida rápida, papeles, cartones... “Junto a la terraza de un bar hay un montón de colillas. Parece que barren la acera y las echan al descampado”, comenta María José, que fue profesora. “No me extraña porque algunos padres hoy, al parecer, no tienen el suficiente tiempo para educar a sus hijos en el cuidado de la casa común, que es el pueblo o ciudad en que se vive”, expresa María José, que concluye que las leyes de educación “además de efímeras son cada vez más ineficaces”. “La Pamplona de hoy es muy diferente a aquella pulcra ciudad en que yo viví mis años de juventud. Es más grande, tiene más monumentos, más servicios, más de todo, quizás… y también es y está más sucia”, coinciden. Ponen de ejemplo la “suciedad en los locales vacíos de la avenida de Zaragoza, llenos de grafitis, orines y desperdicios”. Admiten que no todos son así: “Hay un señor que cuando pasa recoge botellas y latas de la acera y las echa al contenedor”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora