Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Las villavesas, a la espera de nuevas cocheras desde hace doce años

La Mancomunidad decidió trasladar las cocheras de Ezkaba al polígono de Agustinos, pero el plan encalló en trámites burocráticos que apenas avanzan

Ampliar Aspecto de las cocheras de Ezkaba, situadas entre la falta del monte San Cristóbal y la ronda Norte.
Aspecto de las cocheras de Ezkaba, situadas entre la falda del monte San Cristóbal y la ronda Norte. josé carlos cordovilla
Actualizado el 12/10/2022 a las 13:52
Hace ahora doce años, en octubre de 2010, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona barajaba ya dotar a las villavesas de una nueva casa, unas instalaciones acorde con el nuevo siglo. Entre quince ubicaciones eligieron el polígono de Agustinos. Pero poco se ha avanzado desde entonces, si bien los trámites no se han llegado a cerrar, sí se han enquistado y, entretanto, la flota de autobuses del transporte urbano comarcal, continúa en un suelo en precario, fuera de ordenación.
En 2009 se adjudicó a la sociedad catalana Transports Ciutat Comtal (TCC) la concesión del transporte urbano comarcal. Y la reforma de la sede de la antigua Cotup era una de la condiciones incluidas en el pliego. La idea inicial contemplaba rehabilitar y ampliar las actuales cocheras, en la calle del Canal en Ezkaba. El entonces presidente de la Mancomunidad, Javier Torrens, indicó que no descartaban otras ubicaciones, sobre todo porque las cocheras se encuentran entre la Ronda Norte y la falda del monte San Cristóbal, una limitación de suelo evidente, actualmente fuera de ordenación y con la previsión de un parque natural en torno al monte. La situación quedó en evidencia tras el incendio registrado en la zona el pasado 20 de septiembre. Las cocheras, encajonadas entre la amenaza del fuego y la ronda norte, tuvieron que ser desalojadas y los autobuses trasladados a un polígono de Arre, en Ezcabarte.
Cuando se planteó el traslado a Agustinos la flota era de 145 autobuses, ahora son ya 170, además de los vehículos de los trabajadores, las oficinas, los talleres y los espacios para repostar, que también precisan de más espacio porque a los combustibles fósiles se ha unido la gasinera que alimenta los vehículos propulsados 100% a gas.
En este contexto, la Mancomunidad barajó entre quince posibles ubicaciones y se decantó por el polígono de Agustinos, concretamente una parcela de propiedad privada, donde se asentó el colegio que da nombre a la zona industrial, al norte de Pamplona, en los límites con Berriozar y Orkoien. El colegio se derribó y el proceso administrativo se inició con un rosario de trámites que apenas ha avanzado.
El antiguo colegio ocupaba una parcela de 62.000 metros cuadrados, que fue adquirida por una firma privada con fines comerciales. Pero el solar estaba rodeado de otros dos dotacionales, de 10.000 metros, uno, y 14.000 metros el otro. Y la disposición de estos espacios implicaba un complicado desarrollo urbanístico, de modo que la firma privada y el ayuntamiento plantearon una nueva configuración que dividía en dos la superficie total, de 87.750 metros cuadrados. Todo ello llevaba consigo diferentes modificaciones de uso en el plan urbanístico municipal. Básicamente, el suelo donde estaba el colegio tenía que pasar de uso privado a industrial. Pero primero era necesario modificar el Plan Municipal y después, según indicaba la normativa, la propietaria debía ceder una parcela dotacional al consistorio.
La Mancomunidad buscó la cesión de ese suelo, una operación que requería de un acuerdo a tres partes: la propia entidad mancomunada, los promotores privados propietarios de la parcela y la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona. Los avances son lentos. Y las cocheras siguen como estaban, al margen de algunas reformas efectuadas por la concesionaria para mantener las instalaciones.
CUATRO PRESIDENTES
Desde el inicio del proyecto la Mancomunidad ha conocido cuatro presidentes: los socialistas Javier Torrens y José Muñoz, Aritz Ayesa, Bildu, y el actual, David Campión, Independientes.
Las futuras instalaciones se planteaban con capacidad para unos 200 autobuses y adaptadas en el contexto de las nuevas generaciones de vehículos, eléctricos o con motores de gas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora