Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Rey de la Faba

Ponga a un niño necesitado en su corte

Puente la Reina recibe de Mendavia el testigo de una tradición de la realeza navarra. La elección de un niño al azar, que en el siglo XIII, con Teobaldo I, se convertía en monarca por un día

Ampliar El niño mendiavés Marco Sánchez, en el centro, último rey de la Faba posa con autoridades y organizadores del tradicional acto
El niño mendiavés Marco Sánchez, en el centro, último rey de la Faba posa con autoridades y organizadores del tradicional actoJesús M Garzaron
Publicado el 11/09/2022 a las 06:00
A mediodía de este sábado, la plaza del Castillo desprendía un aroma medievalesco. El Privilegio de la Unión (1423), ese paso trascendental para unir a la Pamplona desmembrada, llenó de mercaderes la plaza, repleta de puestos, con una noria de madera, juglares y animadores de calle. Junto a la escultura de Carlos III el Noble, artífice de esa unión de los tres burgos, un grupo de personas se reunía para cumplir con una tradición alumbrada hace ocho siglos por otro rey navarro, Teobaldo I de Champaña. Eran el coro de Muthiko Alaiak y su asociación Rey de la Faba, que, con retraso pandémico, celebraron el paso de testigo, de Mendavia a Puente la Reina/Gares, para elegir al próximo rey de la Faba el 6 de enero de 2023.
Fran Sagastibeltza, presidente de la asociación Rey de la Faba –integrada en Muthiko Alaiak– explicaba este sábado esta tradición importada de las cortes francesas medievales: “La costumbre era que donde estuviese la corte el día de la epifanía de los Reyes Magos, se invitaba a los niños pobres a una comida o una cena. Cuando terminaban de comer, sacaban un rosco con un haba dentro. Y al que le tocaba, lo proclamaban rey por un día. Ese niño tenía el favor real. Le daban trajes, ropa, trigo... Lo que hubiese entonces. Y se dice que les daban comida para vivir un año a él y a su familia”.
Este sábado, en el día en que se coronaba a Carlos de Gales como rey de Inglaterra –con el nombre de Carlos III–, el mendiavés Marco Sánchez, último rey de la Faba en este 2022, cedía simbólicamente el testigo a Puente la Reina, que este año cumple el 900º aniversario de la concesión de su fuero (1122) por parte del rey Alfonso I el Batallador. Itziar Imaz Artazcoz, concejala de cultura de Puente la Reina, recibió con “honor” el testigo de una tradición que nombrará próximo rey de la Faba a un niño puentesino.
Si en la actualidad la tradición tiene, como se ve, un carácter itinerante, en el siglo XIII y siguientes, la corte navarra solía elegir a su rey de la Faba en Olite. “Se hizo en otros sitios, como Tudela o Sangüesa, pero principalmente era en Olite, que era el epicentro de la corte navarra”, cuenta Sagastibeltza. Como se sabe, el palacio olitense se convirtió, especialmente bajo el reinado de Carlos III el Noble (siglo XV), en el máximo exponente de la suntuosidad real navarra, con un palacio al estilo de las más lujosas cortes europeas y en donde la fastuosidad palaciega alojaba animales exóticos, como leones, jirafas, camellos, avestruces o búfalos. Todo un derroche de fantasía regia.
El 6 de enero, un niño o niña de Puente la Reina se convertirá en rey o reina de la Faba, uno de esos actos que hace ocho siglos acercaban a la intocable monarquía con el pueblo llano.

El rey de la Faba de hoy, desde 1920
​Lo cuenta Fran Sagastibeltza, presidente de la Asociación Rey de la Faba, que forma parte a su vez del grupo cultural pamplonés Muthiko Alaiak: “La tradición la recuperó Ignacio Baleztena en 1920. Hizo una mezcla de lo que era la elección del rey de la Faba y se le añadió el acto de coronación del Carlos III el Noble, que está guardado en los archivos de la catedral. Se reproduce fielmente lo que fue la coronación de Carlos IIIel Noble. Al principio se hacía con niños de la Casa de Misericordia. En 1964 es cuando se empezó a hacer itinerante. Primero fueron las cabezas de merindad y después fue un poco aleatorio. Los propios pueblos suelen solicitarlo”.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE