Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mancomunidad

Los contenedores con tarjeta evitan ya 400 camiones al mes al vertedero

Continúa la extensión del sistema que, según la Mancomunidad, ha multiplicado por tres la recogida separada de materia orgánica

Ampliar Grupo de contenedores, libres de bolsas fuera, este viernes en la avenida de Bayona.
Grupo de contenedores, libres de bolsas fuera, este viernes en la avenida de BayonaJesús Caso
Publicado el 10/09/2022 a las 06:00
El desembarco de los contenedores de apertura con tarjeta o teléfono para la materia orgánica y fracción resto, hace casi un año, en distintos barrios y municipios de Pamplona y la Comarca evita ya 400 camiones al mes en el vertedero de Góngora, los que transportaban las cerca de 2.000 toneladas que suman las 500 toneladas de materia orgánica que ahora se recoge y se trata de manera separada y las 1.400 que ya no van a parar a la fracción resto.
Hizo la comparativa este pasado viernes David Campión, presidente de la Mancomunidad, para ilustrar y argumentar el funcionamiento del nuevo sistema de contenedores con apertura electrónica, asociada a cada domicilio. Pese a la polémica suscitada en las distintas fases de implantación de los contenedores y a las imágenes de bolsas fuera de los contenedores, asegura que el sistema ha calado “en una mayoría de la sociedad que ha entendido el mensaje”. En este contexto la Mancomunidad pone en marcha una tercera fase de cambio de contenedores, que el 17 de octubre llegarán a San Jorge, Buztintxuri, Santa Engracia, el 2 de noviembre a la Rochapea y el 14 del mismo mes a la Txantrea. Asimismo se cambiarán los contenedores en Nuevo Artica, pero en este caso para colocarlos con pedal y con el fin de adaptar el sistema de tarjetas al del transporte urbano comarcal para que se puedan utilizar de manera indistinta. La próxima semana comenzará en estas zonas la información por domicilios y la entrega de tarjetas, así como las instrucciones para descargar la aplicación telefónica que permite abrir el contenedor sin pulsar ningún botón. Acudirán a 30.000 viviendas y 1.600 establecimientos. Con ello cubrirán ya el 70% del ámbito de Pamplona y la Comarca, con 120.000 viviendas.
“El nuevo sistema no es más cómodo que el anterior”, subrayó David Campión. Y aún así reiteró su apuesta por él. Fue más allá y consideró que el debate sobre su validez está agotado. “Los datos ratifican la idea de que, según pasa el tiempo, se va corrigiendo la mala praxis”, apuntó y precisó que la media de las zonas con contenedores de tarjeta ronda el 50% de materia orgánica recogida de manera separada, porcentaje sobre el total generado estimado en los lugares con prueba piloto, y el rozan el 40% en las nuevas zonas. De este modo se ha multiplicado por tres ala separación de materia orgánica, mientras que la fracción resto se ha reducido dos tercios. “No podíamos quedarnos de brazos cruzados sabiendo que solo recogíamos un 15%, pero aún estamos lejos del 70% que nos pedirá la ley en cinco años”, avanzó y reparó en los dos escollos más destacables a los que hacer frente. “Por un lado los impropios, los residuos depositados en el contenedor incorrecto, y por otro las bolsas fuera del contenedor”, expresó.

SAN JUAN, EL BARRIO CON MENOS BOLSAS ABANDONADAS

La Mancomunidad lleva un conteo diario de las bolsas que se depositan fuera de los contenedores. El conocido como bolseo que es habitual en la Comarca y ronda las 8 bolsas al día por cada mil habitantes, repunta cuando se implantan los nuevos contenedores hasta una media de 11,5 bolsas por mil habitantes, según los datos de la Mancomunidad, correspondientes a la última semana de agosto.
Pasadas las primeras semanas la cantidad de bolsas fuera de los contenedores disminuye de manera relevante, subrayan en la Mancomunidad. En este contexto, durante los primeros días es necesario duplicar el servicio habitual de recogida, mientras que posteriomente el servicio ordinario se encarga de recoger todas las bolsas.
En todo caso, la media es oscilante porque el comportamiento es dispar en función de las diferentes zonas. Y no hay un patrón que pueda hilvanar o argumentar las cifras. De hecho, el barrio de San Juan es el que menos bolsas presenta en la calle, 6,3 por mil habitantes y día en la mencionada semana del 22 al 28 de agosto. Y hay que tener en cuenta que se trata de un núcleo con un alto porcentaje de población envejecida, que tal vez pueda tener más dificultades ante un sistema electrónico. El podio de zonas más limpias lo completan Barañáin, con 6,5 bolsas y Mendillorri, con 6,9.
En el lado opuesto, Abejeras es la zona con más bolseo. Hasta 37,5 bolsas por mil habitantes al día. Le siguen de cerca Yamaguchi, con 36,4 y Azpilagaña, con 29,7. Es especialmente llamativo este caso porque el barrio fue con Artica, el que inició la experiencia ya en 2018, dentro del proyecto piloto. Es decir, los contenedores de tarjeta llevan ya cuatro años de andadura allí. En los demás barrios las cifras oscilan entre las 24 bolsas de la Milagrosa y las 8,7 del Ensanche. Llama la atención esta zona, donde la implantación de las tarjetas asociadas a domicilios suscitó más contestación y menos colaboración, al menos en las primeras semanas. Sin embargo, el descenso del bolseo ha sido muy acusado en verano y la razón se encuentra tal vez en la menor actividad del comercio. Habrá que ver la si la tendencia se mantiene una vez avanzado el otoño.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE