Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Las dos caras del carril bici de la calle Gayarre en Pamplona

La reforma ha mejorado la seguridad de los ciclistas, pero la ampliación repercute en los negocios que ven imposible descargar sus mercancías

Ampliar La reforma conecta la zona del parque Ilargienea con la avenida Zaragoza
La reforma conecta la zona del parque Ilargienea con la avenida ZaragozaIRATI AIZPURUA
  • Ainhoa Briceno
Publicado el 31/07/2022 a las 06:00
La calle Julián Gayarre se ha transformado. Los usuarios están exultantes con el nuevo carril bici que abarca toda la calle hasta la rotonda de Oberena en el barrio de la Milagrosa. Sin embargo, los comerciantes de la zona aseguran que se han visto perjudicados por la reforma, ya que ven imposible realizar repartos como antes.
SEGURIDAD Y ESPACIO
Los vecinos que se mueven en bicicletas y patinetes eléctricos están de celebración. La joven Ibtissam Boukhachba reside en el barrio y utiliza la bicicleta para ir a su lugar de estudio. “Antes había sólo un sentido y no teníamos donde pasar”, cuenta refiriéndose a los pasos peatonales. Ahora el carril ha aumentado a 2,50 metros de anchura. No obstante, como usuaria habitual, desearía que hubiera tramos en otras zonas de Pamplona.
El carril tiene ahora doble sentido y postes de seguridad
El carril tiene ahora doble sentido y postes de seguridadIrati Aizpurua
Con ella coincide Pili Mateo. Su hija se mueve en patinete eléctrico y tenía miedo de que pudiera tener algún accidente por la inseguridad de la vía. La inversión, de casi 170.000 euros, ha colocado bolardos que impiden la entrada de los coches, reforzando la protección de la vía. Por su parte, David Choque, quien también se mueve en patinete, cree que es una medida positiva para fomentar el uso de estos transportes sostenibles.
MENOS VÍA PARA OTROS
Los comerciantes de la zona afirman que la reforma ha perjudicado a sus negocios . El carril ha complicado los repartos y la descarga de mercancías de los locales del último tramo, cerca de la conexión con la avenida Zaragoza. La banda de aparcamiento del margen derecho que estaba en batería ha pasado a estar en línea, lo que ha reducido el espacio.
Uno de negocios afectados es Autorrecambios Atlantic. “Antes se podía estar en doble fila y aunque hayan ampliado la zona de carga, se forman muchas colas porque somos varios locales en la calle”, explican lo empleados. Además, desde el ayuntamiento no les informaron de los cambios y tampoco les han ofrecido alternativas. “Hay días que está todo ocupado porque es zona azul y donde carga y descarga aparca todo el mundo. Si no hay sitio, nos toca dar la vuelta a toda la manzana”, señalan.
En las mismas se encuentra el Bar Azkoyen, un negocio que al igual que Autorrecambios Atlantic, recibe mercancía todos los días. “Hay más atascos porque a ambos nos llegan furgonetas grandes por lo que se aglomeran”, cuenta un trabajador de Azkoyen.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE