Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

Quemaduras en el ascensor urbano de Echavacoiz

El extremo calor de estos días elevó sobremanera la temperatura de las placas de acceso al elevador, que, tras una caída, abrasaron la piel de un menor de año y siete meses

Ampliar Así quedó la pierna del menor tras caerse en las placas de acero
Así quedó la pierna del menor tras caerse en las placas de acero, con las marcas perfiladascedida
Actualizado el 20/05/2022 a las 15:43
Un paseo con sus padres que terminó en urgencias con parte de la piel completamente abrasada. Samir, vecino de Barañáin, salía de trabajar este lunes cuando decidió recoger a su mujer y a su hijo, de año y siete meses, para dar un paseo los tres juntos por las inmediaciones de Echavacoiz, en el linde con su localidad. 
La mala suerte quiso que el pequeño tropezase con una chapa ligeramente levantada de la pasarela que da acceso al ascensor urbano que conecta con la parte inferior del barrio y cayera contra el suelo. "Empezó a llorar pero pensamos que era del golpe, como pasa otras veces", explica la familia.
Sin embargo, los gritos del pequeño no eran como los habituales. "Nos acercamos y vimos que no tenía piel, que directamente se había quemado", rememoran, dolidos, los padres. El motivo de semejante accidente se debió a las altas temperaturas de estos días atrás. 
Aspecto de la placa, ligeramente levantada
Aspecto de la placa, ligeramente levantadacedida
Los más de 31 grados, dado que las planchas son de acero, habían elevado el calor de la pasarela hasta tal punto que la piel del menor quedó completamente 'pegada' al suelo.
Tan aparatoso resultó que los tres terminaron en urgencias. "Se le quedaron las marcas del suelo tatuadas en la pierna, y ni siquiera ha cumplido dos años. Serán cicatrices para siempre", se lamenta Samir, el padre, mostrando una serie de fotografías. 
El pequeño, de año y siete meses, también se abrasó la mano
El pequeño, de año y siete meses, también se abrasó la manocedida
Por ello, con los partes médicos en la mano y mucha indignación, la familia pretende denunciar al consistorio por lo sucedido. 
No obstante, más allá de la acción legal, los afectados piden cautela para que no vuelva a suceder. "Lo mismo le puede pasar a otro niño o a una persona mayor. Y no quiero imaginar qué pasará en verano si mi hijo tiene así la mano y la piernas y es mayo", repite el progenitor. "¿Qué pasa si alguien se desmaya? Mejor ni lo pensamos", expone. 
volver arriba

Activar Notificaciones