Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Historia

El derribo de la torre de San Lorenzo que hizo cambiar el perfil de Pamplona

La antigua iglesia gótica de San Lorenzo, del siglo XIII, contaba con una torre campanario de más de 60 metros de altura que protegía el acceso a la calle Mayor a través del portal de San Lorenzo

Ampliar Vista de Pamplona atribuida a Juan Bautista Martínez del Mazo, yerno de Veláquez
Vista de Pamplona en 1640Archivo
Actualizado el 24/01/2022 a las 17:29
Un artista anónimo pintó en el año 1640 una interesante vista panorámica de Pamplona en la que se puede apreciar la imagen que ofrecía por entonces la ciudad amurallada en su cara norte, es decir, la zona comprendida entre las inmediaciones de la Catedral y la parte próxima al actual mirador de la Taconera. En un primer vistazo a este cuadro, adquirido en una subasta en París por el Gobierno de Navarra en el año 2019, llama la atención una gran torre, situada en la parte derecha. Se trata de la antigua iglesia gótica de San Lorenzo, del siglo XIII.
Dado su inminente estado de ruina, la iglesia fue demolida en el año 1806, pero la antigua torre, con toda su altura, permaneció en pie. En las obras, que se prolongaron hasta el año 1811, se reedificó la nave de la iglesia con la idea de que fuera "muy similar a la de San Cernin, si bien algo más sobria en detalles ornamentales", según cuenta Juan José Martinena en 'La reedificación neoclásica de la iglesia de San Lorenzo de Pamplona'.
DAÑOS EN SU ESTRUCTURA
La torre campanario de más de 60 metros de altura, que protegía el acceso a la calle Mayor a través del portal de San Lorenzo, sufrió daños en su estructura debido a dos bombardeos que se produjeron en el siglo XIX.
El primero de ellos, en 1823. Durante la Guerra Realista la ciudad sufrió un largo asedio por parte de las fuerzas realistas españolas y el quinto cuerpo del ejército francés de los Pirineos, fracción de los más conocidos como Cien mil hijos de San Luis.
En octubre de 1841 el general Leopoldo O'Donnell, de servicio en Pamplona, se alzó en armas y conquistó la Ciudadela de la ciudad, para intentar hacerse con el mando del ejército del Norte. O'Donnell exigía el retorno de la exiliada regente María Cristina de Borbón, a quien los progresistas habían obligado a renunciar a la regencia en 1840 en beneficio del general Espartero. Durante su sublevación, de veinticinco días, bombardeó la ciudad y la torre recibió varios impactos de cañón. Su tentativa fracasó, y él consiguió librarse del pelotón de fusilamiento refugiándose en Francia.
La torre quedó seriamente dañada como consecuencia de los disparos de artillería que había recibido -durante los años siguientes llegaron a caer varios cascotes-. Por ello, el Ayuntamiento ordenó su derribo parcial. Fue desmochada en 1852, y perdió más de un tercio de su altura.
Finalmente, en el año 1901 se demolió lo que había quedado en pie para levantar en su lugar la actual fachada, entre neorrománica y ecléctica, según el proyecto de Florencio Ansoleaga. Fue inaugurada el 6 de julio de 1903.
En la actualidad, la procesión de San Fermín arranca cada 7 de julio desde esta iglesia, que guarda en su capilla la talla del Santo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE