Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Navidad

Las ferias de Pamplona cierran una buena Navidad

Este 6 de enero las ferias navideñas de la Plaza del Castillo y la Plaza de Toros pusieron fin a su actividad tras seis semanas en las que han podido trabajar bien a pesar de la covid-19. La mayoría de los comerciantes valora positivamente estas Navidades

Ampliar Varias personas disfrutan del último día frente a los puestos de la feria navideña de la Plaza del Castillo
Varias personas disfrutan del último día frente a los puestos de la feria navideña de la Plaza del CastilloJesús caso
  • Iñigo Lecea
Publicado el 07/01/2022 a las 06:00
La Navidad de 2021 ya es historia. Unas fiestas peculiares que han estado marcadas por la Covid-19 y las restricciones. Sin los habituales abrazos y besos y sin las tradicionales comidas y cenas navideñas. Este 6 de enero de 2022 las ferias de Navidad de Pamplona apuraban su último día de apertura. Una en la Plaza del Castillo, al aire libre, y otra en la Plaza de Toros, en una carpa cerrada, han sido uno de los sitios más concurridos en estas fechas. Sin embargo, la pandemia ha sido un condicionante para ellos y para sus pequeños negocios navideños. Aunque no han notado un descenso dramático de las ventas, sí que han visto cómo menos gente se ha acercado a las ferias.
PUESTO POR PUESTO
En la Plaza del Castillo, la jornada empezaba a las 10.30 horas, como cada día desde el 27 de noviembre. Los 27 puestos de venta saludaban al sol de Pamplona por última vez en estas navidades. En una de las esquinas estaban una madre y una hija que, por primera vez, participan en la feria de Pamplona. Artisai Handmade es el nombre de su puesto. Saioa Bildarratz, la hija, valoraba de forma muy positiva su primera experiencia en la capital navarra. “Esperábamos menos ventas y menos afluencia de gente, estamos muy satisfechas con lo que hemos conseguido”. “Incluso -añadía Bildarratz- hemos notado falta de producto por un exceso de demanda”. A diferencia de otros puestos, el de Saioa y su madre no se ha visto tan afectado por la Covid-19. “Sí que es cierto que hablando con compañeros me han dicho que ha sido una feria un poco floja, pero nosotras hemos recaudado más de lo que esperábamos”, comentaba Bildarratz. “Igual es porque el producto que ofrecemos -continuaba- es de calidad y muy útil, son prendas para invierno hechas a mano”.
Justo al lado, se encontraba Maider Uli Garrido, encargada del puesto Encueros Larrutan. Ella, que también es primeriza en esta feria de Navidad, decía: “Teníamos las expectativas bajas porque estaban suspendiendo las ferias pequeñas, pero en general ha ido bastante bien”. “Sí que se ha notado la pandemia -añadía-, media Pamplona está confinada y no hemos visto muchas aglomeraciones”.
Varias personas observan los productos que ofrece uno de los puestos en la feria navideña de la Plaza de Toros
Varias personas observan los productos que ofrece uno de los puestos en la feria navideña de la Plaza de Toros jesús caso
A la izquierda de Maider, estaba Ioar García en Embutidos el Bordón. Ella, a diferencia de otras comerciantes, tenía muchas esperanzas puestas en esta feria. “Estamos muy contentos con esta feria, teníamos buenas expectativas porque el año pasado también nos fue bien”, comentaba García. La gran mayoría de comerciantes de la Plaza del Castillo explicaba que la feria quizás les haya ido bien por un factor clave, que es un espacio al aire libre. “Quizás a la gente le tranquilice que este no sea un sitio cerrado, sobre todo de cara a la Covid-19”, decía García. “Igual no nos hubiera ido tan bien en un recinto cerrado como es la feria de la Plaza de Toros”, añadía Uli.
Además, las encargadas de estos puestos se muestran esperanzadas de cara a las próximas navidades. Bildarratz comentaba: “El año que viene repetiremos sin dudarlo, aunque no sabemos en qué condiciones”. “Para el año que viene tenemos mucha incertidumbre, pero vendremos seguro”, decía Ainhoa Iriarte, encargada del puesto Artesanía Energética La Espiral.
EN LA PLAZA DE TOROS
Media hora más tarde, a eso de las 11, la feria navideña de la Plaza de Toros abría sus puertas. En ella, los 55 comerciantes comenzaban su última jornada de Navidad. A diferencia de la de la Plaza del Castillo, esta se encuentra dentro de una carpa, es decir, en un recinto cerrado. Algunos de los comerciantes incidían en este aspecto y en su impacto en la afluencia de clientes. “No ha venido tanta gente como otros años, quizás les eche atrás el hecho de que este no sea un lugar al aire libre”, sostenía Gloria Gaudiosa, encargada del puesto Da Calor.
Ella lleva ya siete años en esta feria de Pamplona y dice que trabaja muy bien en esta ciudad. Sin embargo, la situación sanitaria ha afectado a su puesto. “Yo particularmente he notado que ha venido menos gente a la feria”, comentaba. “Además del miedo que tiene la gente -añadía Gaudiosa-, hay muchas personas confinadas y eso se nota”. Sin embargo, ella tenía muchas esperanzas, ya que siempre que viene a Pamplona le suele ir bien. Pero las cosas no han ido como esperaba. “Otros años la gente compraba más, ahora la gente viene pero no gasta, la mayoría mira y se va”, explicaba. “He notado -proseguía Gaudiosa- un cambio en el tipo de cliente, ahora viene gente mucho más joven que gasta menos”.
A dos o tres pasillos de ella trabajaba en su puesto Entresedas Mónica Linder, que hace un balance positivo de estas navidades. “La feria ha ido bien, pero más floja que otros años en cuanto al número de clientes”. Al igual que Gaudioso, Linder cree que la Covid-19 ha sido un factor definitorio para su puesto. “Yo creo que todo suma; las medidas hacen un poco, el miedo de la gente hace otro poco, la situación económica hace otro poco…”, comentaba Linder. “Además -continuaba- la gente no ha venido masivamente, se ha notado menos afluencia de público que el año pasado”.
Muy cerca de Entresedas estaba el puesto de Adrián Fernández, Más que Ingenio. Él, primerizo en esta feria, valora positivamente las fiestas. “Ha sido una buena Navidad, aunque estamos bastante lejos de los números que teníamos antes de la pandemia”. Sin embargo, sí que sufrieron el impacto de la Covid-19. “Hemos cumplido con las expectativas, pero cuando subieron los casos se notó mucho”, desarrollaba Fernández.
En el centro de la carpa, se encontraba uno de los puestos más curiosos de la feria, Cervezas Kondaira, del que se encarga Sebastián Martínez. Al igual que Fernández, valora muy bien el rendimiento de su negocio en esta feria. “Nosotros estamos súper contentos con el balance de este año”. A pesar de que las noticias sobre la pandemia no les invitaban a ser optimistas, las cosas han ido mejor de lo que esperaban. “Teníamos las expectativas bajas por todo lo que veíamos en los medios y por la subida de casos, pero ha venido mucha gente”, añadía.
Pamplona pone así punto y final a unas ferias navideñas marcada por la Covid-19. Sin embargo, la pandemia no ha podido con la ilusión de la gente y los encargados de los puestos han podido desarrollar su actividad con casi total normalidad.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE