Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Covid-19

Incertidumbre entre los hosteleros de Pamplona por el aumento de casos

El ‘puente foral’, que suelen ser unos días de mucha actividad, ha sorprendido negativamente a la mayoría de hosteleros navarros. El aumento de los casos de covid, sumado al mal tiempo, ha hecho que la gente no se anime a ir a los bares

Ampliar Ambiente de bares este lunes en la calle San Nicolás
Ambiente de bares este lunes en la calle San Nicoláscordovilla
  • MARTA IRAOLA / IÑIGO LECEA. Pamplona
Publicado el 07/12/2021 a las 06:00
Estas fechas siempre están marcadas en el calendario de la hostelería. El ‘puente foral’ da comienzo a la etapa navideña. Muchos turistas aprovechan para venir a la comunidad foral y disfrutar de la gastronomía navarra. Sin embargo, este año los hosteleros están preocupados. Al igual que en 2020, aunque en menor medida, han notado cómo el número de clientes en estos días ha descendido. Al aumento de casos de covid, se le suma el mal tiempo de Pamplona y la exigencia del pasaporte covid. Todo esto hace que el sector de la hostelería afronte las Navidades con cierta incertidumbre.
EL CASCO VIEJO
Los bares del centro viven estos días con una sensación extraña. Después de unos meses en los que parecía que la cosa iba a estar más tranquila han vuelto las cancelaciones. Alberto Cojigos, de La Vieja Iruña, explicaba que han tenido varias anulaciones en los últimos días, sobre todo de cenas y comidas de empresa. “Las perspectivas para las fiestas eran buenas pero ahora tenemos bastante incertidumbre. Se nota que la gente tiene miedo”, comentaba. Están recibiendo bastantes turistas, sobre todo extranjeros, pero también nacionales, “gastan más que la gente de Pamplona.”
En El Kiosko, en la Plaza del Castillo, Jorge Sánchez, explicaba que para ellos estos días de fiesta son muy complicados. “La gente escucha que en Navarra están subiendo los casos de coronavirus y no viene”, comentaba. Para Navidad la sensación es de expectación por las nuevas normas que pueda haber y la reacción de la gente. “No sabemos cómo va a estar el tema de aforos y horarios. Nosotros además a partir de las doce de la noche tenemos que pedir el pasaporte covid”, explicaba y añadía que desde que entró en vigor esta medida han tenido varias cancelaciones.
También en la Plaza del Castillo, Natalia Bunescu, del Bar Del Castillo, comentaba que el covid no es el mayor de sus problemas. “En cuanto salga el sol la gente se olvidará del coronavirus. Lo que más molesta es el mal tiempo”, explicaba.
Emma Boyle, camarera del Gure Etxea, comentaba lo mismo, el tiempo les ha estropeado el puente. “El fin de semana sí que ha venido algo más de gente pero la lluvia se nota. Las dos últimas semanas han sido más flojas”, explicaba. Por la noche no han visto tanta diferencia. “Para Navidad esperamos más gente, al fin y al cabo, todo el mundo gasta siempre más”, comentaba optimista.
En general la sensación que más se repetía era de incertidumbre. “Siguen subiendo los casos y no sabemos qué va a pasar”, comentaba Álvaro Pérez, camarero del Don Hilarión en la calle Estafeta. Este establecimiento tiene que pedir el pasaporte covid a sus clientes a partir de la medianoche, sin embargo, no han notado una bajada de clientes desde que se aprobó la medida. “Todos los fines de semana por la noche llenamos el bar”, explicaba. Parece que su mayor problema es el mal tiempo. La lluvia y el frío hace que la gente busque planes alternativos.
En la calle Estafeta también, Sergio García, en La Granja, comentaba que para ellos la bajada de clientes ha sido muy fuerte. “Se han juntado varias cosas. La gente sigue teniendo miedo, hace muy mal tiempo y se nota también que quien viene gasta menos”, explicaba. Las fiestas se presentan llenas de dudas. “En Navidad ver venir, como hemos hecho hasta ahora. Ya nos puede tocar a todos la lotería”, se reía.
OTROS BARRIOS
En más lugares de Pamplona, la situación es muy similar. Al igual que los bares del centro de la ciudad, los de Iturrama y Pío XII han visto cómo el número de clientes se ha reducido durante el puente de diciembre. Un varapalo más para este sector que tanto ha sufrido en estos dos últimos años.
Terrazas vacías este lunes en la plaza de Yamaguchi
Terrazas vacías este lunes en la plaza de Yamaguchicordovilla
En el barrio de Iturrama, los hosteleros se muestran sorprendidos ante esta bajada de clientes. “La cantidad de clientela ha bajado, aquí no ha habido prácticamente nadie en todo el fin de semana”, afirmaba Adrián, encargado de la Cervecería Shamrock en Iturrama. Él achaca esto al mal tiempo y al aumento de casos de covid: “El mal tiempo no ayuda, hoy, un domingo a las 12 de la mañana, suele estar lleno y no hay nadie”. Además, el tipo de clientes habituales no han ido durante estas fechas por dos principales razones: “Iturrama es un barrio de gente mayor, y como los casos de covid han subido, la gente tiene cierto miedo a salir a tomar algo”, sostenía Adrián. Eva, que es camarera en el Madison Urban Food en Iturrama,coincidía con él: “Aquí ha bajado el número de clientes durante el puente, seguramente porque han subido los contagios y la gente tiene miedo”. Otro sector de la población que frecuenta estos locales son los jóvenes, sobre todo universitarios. Sin embargo, tampoco se les ha visto por la zona en estos días festivos. Eva le da una explicación a esto: “Los estudiantes que suelen venir habrán aprovechado el puente para volver a sus casas”. Adrián, en cambio, cree que la ausencia de los jóvenes está más relacionada con el precio: “Los estudiantes que hay en este barrio buscan lo barato. Les sale mucho más rentable hacer un botellón en casa que venir a un bar y consumir”, decía. Otro factor que podría explicar esta ausencia de clientes es la salida de los navarros de la comunidad foral. Eva comentaba: “En estas fechas muchos no vienen porque se han ido fuera de Pamplona”. Aspecto en el que Adrián coincidía: “La gente, como ya puede viajar, aprovecha el puente para irse de vacaciones”.
Sin embargo, este descenso de clientela que han experimentado los bares de Iturrama, no se ha visto reflejado en los de Pío XII. Carlota, camarera en el Harmony, situado cerca de Hospitales, afirmaba: “Con la nevada que hubo la semana pasada bajó el ritmo, pero estos días hemos notado más movimiento”. Pero en líneas generales, los bares de Pamplona han experimentado unos días extraños. Sin embargo, no pierdan la esperanza para Navidad.
volver arriba

Activar Notificaciones