Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Celebración

La Fiesta del Farolillo, una tradición alemana, lleva canciones y dulces a la Ciudadela

La Fiesta del Farolillo en honor a este santo congregó ayer en la Ciudadela a más de 150 personas, entre niños y padres, reunidas para celebrar, con cantos y dulces, una tradición germana organizada por la Sociedad Hispano Alemana

Un momento de la celebración de ayer de la Fiesta del Farolillo de San Martín, en la Ciudadela
Un momento de la celebración de ayer de la Fiesta del Farolillo de San Martín, en la Ciudadela©Jesús M Garzaron
  • Marialuz Vicondoa. Pamplona
Actualizado el 15/11/2021 a las 09:45
Llegó la noche y los farolillos de San Martín iluminaron su oscuridad. Ocurrió en el parque de la Ciudadela, donde Niklas y Amaia Mestern Marchueta, de 8 y 5 años, respectivamente, junto con June Kuffer Berrocal, de 8 años, alumnos de Paderborn, entre otros, pasearon con los faroles que habían confeccionado días antes con papel, tijeras, pegamento, bombillas e ilusión, mucha ilusión. Mientras, acompañando a esta especial procesión, se escuchaba cantar en alemán “laterne, laterne, sonne, mond und sterne...’ (farolillo, farolillo, sol, luna y estrellas), y otras melodías acompañadas de guitarras, ensayadas durante los días previos. Tanto los anteriores como Julia Csernak, alemana, trabajadora de Nordex, que acudió con su pareja y su bebé, hasta más de 150 personas, participaron ayer en la llamada Fiesta del Farolillo de San Martín, organizada por la Sociedad Hispano Alemana, que organiza el acto desde 2016 (a excepción del año 2020, cuando fue suprimida por la pandemia). Pero la de ayer era la primera ocasión en que estos farolillos de cartón y papel recorrieron el interior de la Ciudadela. Y con ella, se trasladaba al centro de Pamplona una tradición alemana muy arraigada que festeja el día de San Martín, que se conmemora el 11 de noviembre y que en la capital navarra se trasladó al sábado.
Fiesta del Farolillo en honor a San Martín en Pamplona
Fiesta del Farolillo en honor a San Martín en PamplonaDN Contenidos
Cuenta la tradición que San Martín de Tours, nacido en Hungría hacia el año 316 después de Cristo, soldado de la armada romana y persona dada a la generosidad con el necesitado, se encontró un día de nieve cuando cabalgaba a un indigente tiritando de frío. Compadecido, partió su capa en dos con ayuda de su espada para compartirla con el mendigo. Poco después abandonó las armas, ingresó en el servicio eclesiástico y fue nombrado en el año 371 obispo de la localidad francesa de Tours, donde murió y donde fue enterrado el 11 de noviembre.
La fecha de esta celebración coincide con otras conmemoraciones en Alemania, como el inicio de la temporada de Adviento y el comienzo del tiempo de carnaval (el 11 del 11 a las 11:00 horas y 11 minutos). En el caso de España, en algunas regiones coincide con, por ejemplo, la matanza del cerdo, de ahí el origen de la expresión «a cada cerdo le llega su San Martín».
El éxito de esta convocatoria en la Ciudadela ha superado las expectativas de los organizadores que tuvieron que cerrar días antes las admisiones. Los que consiguieron su entrada (con una aportación de 5 euros por adulto, 3 por niño y 10 para el bono familiar) disfrutaron de una tarde en la que, además de lucir el fruto de horas de trabajo de manualidades, degustaron chocolate y bebidas calientes, como el Glüh wein (vino caliente), tan típico de los mercados navideños germanos, dulces y bizcochos típicos alemanes que los organizadores aportaron a la celebración.
Entre los asistentes, participaron familias relacionados con Alemania, así como centros educativos que imparten el idioma de este país, como el colegio Paderborn-Víctor Pradera y el centro de estudios Linden. Miriam Szychot, alemana y profesora de este centro, comprobó ayer cómo habían quedado los farolillos que había preparado con sus alumnos, al mismo tiempo que recordaba los que hacía con su abuela en su niñez.
La Sociedad Hispano Alemana se mostraba este sábado satisfecha con la convocatoria, con más asistentes que otros años. Lo explicaba su secretaria Bettina Melcher, mientras terminaba de preparar las tartas. Esta asociación, constituida en 1992, hoy cuenta con 120 socios entre personas físicas e instituciones. Su objetivo es fomentar el intercambio cultural entre ambos países y ofrecer apoyo a los alemanes que pasan por Navarra o residen en esta comunidad. Organizan actividades divulgativas, conferencias, concursos, exposiciones y celebran festividades con tradición alemana como lo es esta de los Farolillos de San Martín.
volver arriba

Activar Notificaciones