Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

La Escalerica de San Nicolás cambia de dueño

Los propietarios del asador Ezcabarte se hacen cargo del bar de copas del Casco Antiguo

La Escalerica de San Nicolás, bar de copas en la esquina con la calle Pozoblanco
La Escalerica de San Nicolás, bar de copas en la esquina con la calle PozoblancoJESÚS GARZARON
Actualizado el 27/10/2021 a las 18:17
Relevo en la Escalerica de San Nicolás, uno de los bares más emblemáticos del Casco Antiguo de Pamplona. El establecimiento ha sido traspasado a los propietarios del asador Ezcabarte, que pretenden transformar este bar de copas en un restaurante de gastronomía local.
La Escalerica está situada en la esquina entre las calles Pozoblanco y San Nicolás. Es uno de los bares más grandes de la zona, con 450 metros cuadrados repartidos en tres plantas. Cada uno de estos espacios tiene su ambiente propio. El sótano es zona de copas, la planta baja de poteo y pincho y la superior, con vistas al quiosco de la plaza del Castillo, salón comedor.
Antes que la Escalerica, en esta esquina estuvo un veterano negocio de Pamplona, la tienda de regalos y menaje Zapatería Amorena. El bar se inauguró en junio de 2015, pocos meses después que El Tinglao, bar situado enfrente. Se formó así en este cruce un centro neurálgico del ocio nocturno, con tres de sus esquinas ocupadas por bares. En diagonal está el Dom Lluis y a su lado la heladería Larramendi.
La Escalerica de San Nicolás, que lleva unos días cerrado, volverá a abrir a mediados de noviembre, explican sus nuevos dueños. Pretenden darle un “giro” al negocio para convertir el local en un bar restaurante "más de día que de noche, más centrado en la gastronomía que en las copas”. “Vamos a llevar al Casco Antiguo nuestra experiencia con el asador Ezcabarte, con una oferta gastronómica local con un poco de innovación”, señalan. Este bar gestiona también una de las terrazas temporales del paseo Sarasate, espacio que tras este parón volverá a funcionar.
Los nuevos hosteleros adquirieron el asador Ezcabarte (Oricáin) en 2019, meses antes de la pandemia. Conservaron el estilo de este restaurante especializado en bodas, comuniones y comidas de empresa, con terraza exterior y jardín infantil. Tras un duro 2020, estos hosteleros se han beneficiado del fin de las restricciones y de la recuperación de eventos familiares. Ven por ello que es buen momento de iniciar un nuevo proyecto en el centro de Pamplona.
volver arriba

Activar Notificaciones