Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Transporte

Estudian ampliar el horario de las villavesas nocturnas los jueves

De domingo a jueves el servicio finaliza a medianoche y hay usuarios que piden un horario más amplio

Villavesas, el pasado jueves por la noche en el centro de Pamplona
Villavesas, el pasado jueves por la noche en el centro de Pamplonajosé carlos cordovilla
Publicado el 12/10/2021 a las 06:00
“El jueves ha pasado a tener otra identidad”. Jesús Velasco, director de Transportes de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona viene a decir con esta frase que los días de la semana ya no son lo que eran, al menos en cuanto a la demanda de villavesas en horario nocturno. La sociedad muda sus modos de ocio y el servicio se tiene que adaptar al nuevo mapa costumbrista. En ello están, tratando de buscar una solución, la mejor manera de acomodar las frecuencias, horarios y líneas de autobuses a la forma en que los ciudadanos se mueven. El juevintxo ha convertido en viernes los jueves; en sábado casi. “Aunque sea un día de labor en el calendario”, apunta Velasco.
Las villavesas han recuperado la figura de antes de la pandemia, tras un adelgazamiento severo. Los aforos están al 100% y el servicio nocturno ha regresado con el mismo horario: hasta medianoche de domingo a jueves; hasta las 4 de la mañana el viernes, y hasta las 6, sábados y víspera de festivos. Pero parece no ser suficiente. Varias personas han compartido, en especial en redes sociales, su petición de un horario más laxo los jueves. No solo para la vuelta a casa de quienes han estado de fiesta, también para la de quienes les ha tocado trabajar. “El nocturno es el servicio que más ha sufrido con la pandemia. Durante tres meses, desde mediados de marzo de 2020, se suspendió totalmente, luego se recuperó a la mínima expresión, se volvió a suprimir con el segundo estado de alarma y se retomó con una versión reducida”, apunta Jesús Velasco que “desde el pasado sábado ha regresado a la normalidad, pero es cierto que el jueves ha tenido una evolución diferente”. “Lo tenemos como un hecho y deberíamos darle una solución, aunque no tengo todavía una respuesta sobre cómo o cuándo llegará la solución”, admite Velasco. que no la quieren demorar.
PARADAS A DEMANDA
La Mancomunidad prevé asimismo retomar el proyecto piloto de paradas a demanda en el servicio nocturno para mujeres. Se denominaron también paradas antiacoso y llegaron a la entidad tras una petición de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, en la pasada legislatura. Tras entrar y salir del cajón en varias ocasiones, finalmente quedaron dentro, precisamente porque la pandemia obligó a suspender el servicio nocturno. “Este proyecto era un compromiso en el Plan de Transporte ya para el año pasado, se aprobó en borrador, como compromiso no ha sido posible por cómo ha evolucionado la pandemia, se volvió a copiar en el plan de este año y ahora nos organizaremos para ponerlo en marcha como prueba piloto”, describe Velasco.
Entretanto, diseñan una flota más eficiente desde el punto de vista energético. Contemplan que en pocos años dos tercios de la flota será de gas y, el otro tercio, eléctrica. Pero siempre supeditado a que logren la subvención de cinco millones de han solicitado en los fondos europeos.

¿Volverán todos los viajeros apeados en la pandemia?

Aunque el número de viajeros se recupera, lo hace de manera lenta. Prácticamente todas las actividades han vuelto a parámetros de normalidad, pero ello no se traduce en la demanda del transporte público en Pamplona y la Comarca, que sigue siendo inferior a los primeros días de marzo, cuando estalló la pandemia.
Jesús Velasco reconoce que navegan ahora en la incertidumbre de saber si el servicio podrá recuperar todos los viajeros que tenía antes de la irrupción del covid. Hay que recordar que las villavesas cerraron 2019 con cifras de récord: más de 40 millones de billetes vendidos aquel año. Ahora han vuelto un 80%, pero nada se sabe del resto. “Hay que ver si se trata del trabajo a distancia, de personas que ahora trabajan desde su casa, o si son viajeros que han resuelto de otra manera su s desplazamientos, o hay un poco de todo”, precisa Jesús Velasco que solo cuando sumen un periodo de tiempo sin restricciones o nuevas olas, podrán evaluar la situación. “Nuestra duda es qué parte de lo que se ha perdido es estructural”, reflexiona.
En este contexto, el déficit del servicio seguirá siendo más alto. Para este año en el Plan de Transporte ya se planteó un incremento de las aportaciones de Gobierno y Ayuntamiento, en torno a un 30%. Pero también para 2022 harán falta “recursos especiales por parte de las administraciones, porque la oferta es ya completa, con todos los costes que ello implica, mientras que la demanda está en cifras inferiores a las que teníamos”, sostiene.
“Si acabamos 2021 con unos 30 millones de viajeros supondrá un 75% de la cifra de 2019, pero ya será una noticia positiva”, concluye el director de Transportes.

ALGUNAS CIFRAS

​167

VEHÍCULOS Componen la flota de autobuses actualmente, la mayor en su historia, y aunque los aforos ya están al 100% se siguen sacando a la calle buses de reserva en horas punta y se retiraron dos menos que en años anteriores.



116.139


VIAJEROS EL 30 DE SEPTIEMBRE Así se cerró el mes en las villavesas. En la misma jornada de 2019 se vendieron 133.767 billetes.



2.779.107

BILLETES EN UN MES Ha sido el balance del pasado septiembre y son 619.353 menos que el mismo mes de 2019.

​40,63 millones de viajeros en 2019

El año anterior a la pandemia es el espejo en que se mira la Mancomunidad a la hora de comparar datos. Pero hay que tener en cuenta que este periodo supuso el récord de viajeros registrado desde que se puso en marcha el TUC.

HACIA UNA FLOTA SIN EMISIONES

La Mancomunidad presentó este verano los últimos autobuses propulsados por motores diesel. No habrá más, avanzaron entonces. Ahora han avalado la compra de trece vehículos de gas para 2022; entre 2023 y 2024 prevén adquirir otros dieciséis, de ellos seis de gas y diez eléctricos.

PENDIENTES DE UNA AYUDA DE 5 MILLONES

Los vehículos eléctricos resultan más caros y la Mancomunidad está pendiente de recibir una subvención de cinco millones para poder adquirirlos. Entretanto, está en licitación la compra de los vehículos para 2022 y la construcción de una gasinera para el repostaje, con la acometida de gas.

volver arriba

Activar Notificaciones