Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Retiran la vegetación del Baluarte de Parma para las obras de restauración

Los trabajos de recuperación de este enclave de la muralla comenzaron la segunda semana de septiembre

El Baluarte de Parma, ayer, visto desde el Archivo General
El Baluarte de Parma, ayer, visto desde el Archivo GeneralR.M.
  • R.M. Pamplona
Publicado el 21/09/2021 a las 11:56
La restauración del Baluarte de Parma, cuyas obras comenzaron la segunda semana de septiembre, continúa con la eliminación de la vegetación y el rebaje del talud en la base de la muralla. El desbroce de la vegetación es uno de los pasos previos antes de la colocación de los andamios frente al río Arga, que permitirán acometer la recuperación del baluarte situado entre el Museo de Navarra y el Archivo General. Con la intervención de este elemento de la muralla, Pamplona concluirá la recuperación de los 5 kilómetros de lienzo que históricamente protegieron lo que ahora es el centro de la ciudad.
Con un presupuesto de 1.022.723 euros, financiados en un 60% (664.120 euros) por el Estado, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el 40% restante (357.603 euros), por el Ayuntamiento, las obras se prolongarán por espacio de 10 meses.
Este lunes, se podían ver algunas ramas ya retiradas acumuladas junto al baluarte. Una vez se coloquen los andamios, se procederá a la retirada de toda la vegetación que ahora aflora entre los sillares de piedra, un trabajo similar al que se hace en el mantenimiento de las murallas de Pamplona. Tal y como recoge la memoria del proyecto, que dirigen los arquitectos Marta y Miguel Monreal Vidal, la limpieza de la piedra no pretende dejar el lienzo -la pared- impoluta, sino mantener la pátina de vejez. Una vez concluida esta labor de limpieza se repondrán los sillares y se reconstruirán las zonas dañadas, bordes de cañonera, parapetos y troneras.
volver arriba

Activar Notificaciones