Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Las razones del Ayuntamiento para dejar crecer la hierba entre los adoquines de la plaza de los Fueros

Verde. Es el color más nítido que uno se lleva para casa estos días cuando transita por el paso subterráneo de la Plaza de los Fueros. A ojos de los ciudadanos, ver brotar hierba por entre los adoquines es falta de mantenimiento. Pero el consistorio tiene sus razones

Aspecto de la plaza visto desde el túnel que lleva a Iturrama
Aspecto de la plaza visto desde el túnel que lleva a Iturrama
Publicado el 16/09/2021 a las 06:00
Está claro que llama la atención. Atravesar el paso subterráneo que serpentea por debajo de la transitada Plaza de los Fueros de unas semanas a esta parte es todo un espectáculo. ¿El motivo? Hierba que crece ‘descontrolada’ entre los adoquines que componen el asfalto del pasadizo que emplean a diario peatones y ciclistas. Pero no solamente ha sucedido en un rincón, sino que las plantas se ha ido expandiendo a sus anchas por prácticamente la totalidad del espacio.
Tanto es así que la primera estampa que se llevan los ojos de quienes por allí pasan se tiñe de verde. Un verde que poco a poco va copando cada resquicio de separación entre los adoquines. Basta mirar con cierto detenimiento para darse cuenta de que poca holgura queda por copar. Planteado el problema, ¿qué comentan aquellas personas que son asiduas a este paso subterráneo? En un paseo matutino de miércoles, la mayoría no entiende los motivos por los que se está dejando sin cortar la hierba de esta manera. “Da una imagen muy mala, como de dejadez”, insisten desde el subterráneo.
Por si fuera poco, los bancos que rodean al coso y que ya fueron motivo de queja en abril de este año, siguen sin arreglarse. De hecho, presentan idéntico estado al que presentaban hace cinco meses y que fue recogido por este periódico. Astillas levantadas, deterioro de pintura e incluso listones levantados siguen siendo el buque insignia de las zonas de descanso. “El responsable debería darse una vuelta por aquí y actuar con bastante urgencia”, manifestaba Rubén Tablado, empleado en una oficina del Ensanche y quien a menudo camina a pie por la zona.
CONTENIDO
La respuesta del Ayuntamiento de Pamplona es concisa. El ‘nuevo decorado’ es consecuencia de altas temperaturas y lluvias repentinas. “Dejar que la vegetación se apodere de la ciudad de manera contenida y sin riesgo es algo que se viene haciendo”, explican. Recordemos que la ciudad no usa herbicidas desde 2009 y el trabajo de limpieza es manual. “El paso de peatones contendrá la vegetación. En cierto modo, aún no hay prisa”.
volver arriba

Activar Notificaciones