Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El ‘paparazzi’ de los castores

Como los fotógrafos al famoseo en la puerta de su casa, la Mancomunidad instaló cámaras en las riberas del parque fluvial de la Comarca con el fin de investigar la vida de estos roedores

Imagen de un castor captada la pasada primavera en el entorno del río Arga por un técnico de la Mancomunidad
Imagen de un castor captada la pasada primavera en el entorno del río Arga por un técnico de la MancomunidadCedida
Actualizado el 18/08/2021 a las 11:04
Cientos de personas cruzan a diario el parque fluvial de la Comarca de Pamplona. Pasean a pie, en bici, corren, pescan, navegan el río... Pero bien pocos logran avistar a los castores, desde hace ya unos años habitantes del entorno fluvial, incansables roedores que liman como auténticas sierras los troncos de los árboles en las riberas de los ríos. La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona colocó en 2019 unas cámaras de fototrampeo para captar a los castores en su actividad cotidiana, con el fin de conocer algo más sobre los hábitos de esta especie y también de otras que ocupan las riberas. Costó, pero la discreta cámara grabó en la noche oscura a dos ejemplares, una madre y una cría, jugueteando ajenos en el cauce amable del Arga.
La Mancomunidad instala varias cámaras de observación en diferentes puntos del parque. La iniciativa, explican, forma parte del estudio que la propia entidad promueve con el fin de identificar y conocer los animales que habitan en el parque fluvial de la Comarca. Repite la operación con periodicidad anual, con la aportación profesional de la empresa Ornitolan Servicios Ambientales, encargada de llevar a cabo el trabajo de campo y poder determinar las características de la fauna en el parque. La Mancomunidad destaca que “un buen número de especies, espacios y procesos han sido identificados y con estos datos se dispone de una herramienta de gestión que facilita la conservación y el impulso de estos entornos de biodiversidad”. El objetivo final pivota en obtener un banco de imágenes de las especies singulares que habitan el parque fluvial. Las imágenes complementan el estudio de estaciones de detección y permite dar a conocer la presencia de fauna singular, muchas veces de complicada observación, incluso en ambientes diurnos.
En esta ocasión, las imágenes, describen desde la Mancomunidad, “se han obtenido mediante cuatro cámaras de fototrampeo, que permiten la vigilancia del entorno desde un punto de instalación fijo. Con estas cámaras, que también captan el espectro infrarrojo, es posible efectuar grabaciones diurnas y nocturnas del entorno natural, algo que facilita, subrayan, la observación y el estudio de la fauna. Entre las imágenes obtenidas destaca la grabación de la pareja de castores, pero también hay otras de una garduña o de una garza, ésta captada de día.
ESPECIE PROTEGIDA
La Mancomunidad considera que el castor “es una de las especies que ha puesto de manifiesto la importancia del parque fluvial como camino natural de la fauna y la conexión de las poblaciones que se integran en él”. Además, desde el 1 de diciembre el castor está incluido en el listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. No es pues un okupa en la ribera del Arga, el Ulzama o el Elorz, al contrario, las autoridades instan a protegerlo. Los castores e extinguieron en la Península Ibérica hace varios siglos. Pero la especie fue reintroducida en los inicios de la primera década de 2000, en el sur de Navarra, Aragón y La Rioja. En la Comunidad foral se han localizado colonias en los ríos Ebro, Ega, Aragón, Arakil y Ultzama, además del Arga y Elorz. Uno de los roedores de mayor tamaño, es semiacuático y se alimenta de vegetales y productos leñosos. Pero también arrastran material de la orilla y forman pequeñas presas, en Pamplona con las especies más abundantes en el entorno: alisos, arces, almices. Pueden permanecer unos 15 minutos bajo el agua sin subir a la superficie. Su piel es grasienta y resistente al agua. Hacen las madrigueras con ramas y barro. Ubicadas en medio de los estanques, solo se puede acceder por entradas subterráneas.
Árboles ‘talados’ por los castores en el parque fluvial
Árboles ‘talados’ por los castores en el parque fluvialJesús Caso

ALGUNOS APUNTES

El método de detección
 El método de detección de mamíferos se basa en la selección de puntos (puentes sobre el parque fluvial) que son revisados de forma semestral buscando evidencias de presencia de mamíferos: huellas, rastros, señales... En caso una de las estaciones de detección selecciondas en los 34 kilómetros del parque se lleva a cabo una exploración de 250 metros aguas arriba y abajo por parte del equipo de investigación y las evidencias son anotadas y fotografiadas.

Más nutrias y castores
Durante 2020 el primer muestro se hizo entre mayo y junio y se detectó la presencia de dos mamíferos: la nutria paleártica (Lutra lutra) y el castor europe (Castor fiber). Ambas especies dominan en presencia sobre las demás. Pero añaden comadrejas y en primavera rastros de garduña, gineta, gato doméstico, corzo, jabalí y roedores.

En otoño invierno 2020-21 destacó la amplia detección de rastros de nutria paleártica; se observó su presencia a lo largo de todo el parque.

Aguas tranquilas
El castor europeo Castor Fiber es un roedor que vive en las riberas de aguas estancadas o de corriente lenta, densamente cubiertas de vegetación baja. Loas castores se hallan perfectamente adaptados a la vida anfibia. Sus fuertes dientes les permiten roer los troncos de los árboles pequeños que consiguen abatir. De esta forma se procuran alimento (hojas y corteza) y los materiales necesarios para la construcción de sus diques y chozas.

Alimento en invierno
Es precisamente en estos meses más fríos cuando la producción vegetal del ecosistema no puede satisfacer las necesidades vitales del castor que por esa razón roe los árboles y robustos para alimentarse con la corteza de troncos y ramas. Por ello, la Mancomunidad adopta medidas para la proteccIón de árboles singulares, especialmente en el ámbito urbano y facilitar así la coexistencia de las especies que hacen uso del parque fluvial. Una de las medidas es la colocación de redes en torno a los árboles buscando la protección, tanto del árbol como del castor. También las coloca el Ayuntamiento de Pamplona.

Entre 12 y 14 familias

Los últimos estudios fijan entre 12 y 14 los grupos familiares de castores a lo largo del parque fluvial de la Comarca, en Pamplona, avistados sobre todo en Barañáin, Arazuri, Burlada y Huarte.

volver arriba

Activar Notificaciones