Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Y Neska encontró a Lorena para pasear

Una red de voluntarios de Burlada les puso en contacto y ahora, mañana y tarde, esta perra confinada a la fuerza con sus dos dueñas -una madre y una hija de edad avanzada y con problemas de movilidad- tiene con quien salir a la calle

foto de Lorena Fernández Lazcano sostiene a Neska.
Lorena Fernández Lazcano sostiene a Neska.
02/04/2020

LA primera vez que se vieron, Lorena iba con mascarilla. Pero a Neska le dio absolutamente igual quedarse en manos de una desconocida con la cara a medio tapar. “Se vino corriendo feliz. Parece que tenía muchas ganas de calle”, dice Lorena Fernández Lazcano, una adolescente de 17 años, sobre esta yorkshire que vive con una madre y una hija de edad avanzada y con problemas de movilidad en Burlada.


No son vecinas. Y no se conocían de antes. Les puso en contacto una red de voluntarios creada en Burlada para ayudar a los mayores y personas con dificultades físicas en sus tareas cotidianas de calle: hacer la compra, gestiones, tirar la basura o, como en este caso, sacar al perro a pasear.


“Estamos como alrededor de 70 personas en un grupo de WhatsApp y se asignan las ayudas en función de la proximidad de las viviendas”, cuenta Itxaso Torregrosa Arteaga, encargada de coger el teléfono y adjudicar las casas de la bautizada como Red Ciudadana Burlata. El número de móvil 633 810 354 es el salvavidas que se presta a estas personas con necesidades básicas y sin ningún tipo de apoyo familiar.


Lorena dice que siente ya un vínculo especial con Neska. “Es que salgo a pasear mañana y tarde con ella todos los días. A mí me da el aire y ella está feliz de poder pisar la calle”. Todos contentos, también las dueñas, a las que Lorena define como un pareja encantadora que le dejan planificarse el horario como ella quiera.


“Iniciativas así te llenan por dentro. Y más siendo menor, que parece que lo único que puedes hacer es quedarte en casa”, dice Lorena, que ya había hecho otras labores de voluntariado en Cáritas. En este caso, fue su padre el que le avisó de esta iniciativa. “Me envió una foto del cartel en el que se pedían voluntarios y escribí a la dirección de correo electrónico que proporcionaban. Al poco tiempo ya estaba en el grupo de WhatsApp”.


TODAS LAS GARANTÍAS

La iniciativa de crear un grupo de apoyo ciudadano surgió por contagio, al ver que en otros municipios se tejían estas redes en torno a personas mayores o con impedimentos físicos. Y aunque entre los 70 voluntarios hay gente de todas las edades, predominan sobre todo los jóvenes.


Para echar a andar, se puso un cartel en las redes sociales y también hubo quien colocó el aviso en los portales de su casa. Además del boca a boca. “La mayoría es para hacer la compra. También hay quien te pide sacar el perro o llevar algún recado a un familiar”, indica Itxaso Torregrosa.


Cada día reciben un par de llamadas. “Y se atienden siguiendo el protocolo establecido por el Gobierno de Navarra. Eso es, con mascarilla, guantes y evitando el contacto directo porque se mantiene la distancia de seguridad”, enumera Itxaso. “Queríamos ofrecer todas las garantías, por eso nos pusimos en contacto con el centro de salud y Servicios Sociales del Ayuntamiento que nos indicaron las condiciones del Gobierno”.


Uno de los problemas que se planteó fue cómo se hacía el pago de la compra. El dinero es una fuente de contagio. “Y no conviene estar mucho rato con el que proporciona otra persona. Así que la mayoría de las ocasiones lo que se hace es adelantar nosotros el pago. Cuando te lo devuelven, te vas para casa y allí te puedes lavar las manos casi de inmediato y desinfectar ese dinero”, apuntan desde la red. Y quedaría una tercera opción que aún no se ha producido: el dar una tarjeta de crédito y llamar a la tienda para facilitar el número secreto. Pero hay más reparos.


Desde la red, Itxaso dice que el gran pago que reciben es el agradecimiento con mayúsculas que reciben de las personas a las que ayudan. “Y sabemos que otras no llaman porque les da apuro. Que lo hagan, que estamos aquí para ayudarles”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra