x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
QUIÉN ES QUIÉN

Un disco creado en familia

Las composiciones para guitarra clásica de su padre, Jesús Martínez Torres, conforman buena parte del primer disco de Yhael May, nombre artístico de esta guitarrista que creció en una familia musical de Barañáin y que dedica a su madre la única pieza en la que pone voz

Foto de Yhael May, con su guitarra, y su padre, Jesús Martínez Torres, en el parque de la Constitución de Barañáin.

Yhael May, con su guitarra, y su padre, Jesús Martínez Torres, en el parque de la Constitución de Barañáin.

16/01/2020 a las 06:00
A+ A-

El primer disco que los guitarristas ya graduados sueñan y, muchas veces, hacen realidad, se compone por lo general de piezas clásicas, de autores fallecidos y personajes cumbres en la música. “Son como una repetición de lo que hacíamos en el conservatorio”, resume Yhael Martínez Ayerdi, Yhael May en el mundo artístico. No es así con su primer disco. Esta graduada en guitarra clásica que empezó a formarse en su casa de Barañáin, pasó a la escuela 'Luis Morondo' y completó la formación en Pamplona, Sevilla y en Madrid está a punto de publicar un trabajo en el que ha incluido muchas de las obras que su padre, Jesús Martínez Torres, profesor de guitarra, fue componiendo para el ámbito pedagógico y para concursos. Algunas de las obras han sido premiadas en certámenes locales e internacionales y ella las quiere dar a conocer más allá del entorno en el que surgieron.

Con el disco, además, celebrarán el cambio de década de padre e hija, que en marzo cumplirán 50 y 30 años respectivamente. Junto a Pilar Ayerdi, la esposa y madre, acordeonista, y Julen, el hijo y hermano, batería, conforman una familia musical que enriquece un curriculum forjado con muchos cursos, certámenes y horas y horas de ensayo y trabajo.

Ese primer disco ya tiene fecha. El mes de marzo en el que cumplen años saldrá a la luz, aunque desde hace semanas, en sus redes sociales, Yhael May va descubriendo alguna “pincelada”. Las composiciones ya están grabadas, en un estudio madrileño. A la guitarra clásica de Yhael y su voz, en una de las canciones, se suman colaboraciones familiares y de otros músicos. Una combinación de instrumentos que van desde la guitarra clásica al acordeón, la batería, la guitarra eléctrica... “Ahora depende ya de los técnicos de sonido en Madrid”, dice de un trabajo que le ha llevado meses y que el año pasado comenzó a tomar forma. Lo edita con la discográfica QTV Classics, especializada en música clásica. Pero también ha sido necesaria su aportación y ha recaudado fondos con el método del crowdfunding y el mecenazgo, incluso, de personas desconocidas. Ese ha sido, dicen, otro de los descubrimientos del este proyecto. “Hay alumnos de mi padre y sus familias, compañeros de diferentes épocas, pero también personas desconocidas para nosotros que han colaborado y ha sido muy emocionante”, contaban hace una semana, en el último día de las vacaciones navideñas que trajeron a Yhael y a su pareja, temporalmente, a su Barañáin natal. Lo dejó a los 18 años, cuando estaba en el conservatorio 'Pablo Sarasate' y se marchó a Sevilla a formarse con un profesor. De allí pasó a Madrid, con su maestra, la cubana Iliana Matos. Se graduó en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Ahora forma parte de varios conjuntos, acompaña a la guitarra a cantantes y grupos como Manu Tenorio, Estopa, Manuel Carrasco o Vanessa Martín, da clases en escuelas de música y hasta protagonizó un espectáculo pedagógico y musical en Gran Vía. El padre ha combinado su carrera de profesor de música en colegios públicos de Navarra y desde hace catorce años es parte del proyecto musical de 'Vázquez de Mella' en Pamplona. También compone y ha colaborado en conjuntos.

Conciben el disco como “un regalo”, un proyecto en el que Jesús Martínez da todo el protagonismo a su hija, a la vez que ella destaca el trabajo de composición que hay detrás. “Muchos guitarristas, en su primer disco, acaban grabando lo que hacíamos en clase. Yo tenía uno vivo, mi padre, con obras que son tangos, milongas, nocturnos. Trabajos que fue componiendo y dedicándonos y que eran perfectos para un trabajo que quería que fuera especial”, resumen una obra que espera dar a conocer en Pamplona esta primavera.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra