Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ayuntamiento de Pamplona

El Ayuntamiento de Pamplona licita por 65.500€ el futuro modelo de planificación fluvial

La Gerencia de Urbanismo establece en seis meses el plazo para un trabajo que deberá basarse en el diagnóstico que se presentó el pasado año

Miércoles frío y nuboso en Navarra con algún chubasco
El Arga, a su paso por San Pedro-Rochapea.
T.B.
  • Diario de Navarra
Actualizada 20/03/2019 a las 14:08

Comienza el proceso para que Pamplona tenga un nuevo modelo de planificación fluvial, tanto para el río Arga, como para el Elorz y el Sadar, a su paso por el término municipal. Tras una fase inicial de diagnóstico integral que cristalizó en el proyecto ‘Propuesta de trabajo para el ámbito fluvial en Iruña (Río Arga)’, la Gerencia de Urbanismo ha aprobado esta mañana la licitación, mediante procedimiento abierto, de un contrato de servicios para redactar el futuro modelo de planificación. El futuro texto deberá manejar, entre otros documentos, la anterior propuesta, y el Plan Municipal de Pamplona y el Plan Integral del Arga.

Este modelo será la hoja de ruta para el desarrollo de medidas a corto medio y largo plazo, con un horizonte de 10 años. La base de la propuesta es el reconocimiento de “la insostenibilidad del modelo estructural” (actual) basado en las llamadas ‘medidas duras’ (motas, azudes, rellenos, escolleras, etc.) que, según los expertos de Fluvialis River Innovation, empresa responsable del diagnóstico inicial, tiene como “resultados más directos (…) que el riesgo no se reduce sino que aumenta y que se produce una alta degradación ambiental y funcional del cauce y riberas”.

La licitación se convoca por una cuantía de 65.500 euros se publicará en el Portal de Contratación de Navarra durante al menos 15 días. El plazo para la redacción del modelo fluvial es de seis meses a partir de la firma de contrato y en ese periodo se recoge también la apertura de un Plan de Participación y consulta cuyos resultados, revisados por los técnicos, podrán pasar al documento definitivo. Y es que en el diagnóstico inicial se hacía hincapié en el concepto de “Territorio Fluvial” como espacio que reúne a todos los usuarios de una cuenca, desde administraciones públicas a organismos de gestión (organismo de la cuenca), pasando por agentes sociales (asociaciones, voluntarios), políticos y económicos (comunidades de regantes, empresarios) implicados en todo lo relativo al río para decidir unas políticas comunes.

Los criterios técnicos y los ámbitos de actuación en la redacción del ‘Modelo de Planificación Fluvial del río Arga y sus afluentes Elorz y Sadar’ serán, en todo momento, los establecidos por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona.

DESANDAR GRAN PARTE DE LO ANDADO

La base del futuro modelo tratará, básicamente, de devolver espacio al río y considerarlo así en las figuras normativas que lo regulen y en la ordenación del territorio. La idea es primar la restauración del río Arga (también de los cauces del Elorz y del Sadar) a su paso por Pamplona, redefinir sus relaciones con la ciudad, afrontar la regulación de sus usos e impulsar medidas para hacer frente a las crecidas de caudal y minimizar su impacto.

El equipo redactor, que deberá estar formado al menos por un arquitecto, un ingeniero y dos técnicos en Biología, Ingeniería, Ciencias ambientales u otras disciplinas relacionadas con el medio natural y contar con un servicio de Topografía. Muchos son los campos de intervención para desarmar el sistema actual mediante “medidas blandas” (no estructurales) que establezcan una nueva cultura del río con educación en los valores que arrojan sus crecidas. El objetivo: que la ciudad pueda cohabitar con él con seguridad y que el paisaje fluvial sea el que determine la ciudadanía y la administración competente.

Según el diagnóstico inicial el resultado de las ‘medidas duras’ han sido ‘0’ naturalidad en el canal fluvial y una calidad hidromorfológica deficiente en general, con escasa movilidad de sedimentos y con una anchura por debajo de la potencial. Además, se aprecian malos índices de calidad en el bosque de ribera en más de tres cuartas partes de los tramos. El río presenta, según el informe, más de 100 presiones puntuales y 48 lineales, entre ellas obstáculos transversales como los 22 puentes (algunos con arcadas muy pequeñas) los 8 azudes y las tuberías y decenas de defensas laterales (motas, escolleras, muros, rellenos) y así como numerosos aliviaderos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE