Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Accidentes de tráfico

Fallecen 33 personas el último año en las carreteras navarras, 4 más que en 2021

Desde 2015, los decesos se mantienen entre los 25 de ese año y los 34 de 2018, exceptuando 2020, que dejó 20 fallecidos por el confinamiento

Ampliar accidente tráfico pamplona
Un accidente de tráfico en Pamplona, en una imagen de archivo@PamplonaIrunaPM
  • Fernando R. Gorena
Publicado el 23/01/2023 a las 06:00
La estadística, fría, dice que 33 personas fallecieron en las carreteras navarras a lo largo de 2022. Pero hay que tener en cuenta que, detrás de cada uno de ellos de ellos, se esconde un drama familiar irresoluble acrecentado por lo inesperado e injusto de los mismos. La tercera parte de las personas fallecidas en siniestros viales los últimos años no eran los responsables de haberlos provocado, según datos de Policía Foral.
Gráfico de los fallecidos por accidentes de tráfico en Navarra
Gráfico de los fallecidos por accidentes de tráfico en NavarraAlberto Erro Aguirre
Las estadísticas de la DGT califican como muertes por accidente de tráfico las sucedidas durante las 24 horas siguientes a la colisión al considerar que los decesos posteriores pueden atribuirse a otras causas ajenas al accidente. Sin embargo, al menos dos de las 33 muertes sucedidas este 2022 sucedieron días después de los accidentes con las víctimas todavía ingresadas en el hospital.
La cifra de 33 fallecidos supone un incremento de cuatro respecto a las víctimas de 2021, un 13,79% más que en el pasado ejercicio. Los accidentes con víctimas mortales crecen por segundo año consecutivo (20 en 2020 y 29 en 2021) conforme se han ido reduciendo las restricciones asociadas a la pandemia. Hay que recordar que en los primeros meses de 2022 aún se mantenían algunas de estas que influían en el número y condiciones de los desplazamientos por carretera, como el cierre temprano de la hostelería. Tristemente, el número de muertes en carretera también se va ‘normalizando’. Desde 2011 (28 fallecidos) el número de muertes en carretera ha rondado entre las 26 y 34 personas con las excepciones de 2012 (45), 2014 (44) y 2020 (18) marcado este último por el confinamiento por la COVID.
De los 33 fallecidos en 2022, ocho eran peatones, el doble que en 2021; uno, ciclista (otro falleció el 31 de julio en Bera en una pista que no está considerada carretera por lo que queda excluido como accidente de tráfico); siete conducían una moto o ciclomotor; y dieciséis viajaban a bordo de un turismo.
Uno de los accidentes mortales fue múltiple. Ocurrió el 1 de marzo en Ablitas. Un vehículos se salió de la carretera en la AP-38 a la altura de la localidad ribera y tres personas vecinas de Andorra, la conductora de 58 años, y dos ocupantes de 54 y 26 años, fallecieron en la colisión posterior.
El número de peatones fallecidos por atropello, ocho, duplica a los cuatro de 2021. Cuatro se produjeron en vías urbanas y los otros cuatro en carreteras convencionales, un dato inhabitual que ha llamado la atención de los responsables de Tráfico.

Once víctimas, por encima de los 64 años

Cinco de las 31 colisiones mortales se produjeron en vías de alta capacidad, autovías o autopistas y otros tantos en vías urbanas. El resto, 21, en carreteras convencionales. La N-121 y sus ‘prolongaciones’ A, B y C que atraviesa Navarra de sur a norte fue la que más accidentes con resultado de muerte registró, con seis fallecidos.
En dos ocasiones, dos conductores involucrados en sendos accidentes se dieron a la fuga después de la colisión. El primero lo hizo en Arraioz el 5 de julio cuando éste huyó tras atropellar a un peatón. El segundo caso sucedió en Cortes. El 6 de septiembre un individuo se dio a la fuga después impactar con su coche contra un ciclomotor, cuyo conductor falleció un mes más tarde. El destino quiso que el conductor fugado muriera pocos días antes que su víctima en otro accidente de circulación antes de ser identificado como el autor del atropello.
Otro de los datos que llama la atención es la edad de las víctimas. El colectivo más afectado es el de las personas entre 25 y 44 años, con once fallecidos, la misma cifra que el de más de 64. El cada vez mayor peso poblacional de este segmento de edad puede encontrarse detrás de esta estadística unido a sus condiciones físicas que les hace más vulnerables a sufrir atropellos y accidentes. Al otro lado de la balanza, este año se ha detectado una mayor reiteración de pequeños accidentes con conductores de edad avanzada.
CICLISTAS
Los atropellos mortales a ciclistas bajaron en 2022 de tres a uno respecto al año precedente, mientras que los de ciclomotores o motos subieron de cuatro a siete. Una víctima no falleció por atropello, sino como consecuencia de una caída cuando viajaba en el interior de un autobús en Pamplona.

“La causa principal de la accidentalidad es el conductor”

José Antonio Gurrea es el Jefe de Área de Tráfico y Seguridad Vial de Policía Foral, uno de los dos cuerpos que comparten las competencias de tráfico.
33 fallecidos este año, cuatro más que en 2021. ¿Volvemos a la ‘normalidad’ tras la pandemia?
Parece obvio que cuanta más movilidad hay, hay más accidentes. Sin embargo, si vemos el número de vehículos que se desplazan, la mayoría de las personas que conducen lo hacen de forma correcta. La mayoría de accidentes mortales se producen en vías convencionales, siendo su densidad de tráfico menor que en las vías rápidas. En mi opinión, la causa principal de la accidentalidad es la persona que conduce.
Se ha duplicado el número de peatones atropellados.
En la mitad de los casos el siniestro se ha producido fuera de casco urbano, en condiciones extrañas, difíciles de ver en los últimos años, al menos con tanta intensidad como ha sucedido en el 2022. De las cuatro personas fallecidas en casco urbano, tres de ellas sufrieron el atropello en un paso de cebra. Es obvio que tenemos que insistir en la educación vial y en la concienciación.
¿Alcohol, velocidad y distracciones siguen siendo los tres grandes factores de riesgo?
Estos tres factores tienen una importancia muy grande en la producción de siniestros con fallecidos. Sin embargo, en los siniestros viales en general, la presencia de animales en la calzada y sus consecuencias, están haciendo que, al menos en el caso de Policía Foral, se les vea como otro factor importante. De hecho, en todos los accidentes con este factor, se rellena una hoja especial con una serie de datos del animal y del entorno, que se estudia. Tenemos una base de datos de los últimos año que nos indican su presencia en torno al 25% de los siniestros viales en ámbito interurbano. Es un elemento a estudiar, tanto por nuestra parte como con otros servicios del Gobierno de Navarra como Obras Públicas o Medio Ambiente.
Parece que hay también un repunte de carreras clandestinas, ¿les preocupa?
Hay muchos fines de semana, que se producen concentraciones de personas en horario nocturno, generalmente en polígonos industriales, y que nos requiere de más esfuerzos de los que nos podemos permitir. Se han dado casos de accidentes con personas en estado grave en este tipo de concentraciones. Estos vehículos, además, pueden estar modificados en sus características técnicas reduciendo considerablemente su seguridad.
¿La mejora en las infraestructuras, como las de la N-121-A pueden reducir los accidentes?
Los tramos de la N-121-A que se han mejorado han registrado una reducción significativa de accidentes. Pero no nos engañemos, si una persona hace lo posible para tener un accidente probablemente lo tendrá.
¿Le damos a los delitos contra la Seguridad Vial (SV) la transcendencia que realmente tienen?
Hablamos de conducción bajo la influencia de alcohol y/o drogas, con exceso de velocidad,... En el año 2022, por parte de PF se han instruido 818 atestados por delitos contra la SV. A estos atestados habría que añadir las de Policías Locales y la Guardia Civil. Y a todo ello habría que añadir que ese número de delitos contra la SV es solamente el de aquellos que se han detectado. La cifra real de delitos contra la SV es mucho mayor, lo cual nos tiene que hacer a reflexionar en qué situación estamos. ¿Hay muchos ámbitos delictivo con estas cifras?

Responsabilidad en carretera

​Según Gurrea, “en las estadísticas de los últimos años vemos que en torno a una tercera parte de los fallecidos en siniestros viales no son responsables del siniestro; creo que es un dato demoledor y que nos debe hacer reflexionar”. Por eso, quiere “agradecer a las personas concienciadas que cuando detectan una conducción de este tipo se ponen en contacto con nosotros”. “No se puede demostrar que quitando de la carretera a una persona influenciada se evita una muerte, pero parece claro que es una de las causas de la disminución de personas fallecidas los últimos años son los controles de alcohol y drogas” concluye.

“Se detecta un incremento del consumo de alcohol y drogas”

¿A qué se debe el incremento de la siniestralidad?
Con el fin de las restricciones se ha producido un incremento lógico de la movilidad, recuperando cifras anteriores e incluso superándolas. Además, se detecta también un incremento del consumo de alcohol y otras drogas en los controles que llevan a cabo los agentes de tráfico y se observa una alta utilización del teléfono móvil mientras se conduce.
Se han producido más accidentes mortales con conductores de edad bastante avanzada. ¿Es este un problema preocupante ante el que hay que tomar medidas?
Es fundamental seguir adoptando medidas para proteger a los colectivos más vulnerables, entre ellos las personas de edad avanzada. Medidas como el límite de 30 km/h o la definición de zonas de bajas emisiones (ZBE) contribuyen a ese fin al pacificar el tráfico y abrir nuevos espacios más seguros para estos colectivos.
Alcohol, velocidad y distracciones siguen siendo los tres grandes factores de riesgo?
Sin duda hay que seguir incidiendo en esos tres factores, junto con los excesos de velocidad por su relevancia en la producción de siniestros.
¿Hay algún tema que les preocupe como pueden ser las carreras o exhibiciones clandestinas que hagan que los conductores, sobre todo los jóvenes, le pierdan el miedo al volante?
La exhibición, no sólo de carreras clandestinas, sino de conductas de riesgo a través de las redes sociales, traslada un mensaje contrario a la seguridad vial. La imitación de estas conductas pone en serio riesgo a quienes las realizan y a todos los usuarios.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora