Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Marca Navarra

Mari Cruz Velasco: Feliz al volante de la villavesa

Sonríe a la vida y al trabajo. Su padre fue uno de los fundadores de la Cotup y ahora tres de sus hijos son conductores del transporte urbano comarcal

Ampliar Mari Cruz Velasco Sem, frente a una villavesa, en las cocheras de Ezkaba.
Mari Cruz Velasco Sem, frente a una villavesa, en las cocheras de EzkabaGarzaron
Publicado el 03/12/2022 a las 06:00
Mari Cruz era inmensamente feliz cuando subía de niña a la parada de la villavesa cerca de su casa en Cizur Menor. Conducía su padre y le llevaba hasta las cocheras de Ezcaba. Allí, acabada la jornada, regresaban a casa en coche. Aquellos viajes eran toda una aventura a través del cristal y sin dejar de mirar de reojo el volante que tanto le gusta. Adrián Velasco fue uno de los fundadores de Cotup, la cooperativa de transporte urbano de Pamplona. Ahora tres de sus hijos son conductores del Transporte Urbano Comarcal. Una de ellos, Mari Cruz, la pequeña de cinco hermanos. Suma ya quince al volante de la villavesa. “Quizás algo más, entré con 24, era marzo y en abril murió mi padre”, trata de describir Mari Cruz la evolución en Navarra y en especial en su ámbito laboral, desde aquellos años en que su padre fue conductor. “Entonces en mi trabajo era impensable que hubiera mujeres. Simplemente ni se planteaba, me parece y ahora somos muchas e incluso hay mujeres inspectoras en el servicio del transporte”, detalle en las cocheras de la calle Canal, en Ezcaba, la casa de las villavesas. Es miércoles de mediados de noviembre y ella tiene fiesta, pero se ofrece a ir para la entrevista. Su jornada laboral cuenta con una reducción de una hora. Está casada y es madre de dos niños de 8 y 11 años. De este modo puede elegir un horario, ella ha optado por el de mañana y trabaja cuatro días por semana, las ocho horas. Está contenta. Rota en las diferentes líneas. “Hay chóferes que se decantan por alguna ruta, a mí me gustan todas, un día vengo y me toca la 4, otro la 3... y así”, describe diáfana y con una sonrisa que parece eterna. Antes de la villavesa, Mari Cruz trabajó de camarera, de repartidora en una floristería, oficios que no llenaron como el autobús. “A mí esto me gusta, aunque días peores hay, como en todo”, convence. El futuro de Navarra confía en que sea “mejor y para vivirlo”.

DNI

Mari Cruz Velasco Sem nació en Pamplona el 13 de junio de 1982. Se crió en Cizur Menor, en una familia de cinco hermanos. Ella es la pequeña. Un hermano y una hermana mayores también son conductores del Transporte Urbano Comarcal y su padre, Adrián Velasco, fue uno de los fundadores de COTUP, la cooperativa de transporte urbano de Pamplona. Mari Cruz lleva 15 años como conductora de villavesas. Está casada y es madre de dos hijos, Adrián de 11 años, y Alex, de 8.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora