Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

MARCA NAVARRA

Estíbaliz Espejo, enfermera: humanizar los cuidados

Esta enfermera trabaja en la residencia de mayores de Lerín y forma a profesionales del sector en Atención Integral Centrada en la Persona 

Ampliar Estíbaliz Espejo, en la residencia Nuestra Señora del Pilar de Lerín, que pertenece a la asociación Lares Navarra.
Estíbaliz Espejo, en la residencia Nuestra Señora del Pilar de Lerín, que pertenece a la asociación Lares Navarra MONTXO A.G.
Actualizado el 04/12/2022 a las 10:24
Aunque nació en Vitoria e hizo un máster en Medicina Tropical en Barcelona porque su sueño era “viajar a África”, la vida guió sus pasos hace ya 15 años hasta Tafalla, el pueblo natal de su marido. Allí viven junto a sus dos hijos y allí se sigue viendo en un futuro, aunque eche de menos “las ventajas de una ciudad más grande como es Vitoria”. “Pero en Tafalla estoy en casa. La gente ha sido maravillosa conmigo y he hecho buenísimos amigos aquí”, sostiene la enfermera Estíbaliz Espejo.
Desde hace un par de años, trabaja en la residencia de mayores de Lerín. Recuerda la pandemia con verdadera “angustia”, porque además lo hizo desde un puesto de responsabilidad, al frente de la residencia Virgen del Castillo de Miranda de Arga, que tuvo que ser intervenida ante la expansión del virus. “No había personal, no se hacían PCR, no teníamos equipos de protección. A los residentes no se les derivaba al hospital y las familias no podían venir. Había que aislarlos. Estoy convencida de que ha muerto mucha gente de pena. Lo pasé tan mal que, cuando pude, dije: me voy a dar un respiro”, explica. De modo que hace dos años cambió su puesto de directora allí por el de enfermera en Lerín, en la residencia Nuestra Señora del Pilar.
Durante todo este año, ha estado volcada en impartir formación a los profesionales de los centros en Atención Integral Centrada en la Persona (AICP), un modelo de trabajo que busca “humanizar los cuidados”. “Se trata de dar a cada persona el valor que se merece, respetar sus decisiones sin juzgar y dejar a un lado el paternalismo”, detalla. La AICP es una metodología en la que Navarra “es una pionera”, valora, y reconoce la apuesta decidida por aplicarla. “Pero es verdad que Derechos Sociales ha empezado la casa por el tejado: lo primero, exigir”, cuestiona. No tiene ninguna duda de que el futuro de los centros de mayores se juega en ser “cada vez más un hogar y menos un hospital”.

Estíbaliz Espejo Zuazo nació en Vitoria el 9 de febrero de 1982, hija de Mila y Pedro.
Allí estudió Enfermería y allí tiene “a toda su familia”, pero conoció a un chico de Tafalla y “el amor” hizo el resto, de modo que vive en esta localidad desde hace 15 años. Tienen dos hijos, Eneko y Amaiur, de 10 y 5 años, respectivamente. Estudió un máster en Medicina Tropical y otro en Salud Pública, y fue directora de la residencia de Miranda de Arga durante 10 años. Después de la pandemia, “una época durísima”, quiso cambiar de rumbo profesional y aterrizó hace algo más de dos años en Lerín.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora