Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Empleo

Unos 50.600 navarros tienen que trabajar al menos un domingo al mes

Las personas que suelen trabajar los fines de semana padecen con más frecuencia trastornos del sueño, síntomas depresivos y problemas de sobrepeso

Ampliar La industria proporciona los salarios más elevados
Un trabajador de una fábrica, en una imagen de archivoArchivo
Publicado el 20/11/2022 a las 06:00
El merecido descanso dominical de la mayoría de la población es posible gracias a aquellos trabajadores que mantienen en movimiento la maquinaria económica. Casi uno de cada cinco ocupados en Navarra, el torno al 18% del conjunto de asalariados en los últimos cinco años, tiene que trabajar al menos un domingo al mes. Suponen unas 50.600 personas dedicadas a profesiones que, sí o sí, tienen que dar servicio como policías, bomberos o sanitarios, pero también, entre muchos otros, empleados de bares y restaurantes, gasolineras o cines y teatros.
Se trata de una cifra que no ha sufrido grandes variaciones en el último lustro, aunque sí que se aprecian cambios en la composición entre hombres y mujeres. El dato más reciente, correspondiente al año pasado, ellas superaron a los varones, ya que contabilizaron 25.800 trabajadoras en domingos frente a 24.700 trabajadores. Sin embargo, en los cuatro años anteriores, los hombres fueron sustancialmente más que las mujeres, con una ventaja máxima de 10.300 asalariados masculinos en 2017.
De las 50.600 personas con jornada laboral en el último día de la semana registradas durante el año pasado, la mayoría (75,1%) tuvieron que hacerlo dos o más veces al mes. Así, fueron 6.200 hombres y 6.500 mujeres los que trabajaron un único domingo al mes, a los que habría que sumar otros 18.600 hombres y 19.400 mujeres que les tocó en más de una ocasión al mes tal como consta en los datos del Instituto Nacional de Estadística.
Según reflejan los estudios publicados en torno a los efectos sobre las personas habituadas a trabajar los domingos, estas suelen tener más frecuentemente peores hábitos con mayor tendencia al tabaquismo, consumo de alcohol o la ingesta de alimentos poco saludables. Se aprecia también una mayor prevalencia de síntomas depresivos, así como más posibilidades de sufrir trastornos del sueño o sobrepeso.
EFECTOS EN LA VIDA FAMILIAR
La dificultad para lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal entre las personas con horarios atípicos, que engloban a quienes cambian de turnos, el trabajo nocturno y en domingos y festivos, contribuye al aislamiento social debido a las dificultades para compatibilizar los horarios con familiares y amistades. Quienes tienen hijos, suman a ello las complicaciones para compartir tiempo en el seno de la familia, lo que reduce la interacción entre los miembros del hogar. Por todo ello, es frecuente que este tipo de trabajadores vea limitada su sociabilidad y, consecuentemente, una disminución del tiempo de ocio.
El riesgo a padecer este tipo de anomalías se incrementa cuantos más años acumule el trabajador sometido a horarios atípicos. Todo ello lleva a que buena parte de la población ocupada prefiera encontrar un empleo con jornada de lunes a viernes y horario fijo, factores que facilitan la planificación del ocio y la conciliación de la vida laboral y familiar.
Con todo, cada vez resulta más frecuente que ocupaciones que tradicionalmente libraban los fines de semana comiencen a hacerlo. La normativa establece que solo existe la obligación de trabajar los domingos si así lo contempla el contrato que formaliza la relación laboral. En estos casos, el empleado no puede negarse y, en caso de hacerlo, puede ser sancionado por la empresa. Aquellas personas cuyos contratos no contemplen esta posibilidad pero que vengan trabajando los domingos habitualmente tampoco pueden negarse. Por último, no existe obligación legal para compensar de forma especial a aquellos empleados que haya sido contratados solo para los domingos.
Personas que trabajan en domingo en Navarra
Personas que trabajan en domingo en NavarraDN
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora