Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Terrorismo

Víctimas piden poner fin a la “asfixiante” presencia de ETA en el norte navarro

En una jornada organizada por Covite alertan del “peligro” para las nuevas generaciones de la legitimación del terrorismo en las calles

Ampliar Desde la izquierda, Julio Vidaurre, Consuelo ordóñez (presidenta de Covite) y José María Lobato.
Desde la izquierda, Julio Vidaurre, Consuelo Ordóñez (presidenta de Covite) y José María LobatoJosé carlos Cordovilla
Actualizado el 16/11/2022 a las 20:06
Víctimas del terrorismo reunidas por Covite este miércoles en Pamplona reclamaron que se ponga fin a la presencia “asfixiante” de ETA en las calles de muchos pueblos del norte de Navarra, convertidas en un “campo de batalla por el relato”. El mensaje lo lanzó la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Consuelo Ordóñez, junto a otras dos víctimas, José María Lobato, herido en un atentado de ETA en San Sebastián, y Julio Vidaurre, hijo de Jesús Vidaurre Olleta, asesinado por ETA en el año 1980 en Pamplona.
Consuelo Ordóñez, hermana del concejal del PP Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en San Sebastián en 1995, advirtió frente al peligro que supone hoy para las nuevas generaciones crecer en unos pueblos “temáticos”, “viendo todos los días al salir de casa las fotografías de unos señores que se creen que son sus héroes, sus referencias, pero no, uno murió al estallarle la bomba que iba a colocar, otro lo hizo rodeado de su familia en casa y otro cumple prisión de cárcel por los asesinatos que cometió”. La presidenta de Covite, quien se sintió aliviada por el paulatino cese de los homenajes a víctimas de ETA, “no por convencimiento, sino por pura estrategia política de la izquierda abertzale”, lamentó “la legitimación” del pasado terrorista de ETA en las calles de muchos pueblos, especialmente del norte navarro.
José María Lobato, herido con un tiro de escopeta siendo escolta de la concejal del PP Elena Azpiroz, aseguró, por su parte, que “no asombra nada que haya dinámicas de homenaje y reconocimiento a quienes han sido nuestro victimarios porque esas viejas estructuras que sirvieron para justificar el terrorismo siguen vigentes hoy y no ha habido voluntad política para desmantelarlas”.
A su vez, Julio Vidaurre, cuyo padre fue asesinado con un tiro en la nuca en un doble atentado en la plaza de San Francisco de Pamplona, afirmó que las calles “son un campo de batalla por el relato que no estamos afrontando como sociedad”. Lamentó que la legislación no está muy bien definida en este aspecto y advirtió que frente a la “sagrada” libertad de expresión “no todo vale” en algunos actos donde se produce la exaltación de ETA. “Si piden un espacio hay que dárselo, pero a posteriori hacen lo que hacen y es muy doloroso para las víctimas”, señaló.
SOBRE BARRIONUEVO Y LOS ASESINATOS DE ETA SIN RESOLVER
En la mesa redonda en la que debatieron las víctimas del terrorismo, dentro de la jornada organizada por Covite, se habló de otros asuntos, como las polémicas declaraciones del exministro socialista José Barrionuevo. Tras rechazarlas, Consuelo Ordóñez aseguró que no le preocupan “porque sé que Barrionuevo no tiene ningún apoyo social, no hay detrás una estrategia, lo que me preocupa -añadió- son las declaraciones que hacen todos los días los líderes de la izquierda abertzale y a las que toda la sociedad se ha acostumbrado y nadie reacciona ante ellas”.
También fue muy crítica Ordóñez con la existencia de casi 400 asesinatos de ETA sin resolver. “La justicia de este país ha fracasado con las víctimas del terrorismo” y mostró su desazón por el sobreseimiento de numerosos casos por la Audiencia Nacional “sin apenas una investigación”. Un hecho que, según afirmó, Covite va a documentar y denunciar en un futuro. En este sentido, la presidenta de Covite mostró su “indignación” porque desde la Asociación de Víctimas del Terrorismo se haya considerado que sus palabras sobre la justicia “son muy peligrosas”

Advierten frente a la herencia de ETA en el sur de Francia

El ciudadano francés Gérard Oyhamberry, comprometido con la memoria del terrorismo, advirtió ayer sobre la “herencia ideológica y de sentimientos” que ha dejado ETA en una “minoría muy activa” de la ciudadanía vasco francesa. “A mí me parece que sería muy importante desactivarla, pero el problema es que funcionan como un pensamiento único frente a una mayoría de la gente que es bastante indiferente y somos cuatro gatos para intentar resistir” apuntó.
Oyhamberry afirmó que en la parte española “hay mucha gente que quiere pasar página, pero allá en Francia no es que la gente quiera pasar página, sino que es indiferente. La mayoría no sabe casi nada de lo que pasó hace 30 o 40 años”.
Oyhamberri participó ayer en la XX Jornada Anual del Colectivo de Víctimas del Terrorismo, en la que se abordaron algunos de los principales retos relacionados con el escenario de posterrorismo de ETA, especialmente la cuestión de la deslegitimación del terrorismo. Al acto, entre otros, asistieron el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; el vicepresidente primero del Ejecutivo foral, Javier Remírez; la consejera de Relaciones Ciudadanas del Gobierno de Navarra, Ana Ollo; y representantes de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai. también participó el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, Martín Zabalza.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora