Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Delitos informáticos

"Aumento exponencial" de violencia en la infancia por irrupción de las redes sociales

Expertos llaman a las familias a “acompañar a sus hijos” y a no confiar exclusivamente en herramientas como el control parental

Ampliar Por la izda., la moderadora, Juan Santiago, Diana Díaz y Amaya Morlans
Por la izda., la moderadora, Juan Santiago, Diana Díaz y Amaya Morlans
Publicado el 16/11/2022 a las 06:00
Juan Santiago es policía foral, agente primero adscrito al grupo de Delitos Informáticos del cuerpo. Su labor le lleva a tratar de cerca con menores, no sólo en el ámbito de las denuncias, sino también en el de la educación a través de charlas en centros. Este contacto le ha servido para extraer algunas conclusiones que no van a servir para tranquilizar a las familias con hijos pequeños. La primera: que los niños a ciertas edades son “fácilmente manipulables” una vez que te ganas su confianza. La segunda, que suponemos a las generaciones que nos suceden un dominio del espacio digital que no es tal, al menos a la hora de prevenir situaciones de riesgo. “Hablamos de los nativos digitales, pero cuando les dejamos solos, aislados en las tecnologías, lo que son es huérfanos digitales. Familias, acompañen al menor, de forma continuada y cuanto antes, mejor”, transmitió. Hay herramientas, como las aplicaciones de control parentales que se pueden instalar en los dispositivos que usa el menor, que pueden servir de ayuda. “Pero no lo fiemos todo a eso, el buen uso de la tecnología no se transmite sólo con cacharros. El mejor filtro empieza en casa y se materializa en la calle. Nuestras charlas están muy bien, pero son algo efímero”.
Otra constante más: muchas veces los padres y madres sólo se conciencian cuando el problema ya se ha producido. Hasta entonces, sigue sin asumirse que “abrir una pantalla es como abrir la puerta de tu casa”. Y que “el mundo digital es un vivo reflejo del real”. “Pero es algo que no hemos interiorizado todavía”, lamentó, invitando a los padres y madres a “formarse” y ser “proactivos” para anticiparse. “Porque nosotros investigamos los delitos, pero es complejo y nos chocamos con muchas fronteras”, admitió.
No es que Santiago sea especialmente alarmista. El panorama que pintaron ayer los distintos ponentes de una jornada dedicada a la infancia organizada por el Gobierno de Navarra no es nada halagüeño. Los datos reflejan “un crecimiento exponencial” de la violencia contra los menores en los últimos años de la mano de la irrupción las redes sociales: ciberacoso, sexting (envío de material sexual pornográfico), sextorsion (extorsión mediante imágenes sexuales) o groming (acoso sexual digital). En ocasiones los victimarios son adultos, pero no en pocas los causantes son también menores de edad.
FUNDACIÓN ANAR: 138 INTERVENCIONES GRAVES
Diana Díaz es la directora de ANAR, la fundación creadora del teléfono y chat de ayuda gratuitos dirigidos a niños y adolescentes (900 202 010/166 111), con la que el Gobierno de Navarra tiene un convenio de colaboración anual. Díaz compartió ayer mesa redonda con el agente y ofreció algunas cifras. En el año 2021, ANAR recibió 7.511 peticiones de ayuda en Navarra, de los cuales 138 resultaron ser casos graves. “Se hicieron 486 derivaciones a profesionales de esta comunidad, 30 de ellas a la policía”, cuantificó.
En cuanto al nivel de urgencia y gravedad de las situaciones atendidas, estas son “cada vez mayores”. Además, destacó Díaz que en muchas ocasiones son “situaciones que se enquistan y cronifican, con las consiguientes consecuencias emocionales”.
El motivo principal de peticiones de ayuda recibida es la violencia, en sus distintas manifestaciones. La más frecuente es el maltrato físico, seguida del psicológico, las agresiones sexuales, el acoso escolar, el ciberbullying, la violencia de género, el abandono, el grooming (acoso sexual digital), o la expulsión del hogar. Entre los problemas psicológicos, destacan las ideaciones suicidas o los intentos consumados, seguidos de las autolesiones y las adicciones.
NORMALIZACIÓN DE LA VIOLENCIA Y EL CONTROL
Amaya Morlans, consultora de Memorandum Multimedia y experta en tecnología digital, fue igual de tajante. “Las cifras son realmente tremendas”. Como la que dice que el 80% del total de acosos a menores ya se producen a través de Internet. “No sean incultos digitales”, reclamó a los padres y madres. “Estén encima, supervisen”. Desde ANAR pedían también “fomentar el pensamiento crítico y la confianza con los menores”. “Muchos no hablan por el miedo a la reacción de los padres”.
A juicio de Morlans, uno de los mayores riesgos es “la normalización de la violencia” que se ha producido en el ámbito digital. “El primer nivel de violencia, el control, está muy normalizado en las relaciones adolescentes. Los referentes culturales que tenemos alientan a que parezca que eso es lo deseable, porque parece que te quiere más si lo hace”.
Coincidían Díaz, de ANAR. “Se tiene mucha conciencia intelectual de lo que tiene que ser la igualdad, pero eso no se traslada a unas relaciones afectivas saludables. Que les controlen la ropa, el tiempo de ocio, las amistades se convierte en el día a día. Y la violencia de género va en escalones, no empieza por la bofetada”. Juan Santiago tiene la misma percepción. “Me sorprenden las actitudes machistas en la juventud. Creemos que tienen un espíritu más abierto pero lo que vemos en las redes no es eso para nada. Es brutal la proliferación de páginas machistas”, lamentó.
El consumo de pornografía es, a juicio de Morlans, uno de los factores a tener en cuenta. “El porno es machista, denigrante y fomenta la sumisión y la violación como patrones de normalidad”, opinó. “Educa la pornografía porque a las familias les sigue dando miedo hablar de sexualidad”, apuntó Diana Díaz, que puso el énfasis en que “todo lo que tiene que ver con violencia sexual aumenta”, tanto en el mundo real como en el digital.

326 casos de sospecha de violencia contra la infancia el año pasado
​El Secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, fue el encargado de inaugurar la jornada, en la que señaló que “el año pasado el Registro Unificado de casos de sospecha de Maltrato Infantil contabilizó 21.521 notificaciones de situaciones de violencia contra la infancia, de las cuales 326 se produjeron en Navarra”. Álvarez felicitó a Navarra por la nueva Ley Foral 12/2022 de Atención y Protección a niños, niñas y adolescentes y de Promoción de sus familias, derechos e igualdad y también destacó que “Navarra tiene uno de los mayores porcentajes de niños y niñas del sistema de protección en acogimiento familiar del conjunto del Estado”, siendo solamente 17 menores los que vivían en recursos residenciales a finales de 2021.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora