Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Balance

El ‘agosto’ de las heladerías

Después del verano, el balance de ventas en las heladerías de Navarra es más que positivo. La vuelta a la normalidad y el calor han animado a las familias y a los jóvenes a disfrutar de un aperitivo refrescante con una gran variedad

Ampliar Helado
Unos niños esperan con ganas que les sirvan su heladoArchivo
  • Ainhoa Briceño
Publicado el 28/08/2022 a las 06:00
Pasear por la ciudad, al filo del atardecer... y tomar un refrescante helado en compañía. Las tardes idílicas de verano están llegando a su fin después de tres meses de buen tiempo. Con el cierre de la temporada, las heladerías hacen un balance positivo de un estío que ha estado protagonizado por el fin de las restricciones y un calor sofocante.
Un verano “maravilloso”, como valora Lucía Agorreta, de la Heladería Nalia de Pamplona. “Ha hecho un tiempo buenísimo y ha habido una cantidad tremenda de turistas”, señala. “Las ganas de salir y el turismo han animado las ventas”, indica Ana Larramendi, una de las hermanas que regenta la heladería que lleva su apellido en la capital navarra.
No sólo los negocios artesanales de Pamplona han tenido trabajo este verano, también por el resto de Navarra. La Heladería Lerma de Estella tuvo su mejor periodo durante las fiestas patronales de la localidad, a principios de agosto.
A pesar de que ha habido temperaturas extremas, el número de consumidores no ha disminuido. Según explica Larramendi, las olas de calor sólo afectaron al cambio de horario en la venta de sus productos. “En vez de por la tarde, la gente salía a la calle después de cenar, sobre las nueve y media y hasta las once de la noche”, indica.
En cuanto a los sabores más solicitados, ganan los clásicos y crece la demanda de productos secundarios . “Los que más se venden son los helados de yogur o avellana, aunque muchos de los turistas se han animado a probar novedades”, cuenta Lucía Agorreta.
La Heladería Larramendi destaca la acogida de un nuevo sabor, el de tarta de queso con limón, y la venta de horchata estas semanas. “Hemos vendido mucho más que otros años, sobre todo por los turistas de la zona del Mediterráneo, que tienen más costumbre de tomar horchata. Por otro lado, tiene menos azúcar y es más refrescante que un helado porque este suele dar sed”, comenta. Mientras, la Heladería Lerma destaca la compra de granizados.
MÁS CARO, MISMAS VENTAS
El incremento del coste de la vida se ha trasladado también a las heladerías. Los precios han aumentado respecto al año pasado a causa de unos insumos más caros.
Nos ha subido la materia prima, la luz y el plástico, porque ahora las cucharillas tienen que ser biodegradables y la mayoría se fabrican con maíz, un recurso que proviene principalmente de Ucrania”, apunta Ana Larramendi. La cantidad promedio del precio de un helado es de 2,60 euros.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE